Para qué sirve la Libreta de Trabajo Rural

Se trata de un instrumento válido para certificar aspectos laborales y previsionales. Puede usarse en formato credencial y acaban de incorporarle código de barras.

Por |
07deJuniode2019a las11:40

La Ley 25191 creó el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE) como ente autárquico de derecho público no estatal, el cual está integrado por miembros de organizaciones del sector rural y cuya dirección está a cargo de los representantes de las entidades empresarias y sindicales de la actividad.

Por medio de los artículos 106 y 107 de la Ley 26727 se dispuso la absorción de las funciones y atribuciones del RENATRE por parte del Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA), que es un ente autárquico en jurisdicción del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

Posteriormente, el Decreto 1014/2016 declaró la reorganización institucional del RENATEA y el restablecimiento del RENATRE, en cumplimiento de la orden judicial recaída en los autos “Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores c/Poder Ejecutivo Nacional y otros/acción de amparo” (Corte Suprema de Justicia de la Nación, 24/11/2015).

El artículo 61 de la Ley 27341 derogó los artículos 106 y 107 de la Ley 26727, y dispuso el restablecimiento de la vigencia de la Ley 25191, a partir del 01/01/2017, en su redacción original junto con la normativa reglamentaria.

En tal sentido, el artículo 1 de la Ley 25191 prevé como obligatorio el uso de la Libreta del Trabajador Rural en todo el territorio de la República Argentina para los trabajadores permanentes, temporarios o transitorios que cumplan tareas en la actividad rural y afines, otorgándole el carácter de documento personal, intransferible y probatorio de la relación laboral.

El artículo 2 de la Ley 25191 establece que la Libreta de Trabajo Rural es un instrumento válido:

  1. Como principio de prueba por escrito para acreditar la calidad de inscripto al sistema de previsión social, los aportes y contribuciones efectuadas y los años trabajados.
  2. Como principio de prueba por escrito para acreditar las personas a cargo que generen derecho al cobro de asignaciones familiares y prestaciones de salud.
  3. Como certificación de servicios y remuneraciones, inicio y cese de la relación laboral.
  4. Como principio de prueba por escrito del importe de los haberes y otros conceptos por los cuales la legislación obliga al empleador a entregar constancias de lo pagado.
  5. Como prueba del carácter cotizante en el caso de que el trabajador esté afiliado a un sindicato con personería gremial.

El RENATRE está autorizado para que, en función de los datos que contenga la Libreta de Trabajo Rural y con el objeto de simplificar las cargas administrativas a los empleadores, determine aquellas obligaciones de carácter registral o de comunicación que puedan ser dispensadas, siempre que ello no afecte los derechos de los trabajadores, de la asociación gremial con personería gremial de los trabajadores rurales y estibadores y de los organismos de seguridad social.

El Decreto 453/2001 -reglamentario de la Ley 25191- establece en el artículo 4 de su Anexo que el RENATRE debe determinar el formato y las características de la Libreta del Trabajador Rural, así como también los datos que debe contener la misma.

En este marco de situación el RENATRE, tomando en consideración la tendencia de simplificación y modernización de los procedimientos administrativos y procurando una progresiva actualización y modernización del sistema registral, por medio de la Resolución 64/2018 se dispuso la creación de una Libreta de Trabajo Rural en formato de credencial que le permite al trabajador rural acceder a la información prevista en el artículo 3 de la Ley 25191, es decir a los datos personales, laborales y de seguridad social.

Recientemente, el RENATRE, por medio de la Resolución 132/2019 (BO 28/05/2019), aprobó la incorporación de un código de barras en la Libreta de Trabajo Rural, que almacenará e informará el número de CUIL del trabajador.

 

De esta manera, el RENATRE continúa trabajando junto a los distintos organismos nacionales para elaborar herramientas y acciones concretas que permitan mejorar las condiciones laborales en el sector rural, concluye la Dra. Marina Simondegui, especialista laboral de Arizmendi.

Temas en esta nota