Mal tiempo hasta el viernes: se esperan importantes acumulados

Las lluvias y lloviznas se generan a partir de la saturación del aire en las capas bajas de la atmósfera.

Por
En el recorte de imagen satelital, no se observan nubes de gran desarrollo.

En el recorte de imagen satelital, no se observan nubes de gran desarrollo.

18deJuliode2018a las09:29

Desde la tarde noche de ayer el incremento de humedad condujo a un nivel de saturación ambiental, el cual favoreció los niveles de condensación fortaleciendo el estrato de nubes bajas y fomentando el despliegue de lluvias débiles y lloviznas.

Por otra parte, se ha venido fortaleciendo la formación de un sistema de baja presión que desde el litoral descenderá hacia el sur durante los próximos días. El mismo no ha llegado a su mayor intensidad, pero el aumento de los vientos del este ya se siente con sobre el sudeste de Buenos Aires y la costa rionegrina.

Este ciclón, mantendrá el mal tiempo al menos hasta el viernes y debido a la persistencia, habrá zonas con importantes acumulados pluviales. Durante gran parte de la noche de ayer y la madrugada de hoy, casi todo el territorio bonaerense recibió precipitaciones en forma de llovizna o lluvias débiles.

Al mismo tiempo sobre las provincias del centro y la Mesopotamia las nieblas y neblinas, evidencian los altos niveles de humedad que han ganado gran parte del país.

En el recorte de imagen satelital, no se observan nubes de gran desarrollo. Las lluvias y lloviznas se generan a partir de la saturación del aire en las capas bajas de la atmósfera. Pueden aparecer zonas donde temporariamente la capa estratiforme se rompa, pero esta circunstancia no es sostenible en este contexto.

Se espera que con el correr de las próximas jornadas, la masa de aire aumente su inestabilidad a medida que se potencie el sistema de baja presión. Desde hoy y hasta el comienzo del sábado, en el centro sur de la provincia de Buenos Aires y el este de Río Negro, pueden concretarse lluvias de entre veinte y cuarenta milímetros. Las lluvias no serían tan importantes en el noreste de Buenos Aires, pero se incrementarían sobre ER y Corrientes donde podrían alcanzar montos de hasta cincuenta milímetros. Desde esta zona las precipitaciones decantan en forma decreciente hacia el oeste.

Temas en esta nota

Seguí leyendo