El Senasa descartó un caso sospechoso de fiebre aftosa en Jujuy

El organismo trabajó con los animales infectados para corroborar la situación. Tras un análisis de laboratorio se comprobó la presencia de estomatitis papular bovina y se descartó otras enfermedades.

Por
El Senasa descartó un caso sospechoso de fiebre aftosa en Jujuy
27deAbrilde2020a las05:41

Personal del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria atendió un caso sospechoso de fiebre aftosa y estomatitis vesicular en Jujuy. El organismo trabajó en el establecimiento y luego de un análisis de laboratorio se confirmó la presencia de estomatitis papular bovina.

Ante el aviso por parte del establecimiento sobre esta situación, personal del Senasa intervino en un predio ubicado en la localidad de Palma Sola, provincia de Jujuy. Desde el organismo señalaron que se trabajó cumpliendo el protocolo de COVID-19.

“Los análisis efectuados en la muestras tomadas a los animales afectados determinaron que se trataba de estomatitis papular bovina y descartó fiebre aftosa y estomatitis vesicular”, señalaron los trabajadores del Senasa. Esta dos enfermedades descartadas tienen alto impacto económico.

Ver también: Extienden la excepción de la vacunación contra la fiebre aftosa para el movimiento de animales

Al recibir la notificación de la sospecha, los agentes concurrieron al establecimiento y constataron la presencia de lesiones en patas, lengua y ubre de los bovinos afectados, detallaron desde el organismo.  En este sentido, tomaron muestras de suero, hisopado bucal y material de las lesiones de los animales afectados y muestras de suero de los animales sanos. 

Las muestras fueron analizadas en el Laboratorio Nacional del Senasa, ubicado en la localidad de Martínez, provincia de Buenos Aires. De esta manera, se descartó fiebre aftosa como enfermedad causal de las lesiones.  “Tanto los sueros como los hisopados bucales y la muestra de la lesión resultaron negativos a todas las pruebas realizadas (ELISA 3ABC, EITB, RT PCR en tiempo real, ELISA tipificación y pasajes en cultivo de células BHK)”, explicaron. 

Por su parte, las muestras fueron enviadas luego al Instituto de Biotecnología del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Castelar. En este análisis identificaron que el ADN obtenido pertenece a un Parapoxvirus, agente causal de estomatitis papular bovina. 

“La enfermedad está presente en Sudamérica y ya había sido detectada en Salta. Afecta a bovinos, principalmente terneros, provocando lesiones papulares en labios, lengua y paladar”, explicaron los agentes del Senasa. 

Temas en esta nota