El poder adquisitivo del maíz es uno de los más altos de los últimos 10 años

El Ieral estimó el valor de la soja y el maíz en relación a una canasta integrada por bienes y servicios que se necesitan para vivir.

Por
¿Cuál es el valor actual de los dos principales granos en relación a una canasta de bienes y servicios que se necesitan para vivir?

¿Cuál es el valor actual de los dos principales granos en relación a una canasta de bienes y servicios que se necesitan para vivir?

01deNoviembrede2019a las07:00

En materia de precios relativos, los granos tienen actualmente y en perspectiva histórica, un buen poder de compra en términos de bienes de consumo y servicios locales. 

Un informe del Ieral, de la Fundación Mediterránea, destaca que en el caso del cereal "el poder adquisitivo es uno de los más altos de los últimos 10 años".

En tanto, a futuro, distintos factores pueden deteriorar estos precios, dos de ellos "lamentablemente tienen una probabilidad de ocurrencia bastante alta".

Estos factores son la suba de derechos de exportación y un proceso inflacionario en moneda dura: "El temor a una baja de precios relativos internos se refleja en las operaciones de cobertura, ya sea en mercados forwards o de futuros, que están mostrando niveles récords, particularmente en maíz", destaca el Ieral.

El informe explica que el poder de compra de los granos en el mercado interno se puede medir en términos de distintos productos, pueden ser insumos de la actividad, bienes de capital, servicios de transporte o técnicos, bienes de consumo, etc.

En cualquiera de estos casos, mientras mayor poder de compra tengan los granos mejor situación para quién los produce. En este sentido, el Ieral monitorea desde hace tiempo el poder adquisitivo de los granos (a precios de productor, valores mensuales promedio de la Cámara Arbitral de la Bolsa de Comercio de Rosario), en términos de una canasta básica de bienes y servicios.

¿Es bajo, intermedio o elevado en perspectiva histórica reciente? En el caso del maíz, el nivel actual de este precio relativo es bueno, de hecho es de los más altos de los últimos años; en el mes de octubre la relación de precios se ubicó un 80% por encima de la del 2015 y 38% arriba de la del 2017, por comparar sólo con los años más recientes.

En el caso de la soja, el relativo de precios también es bueno, 55% más alto que en 2015 y 44% superior al del 2017, aunque a diferencia del cereal, hay una distancia mayor entre el presente y los mejores años de las últimas dos décadas (2002, 2003, 2004, 2008)

Amenazas para el precio

Para el productor que está empezando a sembrar los cultivos que cosechará durante el año que viene, el Ieral destaca que "los precios relativos actuales son una referencia válida pero no concluyente".

Esto se debe a que "lo que más le interesa son los precios relativos que habrá en el futuro, lo que lleva a la pregunta: ¿A qué precios venderá sus granos en abril o en mayo del 2020?

Ver también: Cómo es la estrategia que aleja el riesgo de mayores retenciones para el maíz

 

Algunas ventas se pueden adelantar operando a futuro y los precios relativos futuros dependen de lo que suceda básicamente con las siguientes cuatro variables:

  • Precios internacionales de granos
  • Derechos de exportación sobre granos
  • Tipo de cambio oficial
  • Precio de la canasta de bienes y servicios (costo de vida, inflación)

"Se podría agregar una quinta, la intervención al mercado de exportación vía otras decisiones de política, caso de la fijación de cupos o la autorización de envíos sujeto a la discrecionalidad de un funcionario, mecanismos que no se aplicaron en los últimos años pero si durante el período 2006/2015", destaca el informe.

En los mercados de futuros de granos (Matba-Rofex) las variables precios internacionales y retenciones se encuentran ya incorporadas en los precios de intercambio.

La soja mayo 2020 cotiza a un valor cercano a US$ 240 / tonelada y el maíz abril 2020 a un precio de US$ 141 / tonelada: "Los productores pueden congelar estos dos factores operando en este mercado de futuros y también pueden hacerlo vía operaciones en el mercado de forwards".

En las últimas semanas, ambos mercados se han mostrado mucho más activos que en años anteriores, particularmente el maíz, lo que refleja un temor (mayor al habitual) a una baja de precios relativos internos en los próximos meses por factores locales (suba de derechos de exportación), considerando que los futuros de precios internacionales no muestran una curva descendente.

El Ieral destaca que en el caso del maíz se llevaban vendidos en operaciones forwards con precio cerrado casi 7 millones de toneladas al 23 de octubre, un volumen que más que duplica al observado en las últimas tres campañas para la misma fecha.

"Estas ventas de maíz llegan a 11 millones de toneladas si se agregan operaciones con precio no cerrado, pero que incluyen seguramente algún tipo de cobertura", agrega.

Ver también: La venta de soja y maíz de la nueva campaña se encuentra adelantada en un 132 y 153%

 

Temas en esta nota