Se abre una ventana de 24 días que podría cambiar el rumbo en el precio de la soja

El conflicto comercial entre Estados Unidos y China entrará este mes en un periodo clave que potencialmente podría derivar en definiciones.

Por |
¿Una oportunidad alcista para la soja?

¿Una oportunidad alcista para la soja?

01deNoviembrede2018a las07:56

El conflicto comercial entre Estados Unidos y China entrará este mes en un periodo clave que potencialmente podría derivar en definiciones.

Arlan Suderman, economista Jefe de INTL FCStone, comentó que el periodo entre el 6 de noviembre, fecha de las elecciones legislativas en Estados Unidos, y el encuentro que tendrán el presidente Trump y Xi Xiping en Buenos Aires el 30 de noviembre, será una opotrunidad para un acercamiento entre ambos países, protagonistas de la guerra comercial.

"China está esperando el resultado de las elecciones legislativas del 6 de noviembre y ver como sale Trump", destacó Suderman. "Trump verá si sale fortalecido, lo que le va a permitir mantener su postura para lograr un acuerdo conveniente para el país del norte. Caso contrario, si sale debilitado buscará cerrar lo que pueda".

"Serán 24 días críticos para ver si la guerra comercial se resuelve, o si va durar mucho mucho tiempo más", agregó Sunderman.

De hecho, Trump publicó en su cuenta de Twitter: "Acabo de tener una larga y muy buena conversación con el presidente Xi Jinping de China. Hablamos de muchos temas, con un fuerte énfasis en el comercio. Esas discusiones avanzan muy bien con las reuniones programadas en el G-20 en Argentina".

Esto genera fuertes subas actualmente para la soja en el mercado de Chicago, que opera con un avance superior a los US$ 7 la tonelada.

Ver también: La soja vuelve a sentir la presión de la guerra comercial

El economista de INTL FCStone señaló que las bases del conflicto radian en una competencia para definir quién es la potencia mundial, tanto en materia economica como militar: "China que está decidido a ser una potencia en el mundo, por ello busca desgastar a Trump hasta que se vaya de la Casa Blanca". Del otro lado, Trump no quiere dar el brazo a torcer.

El hecho es que esta oportunidad de alcanzar un acuerdo entre ambas partes podría no repetirse en un futuro cercano: "Si no hay acuerdo el conflicto seguirá por un largo tiempo".

Cabe destacar que Suderman considera poco probable que ambas partes alcancen un acuerdo en este periodo. Un escenario que podría cambiar bajo dos condiciones:

  • Que el presidente de China pierda apoyo del partido comunista por el impacto en la economia del conflicto
  • Que el presidente de Estados Unidos salga debilitado de las elecciones legislativas del próximo 6 de noviembre

Por el momento, este conflicto entre el mayor comprador de soja a nivel global y el mayor comprador abre un nuevo escenario lleno de interrogantes sobre cómo quedará delineado el mercado global de la oleaginosa.

En este sentido, el gigante asiatico busca comprar soja desde otros origenes e incluso podría cambiar la dieta de los cerdos, el principal destino de las importaciones de poroto.

Datos aduaneros de China mostraron que durante el mes de septiembre las importaciones de soja brasileña aumentan un 28% contra el año anterior. Reuters informó que los compradores chinos importaron 7,59 millones de toneladas de soja brasileña en septiembre, frente a los 5,94 millones de toneladas de hace un año. De esta forma, Brasil representó el 95 por ciento del total de 8,01 millones de toneladas importadas en septiembre, comparado con el 73 por ciento en el mismo período del año pasado.

Por otro lado, las importaciones de soja desde Estados Unidos fueron de 132.248 toneladas, en comparación con las 937.000 toneladas de septiembre del año pasado.

Algunas estimaciones indican que China debería reducir el consumo de soja en 24 millones de toneladas. En este sentido, Suderman considera que será dificil para el gigante asiático reducir de tal manera el consumo, pero que las fuerzas del mercado podrían no dejar otra alternativa. En este sentido, una alternativa es que compren una mayor cantidad de maíz: "En Brasil el maíz se sembró temprano y a partir de enero China podría comenzar a comrprarle".

Ver también: Los 5 puntos de uno de los mayores conflictos comerciales

Impacto local del conflicto

Ricardo Passero, hizo un análisis de la situación del mercado local: “Atravesamos una tormenta perfecta en el 2018 con la caída de la producción local de cerca de 30 millones de toneladas en maíz y soja, el conflicto entre Estados Unidos y China, la devaluación y la vuelta de las retenciones.  En el 2019, vamos a tener que aprender a seguir bailando debajo de la lluvia”.

“Eperamos una recuperación de la producción en el 2019. En el complejo sojero el escenario es disruptivo con una exportación que tiene mayor capacidad de pago que la industria, consecuencia del conflicto China y Estados Unidos, y la desaparición del diferencial en materia de derechos de exportación. Hoy parece ser negocio moler soja en el resto del mundo, con márgenes de molienda creciente. En Argentina la situación es diferente. La industria está afectada para defender el poroto para molienda, estamos importando soja de Estados Unidos y exportándosela a China.  Estamos compitiendo con orígenes con márgenes de molienda muy superiores, y la harina de soja en nuestro principal producto de exportación”.

“El 2019 es un año electoral primarias el 11 de agosto, elecciones el 27 de octubre y segunda vuelta el 24 de noviembre. El productor va a tener que estar atento a las oportunidades que el mercado brinde y crecer en el manejo de herramientas que le permitan manejar con eficiencia el riesgo precio, buscando maximizar su ingreso en un entorno macroeconómico complejo”.

Ver también: Implicancias para la agroindustria argentina

Temas en esta nota

Seguí leyendo