CLIMA
Rosario
sábado 16
Estado clima
19° | 30°

Chaparrones

domingo 17
Estado clima
17° | 31°

Nublado parcial

lunes 18
Estado clima
17° | 31°

Nublado parcial

Interes general

Solo un 11 % de las agtech cuenta con mujeres cofundadoras

El dato se desprende de un estudio realizado por el BID LAB para conocer lo que está pasando en torno a las Agtech en América Latina y el Caribe. Referentes de Kilimo, CEDEF y The Yield Lab comparten su mirada.

Por Agrofy News

  • solo 11 agtech cuenta mujeres cofundadoras

La cuestión del género no escapa a ninguna agenda. Tan es así, que el BID realizó una investigación en torno al mundo emprendedor Agtech en la región, e indagó sobre el rol que ocupa el género femenino en dicho ecosistema.

Hoy en día existen más de 450 emprendimientos en América Latina y el Caribe enfocados en la innovación tecnológica, habiendo sido más de la mitad de estos emprendimientos creados en los últimos cuatro años.

En este sentido, según el BID existe una importante concentración en Brasil, que representa el 51% de todos los emprendimientos relevados; en segundo lugar, sigue Argentina, con 23% del total regional. “Ambos países lideran esta ola de innovación, sostenidos por un mercado local de gran escala, así como por la existencia de ecosistemas emprendedores que han favorecido el surgimiento de emprendimientos”, indicaron.

Dentro del mapeo de los 457 emprendimientos Agtech en la región, se identificaron los equipos fundadores de prácticamente 300 de ellos. El dato curioso, es que en dicha muestra, solo un 11% de los equipos emprendedores cuentas con mujeres cofundadoras. Al respecto, resaltaron que uno de los impactos positivos que puede lograr la innovación Agtech en la región es el empoderamiento de las mujeres para que puedan contribuir con un mayor impulso en el sector.

Mujeres con un interés emprendedor en la alimentación

De acuerdo a la investigación, la innovación Agtech en la región está liderada eminentemente por profesionales hombres, siendo la mayoría jóvenes con preparación universitaria y experiencia en el sector agropecuario, o con un perfil más tecnológico. Mientras que las mujeres fundadoras tienen una participación relativamente mayor en los sectores de genética y protección de cultivos y animales, productos y servicios alimentarios innovadores, y bioenergías y biomateriales.

Además, según describieron, aparece un interés emprendedor de las mujeres por la alimentación, lo que se refleja en su participación en la producción de alimentos innovadores y el desarrollo de plataformas para comercializar de la granja al consumidor. También hay un interés particular en lo que se refiere a soluciones para “Food Waste” y “Food losses”, un área en la cual las mujeres tienen un rol más activo alrededor del mundo.

Por el contrario, subrayaron que una de las áreas con menor participación femenina es la de “Big Data y Agricultura de Precisión”, la cual tiene el mayor componente de tecnología digital.

¿Qué rol juegan las mujeres en el ecosistema de Agtech?

Frente este escenario que refleja este estudio del BID, Agrofy News dialogó con referentes del ecosistema Agtech para conocer el aporte que las mujeres pueden hacer el universo emprendedor, y reflexionar sobre el capital humano que América Latina y el Caribe se está perdiendo.

Tatiana Malvasio, es una de las mujeres argentinas que integra una Agtech. Hace un año y 10 meses que es directora de Operaciones de Kilimo, una Agtech cordobesa, que ofrece una plataforma para el manejo del riego en agricultura extensiva e intensiva. Anteriormente, trabajaba como directora de la Fundación Banco de Alimentos y no estaba buscando un cambio laboral, sin embargo, confesó que “el propósito de Kilimo es algo que siempre me atrajo y hacer un giro de mi carrera profesional para empezar en un mundo Agtech me pareció un desafío super interesante”.

solo 11 agtech cuenta mujeres cofundadoras

Sobre la participación femenina en estos espacios, consideró: “El sector Agtech tiene una gran oportunidad para construir empresas con perspectivas en equidad (género, discapacidad, etc.) ya que la mayoría de las habilidades necesarias para este tipo de negocios no se forman en la educación formal”, y argumentó: “Eso es una gran oportunidad para que las mujeres se animen a postularse a empleos, vincularse con empresas, emprendedoras/es o empresarios/as de este sector y, más aún, a emprender en Agtech”.

En este sentido, señaló que la participación en una Agtech va más allá de la formación profesional y ejemplificó: “Estudié como carrera principal Comunicación Social, y sin embargo me formé profesionalmente como Directora Ejecutiva -en trabajos anteriores-, o de Operaciones -actualmente-, no todos los roles necesarios para hacer una Agtech son agronomía o vinculados a la tecnología”.

Hay estudios que aseguran que las mujeres no se postulan a un puesto de trabajo si no consideran que cumplen con el 100% de los requisitos; en cambio, los hombres con el 60% se animan a hacerlo. Para Malvasio, “esta falta de seguridad es terrible, y es la principal barrera que tenemos que romper para empezar a ocupar espacios de relevantes en el mundo laboral”.

Por su parte, Aranzazu Echezarreta, integrante de The Yield Lab, analizó: “Es posible que en el contexto del Agtech, se crucen dos fenómenos. Por un lado, la baja participación de mujeres en el mundo STEM (Ciencia, Tech, Ingeniería y Matemática) y por el otro, la baja participación de mujeres, quizás en las grandes operaciones agro”.

Para Echezarreta, esto tiene un impacto directo en la tasa de mujeres involucrada en todos los actores claves del ecosistema Agtech: Empresas, emprendimientos, organizaciones, asociaciones de productores, fondos de inversión, etc.

No obstante, indicó que hay ámbitos del universo agro en los cuales, la mujer tiene un papel relevante. Al respecto, explicó: “Al mismo tiempo que ocurren los dos fenómenos mencionados, cuando miramos estudios de organismos como el Banco Mundial o el BID, las mujeres son la columna vertebral de la economía rural, especialmente de los países en desarrollo, ya que representan casi la mitad de los agricultores del mundo, y este porcentaje crece por la cantidad de mujeres jefas de hogar y son responsables de explotar esos pequeños latifundios”.

Según su mirada, “estas mujeres, protagonistas del agro, también pueden ser parte de las Agtech con acceso a tecnología, información, educación y un contexto que promueva todo esto”. En este sentido, cabe aclarar que la misión de The Yield Lab es permitir que los empresarios revolucionen de manera sostenible los sistemas agroalimentarios. Para ello, invierten y aceleran compañías de alto impacto en etapa temprana en todo el mundo.

En tanto, Mariana Stegagnini, presidenta de la Fundación CEDEF (Centro de Estudios para el Desarrollo Federal), a modo de ejemplo y mirando lo que ocurre alrededor de la región, resaltó que “en Estados Unidos existe un movimiento trabajando para promover que las aceleradoras inviertan en startups lideradas por mujeres porque han detectado que a nivel global, menos del 20% de los negocios fondeados tienen mujeres en posición de managment, a pesar de que está demostrado que las mujeres liderando startups son más eficientes en términos de capital, de retorno de inversión y que cuando cuentan con el respaldo de una empresa, generan un 12% más ingresos que las empresas tecnológicas propiedad de hombres”.

solo 11 agtech cuenta mujeres cofundadoras

Visibilizar el aporte de la mujer

Según Stegagnini, será fundamental reducir la brecha de género en los emprendimientos Agtech en el futuro. “Los beneficios de la diversidad en los equipos de trabajo está demostrado y es reconocido a nivel global ¿Por qué América Latina y el sector agropecuario va a perderse esto?”, señaló.

En este sentido, fue clara y contundente: “La desigualdad de género en el sector agropecuario en Latinoamérica y el Caribe es grande y esto es transversal, ya sea que hablemos de nuevas tecnologías, de formación profesional, de nivel de ingresos (40% de las mujeres rurales sin ingresos propios), de propiedad de la tierra (menos de 1/3 de las mujeres rurales posee la titularidad de la tierra que habita), o de reconocimiento de los distintos trabajos que realizan”.

Cabe resaltar que CEDEF busca acompañar al sector público y privado en las transformaciones que generan las nuevas tecnologías en el sector de alimentos, en toda la cadena de producción y consumo, también reflexionó sobre la baja participación de la mujer en el universo Agtech.

En la misma línea, Echezarreta, aseguró: “Estamos frente a un fuerte cambio de paradigma en el agro, el cual crea una gran oportunidad y responsabilidad para todos, tanto mujeres como hombres. Las Agtech están sumando actores que antes no eran parte del ecosistema, y están llevando a una gran disrupción en general y la participación de la mujer es clave en potenciar esto”.

En la misma línea, Malvasio agregó: “Creo que las mujeres tenemos la capacidad de desarrollar más fácil las habilidades blandas, y combinarlas para el manejo de equipos junto a conocimiento técnico, y eso, nos otorga un gran diferencial a nivel profesional. Esto es algo super importante que podemos aportar al ecosistema Agtech”.

A modo de conclusión, para los investigadores del BID, “hay un camino extenso para desarrollar, en donde será importante el acceso al ecosistema emprendedor, a financiamiento y al conocimiento técnico, económico y comercial de nuestro sector”, y agregaron: “La expansión de la innovación Agtech en la región más allá de Argentina y Brasil, y hacia nuevos verticales que incorporan economías regionales, es una excelente oportunidad para encarar el empoderamiento de la mujer emprendedora Agtech”.

 

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro