CLIMA
Rosario
sábado 14
Estado clima
17° | 32°

Lloviznas aisladas

domingo 15
Estado clima
18° | 30°

Mejorando

lunes 16
Estado clima
17° | 30°

Nubosidad variable

Granos

Guerra comercial: entre la oportunidad futura y una gran amenaza actual para la Argentina

Lo que pase en el conflicto es clave para nuestro país. Un tema que estuvo presente en el Foro Argentina Exporta.

Por Nicolás Degano | Agrofy News

  • guerra comercial oportunidad futura y gran amenaza actual argentina
    Sobre finales de junio habrá un encuentro clave.

La vocación y espíritu dedicado a la exportación del Gobierno choca con una escalada de un conflicto comercial histórico, con múltiples implicancias a nivel local y global. Una actualidad que se vió reflejada en el Foro Argentina Exporta que tiene lugar actualmente en Buenos Aires.

"El mundo es nuestro escenario, la exportación es nuestro norte", fueron las palabras Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina, Jorge Faurie. 

En tanto, el impacto que la guerra comercial tiene en nuestro país se puede dimensionar en la composición de las exportaciones de la Argentina, en donde las ventas al exterior del principal rubro exportador más que duplican al segundo.

Esto es la exportación del complejo soja contra las de la industria automotriz.

Amenaza actual

El Gobierno apuesta a una resolución de corto plazo en las diferencias entre ambos países: "Estamos en un diálogo complicado, pero con horizonte corto, teniendo en cuenta el impacto que genera el conflicto sobre la economía de las naciones involucradas", agregó Faurie, quién apuesta a un acuerdo en el encuentro del G20 en Osaka sobre finales de junio.

Ver también: La guerra comercial entró en una fase inédita

El ministro de la Producción, Dante Sica, agregó: "En base a las proyecciones del Ministerio de Hacienda no vemos que tenga una gran afectación". El ministro ratificó en conferencia de prensa durante el Foro que es "inamovible" la fecha final para el esquema actual de retenciones, a no ser que haya "una mejora en las cuentas fiscales". Algo que parece lejano con la soja en baja.

Además, recientemente el Gobierno intentó compensar la recaudación con la reaparición de la "tasa de estadística". Un derecho de importación encubierto que fue rechazado rápidamente por la industria de la soja, que importa poroto para alimentar a uno de los mayores polos exportadores del mundo. Finalmente, el Gobierno dio marcha atrás.

"Hay una mejora de competitividad para la industria procesadora", comentó Sica sobre la situación actual, pero puede no estar en lo cierto. Un reciente informe advierte que al disminuir los márgenes de molienda en Sudamérica y aumentarlos en EE.UU., la medida afecta negativamente la industrialización del poroto al interno de Argentina.

Según un trabajo de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y la Fundación INAI, la molienda de soja podría ubicarse esta campaña en niveles históricamente bajos, en torno a las 38 millones de toneladas, al tiempo que aumentarían en contrapartida las exportaciones de poroto sin procesar.

La demanda de poroto sin procesar se ve reflejada en el precio FOB de la Argentina y Brasil contra el de Estados Unidos. Un gráfico elaborado por fyo permite observar como el precio de los países productores de Sudamérica superó al valor de el Golfo de México, referencia para el país del norte.

Pero la exportación de poroto no llega a absorber toda la producción, que este año se calcula en al menos 55 millones de toneladas.

guerra comercial oportunidad futura y gran amenaza actual argentina

En medio de esta situación Trump anuncia un paquete de ayuda a los productores de Estados Unidos, que contrasta con las retenciones que enfrentan los productores de soja locales. "Hay una diferencia de US$ 160 por tonelada de soja entre lo que recibe un productor de Argentina y uno de Estados Unidos", destaca Dardo Chiesa de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

Además se sumaron los problemas para la siembra en Estados Unidos. Que en un principio se vieron como un "salvavidas" que pasó a ser de plomo dado que ante la imposibilidad de sembrar maíz los farmers podrían virar hacia la soja, que tiene una ventana de siembra más amplia.

Ver también: Cómo llegan los productores de Estados Unidos nueva campaña

Faurie reconoce que el conflicto "tuvo un impacto grande en los mercados internacionales, el acceso al financiamiento y la distorsión en los flujos de comercio". Además del impacto sobre los precios de los commodities agropecuarios, como la soja: "Es una situación de una gran volatilidad".

Opotunidad futura

La secretaria de Comercio Exterior de la Nación, Marisa Bircher, comentó sobre la guerra comercial: "Nos pone contra dos socios estratégicos para el país, político y comercial. Es un conflicto que genera una gran volatilidad del mercado internacional. Todos los que participamos del comercio exterior nos vemos afectados". "También debemos aprovechar las oportunidades que genera".

Las oportunidades tienen que ver con que la guerra comercial se combinó con la peste porcina en China, que generó una importante disminución sobre el stock de cerdos.

Ver también: 3 escenarios posibles de impacto de la peste porcina

"Lo vería como una gran oportunidad", destaca Sica sobre este último punto. "China nos acaba de habilitar una serie de frigoríficos para la carne de cerdo y habilitó al Senasa para hacer la habilitación de los frigoríficos en el futuro. Se abre un mercado para el que no tenemos gran oportunidad de exportar ahora, pero si un gran potencial que debe ir acompañado de inversiones".

Juan Pablo Tripodi, Presidente Ejecutivo de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional: "A partir de este menor comercio entre ambos países se abre una oportunidad".

"Más allá del tema exportaciones derivadas de la soja. Si esto realmente se profundiza hay oportunidades en varios productos en los que estamos trabajando con las empresas. Más allá de los alimentos en China hay varias oportunidades más. Tenemos que ver cómo se pueden preparar las empresas", agregó Tripodi.

Lo que pase será clave

Una oportunidad a futuro que choca con las necesidades actuales del país para cumplir con el firme objetivo de lograr estabilidad de las cuentas fiscales.

En el mientras tanto, la realidad es que la caída en los precios erosionó en parte la recuperación de las exportaciones del complejo soja. "Pese a la recuperación de la producción y el consecuente aumento en el volumen exportado, la caída en los precios quitó US$ 1.400 millones a la proyección del valor de las exportaciones del complejo sojero", destacó recientemente la Bolsa de Comercio de Rosario. "Lo que ocurra entre EE.UU y China será clave", concluyó.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro