En pie de guerra, productores entrerrianos amenazan con volver a las rutas

Por el conflicto existente por las aplicaciones de fitosanitarios, en Entre Ríos se vive una tensa calma. La fecha límite, las elecciones provinciales.

Por |
30deMayode2019a las15:48

La provincia de Entre Ríos viene transitando desde hace un tiempo un clima enrarecido. Grupos de productores agropecuarios nucleados en la Mesa de Enlace provincial, vienen reclamando desde hace un año a autoridades propias y entrerrianas que las reglamentaciones para aplicaciones de fitosanitarios están reduciendo la producción e incluso atentando contra la subsistencia cotidiana. Anoche, en una asamblea de productores se logró evitar que salgan a cortar las rutas, pero la tregua tiene fecha de vencimiento.

De un año a esta parte existe una disputa entre productores y ambientalistas, por el uso de fitosanitarios y su aplicación, en la que el Gobierno provincial actúa como parteaguas. Mediante decretos y resoluciones va complaciendo a ambos sectores.

A punto de estallar el conflicto y convertirse en algo similar a lo que ocurrió en 2008, y conociendo a los productores entrerrianos, los más vehementes en el reclamo, el gobernador Gustavo Bordet les pidió a los asambleístas tiempo para redactar un decreto con fundamentos técnicos y poder satisfacer a los productores y ambientalistas.

Fabio Schneider trabaja un campo en Colonia Merou, a 40 kilómetros de Paraná. Es tambero y hace sus propias reservas para los animales. Fabio, con un notable hastío en su forma de hablar, explica que la raíz del conflicto “empezó hace tiempo porque hubo un problema en una escuela con un productor y un aplicador irresponsable fuera de las buenas prácticas”. Fabio se queja: “A partir de ahí un grupo de ambientalistas nos está arrinconando y no nos está dando la opción de vivir en el campo. Acá ya no se trata de producir o no, sino de subsistir. En esta zona, somos todos minifundios, pequeñas extensiones que no superan las 40 has. de campo, con tambo, ganadería y granjas avícolas. Nos cortaron las manos. No podemos subsistir”.

Las rutas en espera

Schneider explica que en la reunión interna de anoche fue para salir unidos. “Le costó a la dirigencia contener a las bases para no salir a las rutas. Si nos están sacando el sustento diario, no queda otra y nos están forzando a hacer algo que no está bien” cuenta el tambero.

Hace una semana los productores se movilizaron en la zona de Crespo, y según Fabio, “empezamos a apretar a la Mesa de Enlace para saber que estaba pasando. Se resolvió ir a Casa de Gobierno y se armó una gran movida, similar a la del 2008, ya que vinieron productores de toda la provincia. Los tiempos de los políticos no son los del productor que tiene que seguir aplicando tecnología”.

El rol del Estado

Gustavo Bordet pidió esperar que pasen las elecciones (provinciales, el 9 de junio) con el compromiso que saldrá un decreto “lo mejor posible”. Cuenta Fabio Schneider que le prometieron debatir una ley. Pero ellos “van a estar encima de los legisladores para que deje a todos conformes y que sea aplicable, sensata y posible”.

El tambero detalla que lo que ellos piden, además de subsitir, es que se cumpla con el manual de las buenas prácticas del INTA. “Todos sabemos lo que hay que hacer y qué no. La dirigencia política nunca le dio bola a eso. Algunos productores tampoco”.

Los grupos de productores aseguran: “Nos pidieron que creamos en la palabra del gobernador. Es muy difícil creer en la política hoy. Tenemos miedo que salga algo que no sirva. El campo es bueno y dijimos que vamos a esperar. Vamos a creer en Bordet, esperando que sea así. Si llega a ser un mamarracho, tendremos que volver a las rutas”.

Temas en esta nota