Miel de uva: el producto salteño que cautiva el paladar de los argentinos

Se puede utilizar para endulzar el té o el mate. La variedad con nueces, almendras y maní es ideal para acompañar quesos, helados o postres.

Por |
La miel de uva es de origen vegetal, la cocción muy suave hace que mantenga el sabor y todas las propiedades antioxidantes.

La miel de uva es de origen vegetal, la cocción muy suave hace que mantenga el sabor y todas las propiedades antioxidantes.

09deNoviembrede2018a las08:40

Desde ferias nacionales hasta kioscos saludables, algunos asocian su sabor al Kero y otros, a las mielcitas. Miel de uva Tahuainti es un emprendimiento familiar salteño dirigido por Gabriela Taglioli que se inició hace once años y hace tres, logró tener las primeras habilitaciones como un establecimiento formal.

Se habla mucho de emprender, lo cierto es que del dicho al hecho hay un gran trecho. Al respecto Agrofy News consultó a Taglioli sobre el combo de cualidades que según su experiencia, debe reunir un emprendedor.

“Lo que siempre motiva a un emprendedor es pasión por lo que haceperseverancia y empuje”. Personalmente, confesó: “Una cualidad fundamental que me acompaña día a día es la innovación, saber que a partir de un  producto o de un fruta como la uva se pueden generar tantas cosas”.

Creatividad en la cocina

Tagliogli tiene 42 años, es madre de cuatro hijos y de profesión, docente de Arte. Hace más de una década decidió volcar su faceta creativa a la gastronomía. “Tiempo atrás por la situación económica y por una revolución personal quise generar algo propio, y que mejor que crearlo con la miel de uva, un producto que ya lo trabajaba mi familia”.

La receta de la miel de uva, la heredó de su abuela. Si bien su padre ya la elaboraba, Taglioli decidió agregarle valor y pasión. “Le puse una marca. Como la miel de uva tenía tan buena aceptación, empecé a darle algunos lineamientos nutricionales. Quería llevarla a diferentes mercados y comencé a inventar otras recetas, como la Miel de frutos del bosque; Miel de uva con nueces, almendras y maní; Miel de uva con chía y quínoa, y la línea gourmet: Miel de uva con pimienta y ají; Miel de uva con pimienta, ají y mostaza, y la Miel de uva con aceitunas”.

Emprendimiento familiar

La marca de los productos es Tahuainti, derivada de los vocablos quechuas ‘tahua’ (‘cuatro’), e ‘inti’ (‘sol’): Mis cuatros soles, representando a sus cuatros hijos.

En este sentido, otra las características que se destacan de Tahuainti es que se trata de un proyecto familiar. Al respecto, Taglioli contó cómo se reparten las tareas para que el producto salga a la calle. Su marido, Alejandro Martell, se encarga de la administración y de la logística. “Yo me ocupo de la producción, el packaging, el diseño y de crear recetas. Mis cuatro hijos con estudiantes, así que es una colaboración”, resaltó.

 

 

De mayor a menor. Maximiliano Etcheverry (24), ayuda en la producción y se encarga de algunas compras. Ariana Etcheverry (19), es estudiante de Recursos Humanos, ella se dedica a la venta, colabora con la promoción en redes sociales y demás canales. Santiago Martell (17), se encarga de la molienda de la semilla y también ayuda con la venta. Por último, a Martina Martell (15) le gusta mucho lo que es venta y promoción.

A modo de mensaje alentador para todos aquellos en los cuales ronda en su cabeza la idea de emprender, la impulsora de la miel de uva resaltó: “Ver que se puede llegar. Lo empecé de cero, nos volvimos albañiles de nuestra propia fábrica”. Con mucho orgullo, agregó: “Nos costó muchísimo llegar a las habilitaciones, pero lo conseguimos, y fue un sacrificio muy grande de parte de toda la familia. Uno empieza a dejar cosas de lado, y hoy estamos sintiendo los frutos de todo el esfuerzo”.

Comercio: la unión hace la fuerza

Tahuainti fue creciendo y expandiéndose a lo largo y ancho del país, y, en un futuro no muy lejano, seguramente cruzará fronteras.

“Empezamos vendiendo el producto en ferias como Caminos y Sabores, en el Paseo Balcarce, y debido a la demanda de la  gente que venía a Salta y no lo encontraba en la semana, decidimos abrir la comercialización y comenzamos a entregarlo a algunos locales”, comentó la emprendedora salteña.

No obstante, este año, se unieron con 500 artesanos y lograron tener un punto de venta fijo en pleno centro, frente a la plaza 9 de Julio. “Hace del 5 de septiembre que estamos allí de lunes a domingos desde las 10 hasta las 21:30. Tenemos un año de prueba, vamos a ver qué pasa, pero viene muy bien porque Salta es muy turístico”.

También se puede encontrar la miel de uva en las góndolas de Tucumán, Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, y en Chaco.  Si bien, están demandando el producto regional de países limítrofes como Paraguay, Uruguay, Chile, Bolivia, Taglioli confesó: “Me gusta a ir a paso firme. Quiero afianzar estos próximos meses el territorio nacional y llegar a cumplir con la parte legal, porque exportar tiene sus requisitos. Pero, próximamente mi idea es poder comercializarlo en el exterior”.

Una receta familiar a la mesa de cada hogar

Para quienes aún no han tenido el placer de conocer la miel de uva, Taglioli explicó que es de origen vegetal, la cocción muy suave hace que mantenga el sabor, y todas las propiedades antioxidantes. “Aparte de ser expectorante, es energizante, tiene vitamina y proteína”, detalló y subrayó: “Al ampliar la variedad  con chía y quínoa hago que también sea muy buena para problemas de colesterol y triglicéridos”.

Lo usos y momentos del día para saborear y disfrutar del producto regional son muchos. Según comentó, la miel de uva sola se puede utilizar para endulzar el té, el mate; la variedad con nueces, almendras y maní, es ideal para acompañar quesos, helados o postres.

También sugirió que los vegetarianos pueden agregar la miel de uva con aceitunas a las ensaladas, mientras que la miel de uva con mostaza, pimienta y ají resulta un producto gourmet ideal para acompañar carnes, aderezar ensaladas, y platos especiales. “La utilidad es amplia, tengo una cosmetóloga que usa la miel junto con las pepitas de uva trituradas para hacer cremas exfoliantes”, describió Taglioli.

Temas en esta nota

Seguí leyendo