Lluvias mejoran la condición en lotes de soja, maíz y girasol

La humedad de los cultivos de verano mejoró notablemente luego de las lluvias que se vienen registrando en la mayoría de la región pampeana.

Por
03deEnerode2019a las15:42

La incorporación de maíz con destino grano comercial avanza a muy buen ritmo, particularmente en el norte y centro del país. En paralelo, gran parte de los cuadros tempranos transitan el período crítico de definición de rendimiento bajo muy buenas condiciones de humedad. Puntualmente, en las regiones Núcleo Norte y Sur mantienen expectativas de rinde por encima de los promedios alcanzados durante las últimas campañas.

Pese al mal clima la siembra de soja sumó más de un millón de hectáreas a la rotación durante los últimos siete días. Se estima que más de 16 MHa ya han sido incorporadas. La mayor parte de esta superficie transita etapas vegetativas reflejando una favorable condición del cultivo y apuntalada por una adecuada a óptima oferta hídrica.  

Las lluvias registradas también permitieron mejorar la condición de humedad en lotes de girasol que comenzaron a transitar etapas reproductivas. Sin embargo, en sectores del sur de Buenos Aires y La Pampa la caída de granizo ocasionó daños puntuales y aumentó la condición de cultivo mala a regular. Al mismo tiempo, la cosecha de la oleaginosa progresa sobre el NEA y Centro-Norte de Santa Fe con rendimientos que se ubican dentro del promedio regional.

Por último, la cosecha de trigo y cebada comenzó a transitar su tramo final, restando la recolección de lotes tardíos implantados sobre las provincias de Buenos Aires y La Pampa. Los rendimientos relevados se ubican dentro de las expectativas iniciales y permiten mantener las proyecciones de producción de 19.000.000 de toneladas para trigo y 3.800.000 toneladas para el cultivo de cebada.  

Trigo

Las labores de recolección avanzaron sobre Buenos Aires y La Pampa, elevando el progreso nacional al 90,6 % de la superficie apta. El rendimiento medio alcanzó los 30,4 qq/Ha y la proyección de producción se mantiene en 19.000.000 de toneladas. 

Durante la última semana, la cosecha de trigo finalizó en el Sur de Córdoba y Núcleo Sur con productividades que promediaron los 26,8 qq/Ha y 43,5 qq/Ha. En paralelo, las labores progresaron sobre el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires, restando recolectar el 15 % de la superficie implantada. Los lotes tardíos registraron una menor productividad y redujeron el rinde medio a 40,7 qq/Ha. Por otra parte, en el sur de Buenos Aires y La Pampa las fuertes tormentas con caída de granizo provocaron daños puntuales en lotes de trigo que se encontraban próximos a ser recolectados. De todas maneras, el rinde medio se mantiene en los 33,2 qq/Ha para el Sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa y en 42,8 qq/Ha para el sudeste bonaerense. En la Cuenca del Salado restan los últimos lotes por cosechar con expectativas de rinde entre 37 qq/Ha y 42 qq/Ha. 

Soja

La siembra cubrió el 89,7 % de las 17,9 MHa proyectadas, registrando un avance semanal de 6,3 puntos porcentuales y manteniendo un adelanto interanual de 2,2 puntos.

Pese a registrarse pérdidas de lotes por fuertes tormentas, granizo y abundantes precipitaciones, el escenario climático continúa siendo favorable en extensas regiones de elevado peso productivo. Sin embargo, de prolongarse la actual tendencia húmeda durante las próximas semanas, la condición de excesos hídricos podría comenzar a dominar el escenario y comprometer el normal desarrollo del cultivo, sobre todo en regiones que actualmente cuentan con los perfiles de suelo bien provistos de humedad.

Maíz

La siembra de maíz ya cubrió el 82,7 % del área estimada para la campaña en curso. En números absolutos se han sembrado casi 4,8 MHa a lo largo del área agrícola nacional. 

En cuanto a los lotes más adelantados, los mismos se encuentran llenando granos bajo buenas reservas hídricas y expectativas de rendimiento por sobre los promedios de las últimas campañas. Hacia las zonas Oeste de Buenos Aires-Norte de La Pampa, Cuenca del Salado y el Centro de Buenos Aires, la siembra de lotes tardíos y de segunda ocupación se encuentra en su tramo final. Sobre la provincia de Córdoba gran parte de los cuadros tempranos transitan el período crítico de definición de rendimiento. Hacia las zonas Centro-Este de Entre Ríos y NOA, se relevan ataques puntuales de gusano cogollero que fueron controlados.

Sobre los Núcleos Norte y Sur, la expectativa de rendimiento de los lotes tempranos se mantiene entre 5 y 10 qq por sobre el promedio de las últimas campañas. En la zona Centro Norte de Santa Fe, continua a buen ritmo la incorporación de cuadros tardíos y de segunda ocupación mientras los lotes tempranos transitan la última etapa del llenado de granos. 

Girasol

Luego de registrarse un avance intersemanal de cosecha de 6,6 puntos porcentuales, ya se ha recolectado el 14,5 % del girasol implantado en Argentina. El rinde medio descendió a 19,6 qq/Ha y la proyección de producción se mantiene en 3,9 MTn.

La cosecha progresó sobre las regiones del NEA y Centro-Norte de Santa Fe, permitiendo recolectar el 14,5 % del área implantada a nivel nacional. El rinde medio se ubicó en 19,6 qq/Ha y se recolectaron más de 530.000 toneladas. Además, las expectativas de rendimiento relevadas sobre el sur del área agrícola mantienen la proyección de producción en 3.900.000 toneladas, cifra que se ubicaría un 11,4 % superior al ciclo previo (Producción Girasol 2017/18: 3,5 M Tn). 

Cebada

Durante los últimos quince días la cosecha de cebada progresó con fluidez y alcanzó el 87,5 % del área apta. El rinde medio se ubicó en 42,9 qq/Ha permitiendo mantener la proyección de producción en 3,8 M Tn.

Las labores de cosecha de cebada 2018/19 progresaron con fluidez durante los últimos quince días y elevaron el progreso nacional de trilla al 87,5 % del área apta. El rendimiento medio ascendió a 42,9 qq/Ha y se recolectó un volumen parcial superior a las 3.600.000 de toneladas. A su vez, en el Sudeste de Buenos Aires se relevaron óptimos rendimientos, alcanzando picos de hasta 55 qq/Ha en lotes implantados en fechas tempranas. De mantenerse dichas productividades durante el resto de la campaña, no se descarta la posibilidad de modificar nuestra actual proyección de producción de 3.800.000 toneladas, cifra que se ubica un 8,6 % por encima al ciclo 2017/18. 

Temas en esta nota

Seguí leyendo