Altura del río Paraná: qué se puede esperar para los próximos meses

Una bajante histórica afecta al caudal de la principal hidrovía de la Argentina, clave para el traslado de la cosecha.

Por
Informe del Instituto Nacional del Agua (INA)

Informe del Instituto Nacional del Agua (INA)

10deDiciembrede2019a las07:10

La Oficina de Riesgo Agropecuario repasó la evolución hidrológica actual y la perspectiva para los próximos meses de los rios Paraná y Paraguay.

Tomando datos del Instituto Nacional del Agua (INA), desde ORA destacan que en el Litoral, cuenca del río Uruguay y cuenca del río Iguazú se esperan lluvias normales. Por otro lado, en la cuenca del río Paraguay y en la alta cuenca del río Paraná en Brasil se prevén lluvias normales a subnormales.

Este pronóstico se debe a que la mayoría de las señales atmosféricas que afectan a la cuenca del Plata se encuentran en un estado neutral.

En tanto, durante el trimestre (diciembre-enero-febrero) se registraría un gradual retorno a una situación normal, desde el actual escenario predominante de aguas bajas. Podrían registrarse pulsos normales de repunte en el río Iguazú y en el río Uruguay durante la segunda mitad del trimestre de interés.

Ver también: Pronóstico trimestral: una zona recibirá lluvias por debajo de lo normal

En la siguiente tabla se presenta los pronósticos de niveles medios mensuales para el trimestre de interés, considerando algunas secciones en los cursos del Delta del río Paraná.

Situación actual y perspectivas

RÍO PARAGUAY: BAJANTE MUY SIGNIFICATIVA

La perspectiva climática actualizada no permite esperar una rápida recuperación, aunque indica la probabilidad de eventos intensos de corta duración, especialmente sobre la cuenca baja del río.

El descenso observado ubica a todos los niveles en la franja de aguas bajas, de la que irían saliendo muy gradualmente durante el trimestre de interés.

TRAMO ARGENTINO DEL RÍO PARANÁ

Dada la perspectiva climática, se espera que durante el trimestre de interés los niveles se mantengan dentro de la franja de aguas bajas, con una gradual recuperación hacia el final del período.

La Figura muestra los niveles actuales en Corrientes (azul) y Paraná (rojo), ambos muy por debajo de las respectivas líneas punteadas (valores medios mensuales).

Temas en esta nota