¿Qué hacer con las malezas?

La problemática crece. Con la nueva campaña en la cabeza, las malezas resistentes se vuelven la primera cuestión a tener en cuenta.

Por |
23deAgostode2018a las10:32

"Cuatro de cada diez productores van a hacer algo para controlar el yuyo colorado" explica Fernando García Frugoni, del Proyecto Malezas de CREA luego de relevar esa información de datos nacionales publicado en Julio. "Amaranthus aparace en la mitad de los lotes CREA y los productores van a hacer alguna práctica específica en todo el país. Es muy importante esto ya que la evolución del yuyo colorado es impactante. Es una problema similar a lo que pasó en Estados Unidos, y había gente que anunció que esto iba a pasar. Es una especie que encuentra muchas facilidades de inseminación y adaptación a sistemas de cultivos de verano como los nuestros y se viene expandiendo a una velocidad muy importante" explica el especialista en malezas de CREA.

Al mismo tiempo, Frugoni compara nuestra realidad con otros países, y señala: "Si uno suma las otras malezas, entre todas son más que el yuyo colorado, a diferencia por ejemplo de lo que pasa en Estados Unidos es casi todo el problema. En nuestro país las gramíneas son un problema mayor, pero como son varias especies, se nota menos, pero sumadas el problema es un temor". 

Importancia de los cultivos de cobertura

Consultado por la importancia que tienen los cultivos de servicio para mitigar la aparición de malezas y competirles, Frugoni responde analizando la última campaña, donde esto no se dio por las condiciones climáticas en muchos sectores de nuestro país: "Los cultivos de cobertura están mostrando que hay un montón de servicios ecosistémicos que aportan estos cultivos que no son sólo de cobertura. Aportan mucho. Yendo a malezas, está demostrado que gran parte de las especies propias, los cultivos de cobertura bajan la frecuencia de nacimiento, hace que nazcan menos malezas y mueven la curva de nacimiento para atrás. Al bajarlo, mirando lotes con y sin, ves que la que nació antes, que no tuvo cobertura, tiene un desarrollo de planta más importante que el que nació después.

Lo que se ve comparando: menos nacimientos de plantas en los cultivos de cobertura y menos desarrollo porque nacieron más tarde. Lo que pasó este año con la sequía, es que los cultivos de cobertura usan recursos. Esto implica que voy a estar sacando recursos, y cuando yo mate ese cultivo, tiene que ser con suficiente anticipación para que se vuelva a recargar el perfil de agua y me devuelva los recursos que yo le quiero dar al cultivo principal. Ante la falta de agua, los lotes fueron afectados por eso. No quiere decir que la cobertura no sirva, sino aprender a manejarla". 

Temas en esta nota

Seguí leyendo