Semana inestable y con lluvias generalizadas

La semana estará caracterizada por la presencia de lluvias, chaparrones y tormentas de variada intensidad que se irán desplazando de sur a norte en el comienzo de la semana.

Por
Pronóstico para el martes.

Pronóstico para el martes.

29deOctubrede2018a las14:10

Las marcas térmicas se van a mantener moderadas, especialmente los valores máximos, que se verán acotados por la presencia de la nubosidad y de las precipitaciones previstas. Mientras tanto, las mínimas serán elevadas a nivel general, aunque se prevé que durante el miércoles y jueves se observe un descenso moderado, y si bien no se prevé que se alcance el riesgo de heladas para el sur de la provincia de Buenos Aires, los valores serán muy bajos para la época del año, con un promedio que podría oscilar cercano a los 5 o 6ºC.

Luego, las marcas térmicas volverán a presentar un ascenso marcado de los registros mínimos durante el viernes y sábado, que coincidirá con el momento en el que se prevén las precipitaciones sobre el centro del país.

Resto del día

Las lluvias y tormentas se concentrarán sobre la porción central del país, especialmente sobre las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Mendoza, San Luis y el sur de las provincias de Córdoba y Santa Fe. También alcanzarán la porción norte de la región patagónica, con algunas precipitaciones de débil a moderada intensidad. Cabe destacar que los acumulados esperados se mantendrían entre 10 y 20mm, con núcleos aislados que podrían alcanzar los 40mm. En tanto, sobre la franja norte del país se observarán condiciones más estables, aunque la nubosidad será importante, no se prevén precipitaciones a lo largo del lunes.

Martes 

Las precipitaciones se desplazarán algunos kilómetros más al norte, por lo que el área que abarcarían las precipitaciones se extendería desde Mendoza, pasando por San Luis, Córdoba, norte de La Pampa, Buenos Aires, centro y sur de Santa Fe y Entre Ríos, con fenómenos moderados, que puntualmente podrían alcanzar una intensidad más importante, especialmente sobre el norte de Buenos Aires y el sur de Santa Fe. Los acumulados previstos rondarían entre los 10 y 20mm, con picos máximos de hasta 60mm, aunque los mismos serían puntuales y aislados. Mientras tanto, sobre el norte patagónico, todavía podrían quedar algunos remanentes sobre Río Negro, aunque con fenómenos muy débiles y aislados.

Miércoles

Se prevé que las precipitaciones sigan desplazándose hacia el norte, por lo que el área que recibirá lluvias y tormentas de variada intensidad, se concentrarán desde el este de Salta, Tucumán, Santiago del Estero, centro y norte de Santa Fe, Chaco, Formosa, Misiones, Corrientes y el norte de Entre Ríos, con los núcleos de tormentas más significativas sobre el norte del Litoral, junto con Paraguay y Brasil, que también podrían recibir importantes tormentas. Mientras tanto, sobre la porción central del país se observará una situación de tiempo relativamente estable, con la presencia de una masa de aire más frío y seco, lo que favorecerá a presentar condiciones de estabilidad, con menor cobertura nubosa. Por último, se destaca que, sobre toda la franja oeste, especialmente oeste de Cuyo y noroeste de la región patagónica, se observarán algunas precipitaciones en forma de lluvias y chaparrones dispersos.

Jueves

Se podrían destacar dos sectores con precipitaciones, uno de ellos, ubicado sobre el noreste argentino, que será el sistema mencionado con anterioridad que seguirá desplazándose hacia el noreste, con los núcleos de lluvia y tormenta sobre Chaco, Formosa, norte de Corrientes y Misiones. No se descartan algunas tormentas de moderada a fuerte intensidad, especialmente sobre Misiones, Paraguay y Brasil, donde podrían registrarse algunas tormentas puntualmente muy fuertes. Mientras tanto, un nuevo núcleo de precipitaciones comenzará a surgir desde el centro y norte patagónico, donde se desarrollarán algunas lluvias y lloviznas que abarcarán a Río Negro, Neuquén y podrían alcanzar el extremo sudoeste de la provincia de La Pampa.

Viernes

El sistema ubicado sobre el noreste argentino abandonará el territorio nacional, por lo que las precipitaciones asociadas a ese sistema se desarrollarán sobre Paraguay y Brasil, mientras que sólo Misiones podría recibir alguna tormenta dispersa. En tanto, el nuevo sistema frontal frío ubicado en el sector patagónico alcanzará la franja central desarrollando lluvias y tormentas sobre La Pampa, Buenos Aires, Río Negro, Neuquén, sur de Mendoza y extremo sur de San Luis. Se estima que estas tormentas se potencien sobre el centro-oeste de Buenos Aires, donde los acumulados más significativos podrían alcanzar los 40 a 60mm.

Fin de semana

Se espera que las precipitaciones se desplacen desde el centro del país hacia el norte del territorio nacional, provocando fenómenos de variada intensidad. Las precipitaciones podrían dejar acumulados moderados, ya que oscilarán entre los 10 y 30mm, con algunos sectores aislados y puntuales que podrían registrar acumulados en el orden de 50mm.

Temas en esta nota

Seguí leyendo