¿Vuelven las lluvias?

Los pronósticos auguran que durante el fin de semana, y hasta el martes, se desarrollarán lluvias en sectores puntuales de la zona agrícola.

Por |
14deSeptiembrede2018a las15:06

La inestabilidad y las precipitaciones reaparecen durante el sábado. De todos modos, el nivel de actividad aún no es suficiente como para que se desarrollen tormentas destacadas. Dicho esto, igualmente se perfila una seguidilla de jornadas que alternarán lluvias débiles y mejoramientos temporarios. No se espera una gran provisión de agua para Córdoba y en zonas del centro noreste. 

Próximas semanas

Los vientos rotarán al sector norte, aportando abundante humedad atmosférica y nubosidad, causando un ascenso térmico que producirá temperaturas máximas superiores a lo normal para la época. Paralelamente, se producirá el paso de un frente de Pampero, que provocará precipitaciones de variada intensidad sobre la mayor parte del área agrícola, a excepción de su porción centro-este.

En la segunda semana, los vientos del norte provocarán precipitaciones de frente caliente, que se concentrarán sobre el este del área agrícola, mientras que la mayor parte de su extensión registrará valores escasos. 

Estados Unidos

La perspectiva comenzará con la entrada de vientos del sector sur, provocando temperaturas máximas superiores a lo normal en la mayor parte del área agrícola norteamericana, incrementando la demanda de riego y el estrés en los cultivos reproductivos de verano, las pasturas y el ganado. Posteriormente, el Huracán Florence, impactará sobre las Carolinas y gran parte de Virginia, afectando el sudeste del área agrícola, provocando precipitaciones abundantes a muy abundantes en el sudeste del Cinturón Maicero y gran parte de la Región Sudeste, mientras que el resto de su extensión recibirá precipitaciones de variada intensidad. 

¿Cómo impacta el clima en los mercados?

En el mercado internacional la semana estuvo signada por un nuevo incremento por parte del USDA en la estimación de rindes para la cosecha de EE.UU. 

En tanto, en nuestro país el trigo sigue condicionado por la falta de lluvias que hasta el momento no logró cubrir las necesidades. Por otro lado, la falta de humedad también condiciona el arranque de la siembra de maíz. Hacen falta 20 mm para desplegar la implantación en la zona núcleo. Por último, debemos destacar también que bajo el nuevo esquema de retenciones hubo un traslado de hectáreas de maíz a soja de cara al nuevo ciclo.

Reservas de humedad

Disminuyen los excesos hídricos en el noreste entrerriano. En el núcleo triguero sur los almacenajes estimados son adecuados a óptimos. En Córdoba se extiende al este el área con reservas escasas a deficitarias para lotes de fina.

Temas en esta nota

Seguí leyendo