Preocupa el impacto de las retenciones en naranjas, mandarinas y pomelos

En el NEA este sector ya venía golpeado e intentaba recuperarse. La medida también afectará a la cadena del limón en Tucumán.

Por
05deSeptiembrede2018a las08:38

La definición es contundente. “A nivel macroeconómico, las retenciones son un manotazo fácil a un recurso seguro y que van en contra del concepto de que hay que desarrollar el sector externo y generar divisas. La verdad es que desalienta a algunos y deja fuera de competencia a otros”, advierte José Carbonell, presidente de la Federación Argentina de Citrus (Federcitrus).

La Argentina, con eje en Tucumán, es el primer productor y exportador mundial de limones en sus distintas variantes: fruta fresca, aceite esencial (de alto valor), cáscaras deshidratadas y jugos.

“En este rubro, la medida afecta, lógicamente, pero lo más grave es el impacto en la producción de naranjas, mandarinas y pomelos en el NEA, que vienen de años muy complicados y comenzaba a recuperarse”, planteó Carbonell.

El presidente de Federcitrus explicó que la competitividad de los limones tucumanos -se exporta el 95% de la producción- se logró después de décadas de inversión en tecnología, manejo fitosanitario y apertura de mercados.

Por las retenciones a las exportaciones, alertan que es inviable producir cultivos especiales

Frente a quienes plantean que la escalada del dólar compensa, con margen, los derechos de exportación, explica que la mayoría de los costos están dolarizados (por ejemplo, el combustible, los agroquímicos y los repuestos).

“Una vez más nos piden un esfuerzo para lograr equilibrio fiscal, que es temporario, aseguran, lo que esperamos es que no sea para mantener la ineficiencia del gasto público”, concluyó Carbonell.

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo