El paro de los marítimos golpea al transporte de granos

Desde la industria y el sector portuario confirmaron que la medida afecta a los buques graneleros. El conflicto.

Por
03deJuniode2019a las16:03

El Sindicato de Obreresos Marítimos Unidos (SOMU) está de paro desde el viernes, en una medida que afecta no sólo amenaza al abastecimiento de combustibles sino también al transporte de granos.

Los grandes buques graneleros están imposibilitados de operar”, apuntó una fuente de la industria. Ante la consulta de Agrofy News, antes había confirmado que “sin dudas” el paro afecta las operaciones del sector.

Desde el sector portuario, también confirmaron que, por los menos en algunos puertos, las operaciones de carga de granos estaban trabadas.

El conflicto

El SOMU inició el viernes un paro en reclamo de que se cierre la paritaria del gremio, que venció a fines de marzo.

El Gobierno dictó casi de inmediato la conciliación obligatoria, pero el sindicato no la acató con el argumento de que la medida no fue fehacientemente comunicada.

La protesta se centra en los puertos de Bahía Blanca y Buenos Aires, pero se extiende a otras terminales. Desde el gremio apuntaron que la huelga -a la que se sumó el Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante- afecta a buques petroleros, químicos, de containers, de cargas generales, de supply y remolcadores.

El titular del SOMU, Raúl Durdós, denunció la “intransigencia empresarial” en el diálogo paritario, mientras que la Federación de Empresas Navieras de la Argentina (FENA) acusó al gremio de tener “poca vocación de negociación”.

Según la parte empresaria, el paro pondría en riesgo el abastecimiento de combustibles en la ciudad de Buenos Aires, además de que estaría demorando la primera exportación de Gas Natural Licuado (GNL) de YPF desde el Puerto de Bahía Blanca.

Gonzalo Mórtola, Interventor de la Administración General de Puertos, denunció: "Son mafiosos, la misma escuela del ‘Caballo’ Suárez (...) usando medios dignos de mafias, intentan amedrentar a todos, especulando con el miedo”.

Según detalló el sitio especializado en energía econojournal, la protesta no pone en riesgo el abastecimiento de combustibles porque si bien el Somu controla un 60% de los buques de combustibles que transitan por las vías navegables argentinas, el 40% restante está enrolado en otro gremio, el SUPE, que no participa de la medida de fuerza.

 

El mismo sitio especializado apunta que en la industria naviera identifican a Durdos como un gremialista cercano al líder de Camioneros, Hugo Moyano, y a que ese vínculo atribuyen la beligerancia con la que el gremio está enfrentando el conflicto.

Temas en esta nota