Con la mira en el alto oleíco y el clima de reojo: la expectativa para la nueva campaña girasolera

En Asagir 2019 los protagonistas de la cadena que busca recuperar protagonismo compartieron su expectativa para la nueva campaña.

Por |
La expectativa para la nueva campaña de girasol contada por los protagonistas. Importante demanda de alto oleíco, con la limitante de los excesos en el norte.

La expectativa para la nueva campaña de girasol contada por los protagonistas. Importante demanda de alto oleíco, con la limitante de los excesos en el norte.

04deJuliode2019a las18:11

Expectativa de semilleros

En diálogo con Agrofy News, semilleros destacaron que hay una gran demanda de las variedades alto oleico, que se relaciona con los ajustados márgenes y las interesantes primas que ofrece la industria por esta variedad. Además, hay expectativa sobre la evolución de los excesos en regiones del norte.

Esteban Palmer, gerente regional Sur de Nidera Semillas comentó que “los híbridos han mejorado mucho a partir del trabajo que se viene haciendo desde el programa de mejoramiento genético".

"Somos optimistas. Vemos un mercado interesante, ya que dentro de las alternativas de cultivos para la nueva campaña el girasol aporta diversidad al planteo y sustentabilidad, ya que permite utilizar herbicidas con distintos modos de acción". "La diversidad es lo que favorece en todos los planteos productivos una mejora ambiental", agregó.

Ver también: El rol del girasol: un cultivo que mueve US$ 700 millones y contribuye al ambiente

Desde Nidera destacaron que la campaña comenzó con mucho entusiasmo por los oleicos y que las zonas con mayor potencial son las zonas girasoleras típicas NEA y sur de la provincia de Buenos Aires: "Son las zonas en donde el cultivo viene siendo fuerte, sigue siendo una alternativa interesante", remarcó.

Palmer agregó que el cultivo de girasol, además de que aporta diversidad al planteo también ofrece estabilidad: "Es un cultivo noble que aún en condiciones adversas se comporta de forma noble".

Fuente: Bolsa de Cereales de Buenos Aires

Raul Paillot, Gerente de Ventas de Syngenta Semillas destacó: "Nos sentimos bastante identificados con el enfoque de la adopción de tecnología e innovación y la apuesta de los productores de hacer más eficiente el manejo del cultivo". "Con márgenes ajustados se valora aún más, no hay espacio para ser ineficientes".

"El cultivo viene creciendo en la Argentina, aunque este año aún hay incertidumbre sobre el área sobre el norte de Santa Fe y el NEA", agregó Paillot. Esto pone en duda que se concrete el área de girasol del año pasado, que estuvo cerca de los 2 millones de hectáreas: "Si se logra solucionar (por los excesos) el cultivo tiene buenas perspectivas", agregó.

"Hay zonas en donde el cultivo es una de las pocas opciones que se puede hacer, como en el Chaco en donde no hay otra alternativa", explicó Paillot de Syngenta. Por otro lado, "hay otras zonas en donde compite contra soja y maíz". La Bolsa de Cereales de Buenos Aires graficó la situación con el cálculo de márgenes para el ciclo 2019/20:

Ver también: La cadena de girasol espera cambios en los reintegros a la exportación

Paillot destacó que lo que es el mercado de alto oleico este año tuvo mucha demanda por faltante de semilla: "Teníamos stock y realizamos una muy buena campaña". "Es un mercado bastante cambiante el del girasol. Este año la industria ofrecía contratos con primas muy atractivas, lo que inclinó muchos productores a sembrar este tipo de materiales".

"Cuando los márgenes de los cultivos son ajustados es cuando mayor apuesta a la tecnología hay que hacer", concluyó el especialista de Syngenta.

El Ing Agr Horacio Bienzobas, Gerente de Marketing y Desarrollo de Argenetics Semillas señaló que la campaña 2019/20 comenzó con una buena expectativa, "lo que ocurre es que ahora dependemos mucho de las condiciones climáticas, sobre todo en el norte".

Bienzobas explicó que el girasol no creció de forma pareja en todas las zonas, sino que la mejora estuvo liderada por el NEA y el sudeste y sudoeste de la provincia de Buenos Aires: "En otras zonas el cultivo que creció mucho fue el maíz, al girasol se le hace difícil en la zona núcleo".

Desde Argenetics coinciden en que "hay una gran demanda de alto oleico, muy relacionado con los plus que se pagan por este tipo de girasol".

Cabe señalar que el 98% de la cosecha de girasol se destina a la producción de aceite de la industria, en el marco de una creciente demanda internacional.

LG Semillas, que nació luego de que la cooperativa francesa Limagrain comprara Sursem, coincidió en que hubo mucho interés en girasoles de alto contenido oleico.

"Es un mercado en el que no quedaron muchos jugadores, por lo que es interesante ingresar. El año para salir a ganar el mercado no es el mejor, pero tenemos una mirada de mediano y largo plazo", destacó Tomás Reynal, Gerente de Marketing de LG Semillas, quién destacó que la unión de ambas empresas permitió conjugar una red comercial madura con una amplia variedad de productos.

"El área en el ciclo 2019/20 se mantendría en torno al número del ciclo anterior. Va a ser importante el margen en lo que no es alto oleico, que tiene mucha competencia contra otros cultivos", comentó Reynal.

La entidad porteña destacó en el marco del Congreso Argentino de Girasol que hubo tres campañas consecutivas de incremento en la producción, que condujeron a un importante aumento del Producto Bruto del Girasol y su contribución a la economía. En el último ciclo la oleaginosa generó US$ 275 millones de recaudación y US$ 718 millones de exportación.

"Con mejora de incentivos recupera la producción de Girasol con más área y más tecnología", destacó Agustín Tejeda, economista Jefe de la Bolsa de Cereales. 

Hacia adelante, "la fuente principal de crecimiento serían los rendimientos por hectáreas a través del cierre de brechas de rendimiento", agregó Tejeda.

Ver también: Cuáles son las causas de la brecha en el rendimiento del girasol

Oferta y demanda de girasol durante los últimos años (en miles de toneladas)

Escenario climático

Durante Asagir 2019 se mostraron los potenciales escenarios climáticos que podrían afectar al crecimiento del girasol en los próximos años.

"El girasol, en las zonas que presentan riesgo de excesos hídricos, el mismo es mucho menor que contra otros cultivos, por ello lo consideramos parte de un planteo estratégico", destacó en diálogo con Agrofy News Adriana Basualdo, de la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA).

Temas en esta nota