Desde una carpa de sanidad hasta colectas para comprar respiradores: la solidaridad se multiplica en el campo

Debido al COVID-19, una vez más, los hombres y mujeres de campo se han organizado para colaborar con sus comunidades más cercanas.

Por
Desde una carpa de sanidad hasta colectas para comprar respiradores: la solidaridad se multiplica en el campo
25deMarzode2020a las06:44

Más allá de que por estos días hombres y mujeres de las cadenas agroalimentarias siguen produciendo granos, carne, leche, frutas y verduras, lo que incluye el transporte y procesamiento en molinos, plantas frigoríficas, plantas de empaque e industrias, muchos de ellos han decidido juntar esfuerzos y unirse para colaborar con la comunidad más cercana.

En el marco de la cuarentena obligatoria, bajo el #SeamosResponsables y #QuedateEnCasa, algo que se contagia es la solidaridad. 

Colaboración viral

Horas antes de que el presidente de la Nación, Alberto Fernández decretara aislamiento social, preventivo y obligatorio, la Cámara de Bioetanol de Maíz (Biomaíz), informó que donaría 150.000 litros de alcohol para facilitar la producción de alcohol en gel. Y así, día a día, son cada vez más los integrantes de la comunidad agroindustrial que inician colectas y ponen a disposición sus instalaciones para hacer frente a la crisis sanitaria.

La Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados puso a disposición de la provincia de Santa Fe, el sanatorio de la Industria de la Carne (Rosario) para el tratamiento de la pandemia. Al respecto, el secretario General de la Federación, Alberto Fantini, señaló: “El sanatorio se encuentra vacío, dispone de 38 camas, 8 camas de terapia intensiva y 2 quirófanos”. 

Según comentó, los técnicos del Ministerio de Salud provincial lo estuvieron revisando para ponerlo en funcionamiento cuando ellos lo necesiten. 

“Estamos todos comprometidos. Nuestra solidaridad se expresa a cada momento con el trabajo y con las cosas que tenemos, poniéndolas a disposición del gobierno nacional y de la provincia de Sana Fe”, resaltó Fantini. 

En la misma línea, días atrás la Sociedad Rural Argentina (SRA), ofreció su predio al Gobierno Nacional y al de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La idea surgió a partir de un análisis interno sobre qué podía hacer la SRA -además, de todo lo que tiene que ver con la producción de alimentos- en el marco de esta pandemia.

Ante una eventual escalada de los casos de contagio de COVID-19, desde la SRA consideraron que el predio era un espacio que podía servir para reforzar el sistema de salud y es por eso que se puso a disposición. Las autoridades determinarán si les es de utilidad, a partir de qué momento y qué se requiere para su acondicionamiento en función de las necesidades.

Ya en el interior de la provincia de Buenos Aires, más precisamente en Alberti, una localidad de aproximadamente 12.000 habitantes, se instaló una carpa de sanidad.  Horacio Klein vive allí, es dueño de una empresaria agropecuaria, socio del reconocido semillero Klein, pero también es presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Alberti. En diálogo con Agrofy News, comentó: “Hace unos días, le propuse al intendente armar una carpa de sanidad destinada al aislamiento de las posibles personas infectadas con el virus COVID-19”. 

Se trata de una carpa estructural de 15 x 30 metros, en cuyo interior, hay otras 5 carpas autoarmables de 4.50 x 3.50 metros con catres, con piso de madera lavable para mantener la sanidad y equipo de aire para mantener la hermeticidad. La misma se instaló en el terreno del predio del Hospital Municipal, para evitar la contaminación del hospital en caso de personas afectadas.

“En el interior del país enseguida nace la solidaridad”, expresó Klein, y argumentó: “Todos los habitantes se ven involucrados y se empiezan a acercar. Tiene un efecto multiplicador. Además, los bomberos poseen un gran peso como institución, y cuando comenzó a concretarse esta idea, pusimos todo a disposición”. Por otro lado, destacó que existe una gran afinidad con los empresarios del sector agropecuario, y agregó: “El agro no para, está funcionando con un respeto muy grande hacia el resto, y con permiso para circular. Somos chinchudos, pero cuando hay que poner el hombro, todos vamos para adelante”. 

Juntos para ayudar

En el corazón del país también se unieron para ayudar. Socios de FADA, junto a la FRC 2030 y a un grupo de amigos iniciaron una campaña para proveer a Río Cuarto de tres respiradores. Entendieron que unidos, dejando diferencias de lado y trabajando por un objetivo en común se puede salir adelante. Tan es así que, en apenas dos días, recaudaron el monto y comprarán los equipos a una empresa cordobesa. El precio de cada respirador es de aproximadamente $780.000, y el de un equipo de alto flujo de oxígeno es de $60.000. La entrega de los equipos sería aproximadamente en treinta días, y los donarían a la institución riocuartense que más lo requiera. 

Frente a esta iniciativa, Julio Boehler, socio de FADA, expresó: “Tenemos una comunidad fantástica, necesitamos como sociedad revalorizarnos, y saber que podemos salir adelante si ponemos objetivos que superan las grietas que nos han impuesto los políticos de turno”, y subrayó: “Las buenas noticias también hay que comunicarlas”.

Otra buena acción que superó las expectativas, surgió de la mano de la Sociedad Rural de 9 de Julio. En diálogo con este medio, Fernando Mato, tesorero de la entidad, contó: “El viernes pasado a la tarde, un productor acercó la idea de hacer una colecta, lo hablamos en la Comisión Directiva -mediante whatsapp- e inmediatamente respondimos que sí”. 

La colecta inició con los contactos de cada integrante y de productores amigos, pero de a poquito se fue haciendo más grande, y el resto de la comunidad también se sumó.

“Al momento, hemos juntado $3.000.000”, comentó Mato, y resaltó: “En general el argentino es solidario. El sector agropecuario es impresionante como respondió inmediatamente, y cuando abrimos la colecta a la comunidad, también respondió. Lo interesante es que estamos todos juntos en el mismo barco, y debería servirnos de ejemplo”. 

Todo el dinero recaudado lo pondrán a disposición del Comité de Crisis de 9 de Julio que está elaborando todas las medidas. 

Por su parte, la Sociedad Rural de Jesús María (SRJM), creará un fondo para colaborar con el Comité de crisis de la región. La entidad se encuentra trabajando codo a codo con el Comité de Crisis de las ciudades de Jesús María, Colonia Caroya y Sinsacate.

Cabe aclarar que los ejemplos mencionados, son solo algunos de las interesantes y buenas iniciativas que se están desarrollando en cada rincón del país, debido al COVID-19. 

Temas en esta nota