Prohíben la aplicación de fitosanitarios en Pergamino

La Justicia Federal dispuso que las aplicaciones aéreas deberán mantener una distancia de 3 mil metros y más de mil metros para vía terrestre. Desde el municipio bonaerense preparan la apelación.

Por
04deSeptiembrede2019a las07:09

La Justicia Federal prohibió las aplicaciones fitosanitarias en una restricción de 3 mil metros para fumigaciones aéreas y mil metros para terrestres. El Juzgado Federal N°2 de San Nicolás dictaminó este fallo para la localidad de Pergamino, en zonas urbanas y periurbanas.

El fallo detalla el no uso de plaguicidas, herbicidas, insecticidas, agroquímicos, productos fitosanitarios, fungicidas, y cualquier otro paquete de agroquímicos, mediante fumigaciones terrestres (mosquito, mochila, aspersores) o aéreas, como glifosato como principio activo o sales derivadas del mismo; así como también respecto de los siguientes plaguicidas: Atrazina, Triticonazol, Metolaclor, Acetoclor, Clorpirifos, Glifosato, Imidacloprid, Desetil, 2.4D; en zonas urbanas y periurbanas".

Ver también: Entre Ríos firmó el decreto con nuevas distancias para aplicaciones fitosanitarias

La decisión del juez Carlos Villafuerte Ruzo fue fundamentada en un estudio genotoxicidad presentado como prueba. “Siendo indudable el riesgo ambiental al que nos enfrentamos y habiendo personas afectadas, entiendo que son elementos que, en principio, resultan suficientes para tener por configurado un peligro de daño a la salud y al medio ambiente y justifican por lo tanto ampliar la prohibición de fumigar en la ciudad de Pergamino en su totalidad y en las distancias mencionadas por el Ministerio Público”, argumentó el juez ante el portal del Ministerio Público Fiscal.

Sergio Pizarro, secretario de Producción del municipio bonaerense, comentó que es probable que el municipio apele, porque la medida afecta la productividad de la zona.

El funcionario explicó a La Nación que a Pergamino se acercan empresas extranjeras por la calidad del terreno y de sus profesionales. "Esto pone un manto de sospecha y duda y obviamente necesitamos cuestiones claras basadas en hechos científicos", indicó.

"La resolución es poco clara respecto a si es prohibición o es con determinados principios activos. Estamos en un momento de definiciones, porque estamos analizando esta cuestión", dijo Pizarro.

"La resolución escandaliza, pero es una medida de un juez dentro de una causa que amplía la zona en función de un daño genético que no fue demostrado", agregó César Belloso, productor e integrante regional del Grupo Pergamino Ambiental (organización que desde 2010 trabaja en el manejo responsable de agroquímicos).

Según consignó La Nación, Belloso indica que la denuncia original puede estar ligada a la mala praxis de un productor, pero que no es un tema generalizado que se aplique a todos los productores. Desde 2014 la ciudad ya tiene vigentes zonas de exclusión de aplicación de productos agroquímicos, que son seguidas de zonas de amortiguamiento donde se pueden aplicar determinados productos.

"La decisión del juez hay que acatarla, pero tiene poca racionalidad y está basada en temas ajenos a la realidad de lo que ocurre en el municipio", aseveró.

Temas en esta nota