CLIMA
Rosario
jueves 18
Estado clima
15° | 27°

Nublado parcial

viernes 19
Estado clima
16° | 28°

Nublado parcial

sábado 20
Estado clima
16° | 23°

Lloviznas aisladas

Interes general

Una nueva yerbatera revoluciona con un sistema innovador de secado

La planta en Misiones será la primera construida en su totalidad en acero inoxidable, una condición que contribuye con la calidad del producto. Junto al INTI buscan reducir el tiempo de secado de forma estandarizada.

Por INTI

  • nueva yerbatera revoluciona sistema innovador secado
    Los centros del INTI de Misiones, Corrientes, Formosa y Chaco asistieron en conjunto a una nueva firma del sector de la yerba mate.

En el Noreste argentino (NEA), los cuatro centros de investigación y desarrollo que el INTI tiene en la región vienen trabajando en la asistencia a una nueva empresa del rubro yerbatero, ubicada en la localidad de San Pedro, provincia de Misiones, para la apertura de su planta productiva —la primera de la región construida íntegramente en acero inoxidable. El objetivo es que la compañía comience a elaborar yerba mate para la zafra de 2019.

El contacto inicial con la firma Yerbatera del NEA S.R.L. fue por una consulta sobre la implementación de buenas prácticas de manufactura en su secadero. A partir de ahí, especialistas del INTI de las provincias de Misiones, Corrientes, Formosa y Chaco comenzaron a vincularse con la empresa y trabajar en conjunto para asistirla en toda la línea del proceso productivo, desde el ingreso de materia prima —yerba mate verde— hasta su estacionamiento.

En primer lugar, se organizaron visitas y se realizó un relevamiento general de la planta, que había funcionado solamente a modo de prueba entre sus operarios y los proveedores.

Los técnicos de los distintos centros del NEA completaron un informe con sugerencias de mejoras, y luego se priorizaron dos de ellas: optimización del sistema de carga y descarga de la playa de hoja verde, y reducción de pérdidas de calor en la entrada del sapecador. Pero además, se elaboró una propuesta para la prueba de capacidad productiva de la planta en régimen real nominal.

Un nuevo proyecto

El equipo de INTI-NEA realizó estudios y ensayos en planta para comprobar que la instalación actual del secadero no se correspondía con la capacidad teórica instalada.

A partir de la prueba de capacidad, se completó un informe en el que el INTI señaló que el volumen productivo, de acuerdo a las características de la infraestructura, en realidad estaba en torno a los mil kilos por hora, en lugar de tres mil, que era el objetivo inicial. Las instalaciones del secadero no tenían condiciones para procesar un volumen tan grande con un buen secado de la yerba —humedad final por debajo del cinco por ciento. Para utilizar mayor cantidad, era necesario aumentar la velocidad de circulación de la hoja dentro del secadero, y ello suponía menor calidad del producto en función de los parámetros de algunos mercados internacionales a los que la empresa apunta sus ventas.

Las evaluaciones mencionadas correspondieron a mediciones en planta, dibujo y planos actuales y las modificaciones correspondientes y desarrollo de proveedores para la adquisición y modificación del equipamiento, como es el caso del quemador a utilizar en el secado.

Con todos esos datos, el INTI realizó una propuesta técnica que implicó modificar la tecnología para obtener un mayor volumen. Fue necesario rediseñar equipos, layout e infraestructura. Se realizaron diversas evaluaciones técnicas y económicas para poder alcanzar la capacidad mencionada. “Creemos que de esta manera se podrían alcanzar parámetros óptimos a nivel energético y productivo. Para llegar a esto, se trabajará en el diseño del equipamiento necesario con características distintivas que implicará una mejora en la eficiencia de los procesos”, subrayó la directora del Centro de Misiones, Andrea Acosta.

Asistencia integral

A su vez, el equipo regional del Instituto estudió y presentó propuestas de modificación de los procesos de sapeco, preseco y secado de la yerba. En lo que refiere a los dos primeros pasos, uno de los técnicos de INTI-Chaco, Jesús Espíndola, explicó: “En la concepción original, la planta había unificado dos instancias que normalmente se realizan en forma diferenciada. Se trata de procesos que requieren distintas condiciones de energía y de temperatura. Por esa razón, se propuso trabajar con el método de sapeco tradicional, elegida preferentemente por la mayoría de las empresas líderes del sector, lo que asegura contar con materia prima en las condiciones de secado óptimo”.

En cuanto al secado de la yerba, se propuso la incorporación de un sistema innovador de separación previa de hoja y palo, y que ya está en aplicación desde diciembre. Para ello, se incorporó un equipo diseñado por INTI-NEA que le permitirá a la empresa yerbatera un aumento en su capacidad de procesamiento, incremento en el porcentaje de hoja seca y mejora en el consumo de biomasa. “Todos estos parámetros se vinculan a la calidad del producto final”, destacó Espíndola.

Asimismo, y consecuentemente, se agregó un secadero auxiliar, donde tratar exclusivamente los palos ya sin hojas, que se secan en el que ya se utilizaba.

También se están realizando ensayos en el laboratorio de INTI-Misiones para llegar a un nuevo procedimiento de estacionamiento de la yerba mate, innovador para el sector. “El estacionamiento tradicional implica almacenar la yerba mate por períodos de tiempo de entre seis y 24 meses. Para poder mejorar los tiempos y tener calidad estandarizada, se están realizando análisis y ensayos que implican la obtención de datos del comportamiento fisicoquímico y microbiológico en condiciones ambientales diferentes a los sistemas productivos de las grandes pymes”, precisó Acosta.

Por su parte, el director de INTI-Formosa y responsable regional del organismo en el NEA, Mario Jarzinski, resaltó: “La importancia del trabajo es haber establecido parámetros de funcionamiento de la línea de producción con la cual contaba la pyme y luego adaptar el proyecto al rediseño propuesto por el INTI. El aporte técnico y tecnológico al sector yerbatero implica contar con definiciones de puntos críticos en las etapas de secado y sapecado. Apuntamos a contar con un producto de calidad homogénea que cumpla con los estándares nacionales e internacionales”.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro