Avanza la colza y retrocede el trigo en Uruguay: los factores que motivan esta decisión

El área con colza y carinata en Uruguay crecería un 16 % en la nueva campaña 2020/21.

Por
Avanza la colza y retrocede el trigo en Uruguay: los factores que motivan esta decisión
26deMayode2020a las08:52

En Uruguay la colza será el cultivo a destacar este invierno. El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca del vecino país anticipó que habrá una disminución del área con trigo y cebada en la campaña 2020/21 y que avanzarán otras alternativas.

Para la colza, si las condiciones acompañan y lo permiten, las expectativas para el cultivo son muy buenas en Uruguay y se esperan al menos 10 mil hectáreas adicionales respecto a la zafra anterior (75 mil hectáreas), que totalizarían 85 mil hectáreas junto a la carinata (10 mil hectáreas).

"Desde el punto de vista comercial, el cultivo de colza presenta un contrato con reglas claras (mercado local o exportación), con una logística que aprovecha la infraestructura y maquinaria ociosa en esa fecha, y un manejo que viene ajustándose año a año, levantando limitantes e incorporando tecnología", destacó la cartera agropecuaria.

Además, la incidencia que tiene en la fecha de siembra del cultivo de segunda y la mejora en el control de determinadas malezas también son elementos muy valorados por el productor.

Ver también: Colza, una alternativa invernal con gran potencial

El Ministerio de Agricultura uruguayo estima que, por el contrario, las estimaciones de siembra de cebada marcan un importante descenso de 9% y en el caso del trigo, el área se reduciría 5% respecto a 2019/20.

Detrás de la reducción en el área de siembra de cebada, la cual se estima podría ser de tan sólo 150 mil hectáreas, tiene que ver con el impacto del COVID-19 en el consumo de cervezas en Brasil y, por lo tanto, en las necesidades de malta de la industria en el país vecino.

En cuanto al trigo, la expectativa de siembra es de 225 mil hectáreas, considerando los escasos márgenes del cultivo y los problemas de calidad e inocuidad que ha presentado el grano en las últimas campañas.

De esta forma, el área de cultivos de invierno 2020/21 alcanzaría a 480 mil hectáreas, similar a la zafra anterior, y asumiendo rendimientos promedio, el volumen de producción descendería 7%: "La nueva zafra de invierno se inicia en el país, en una coyuntura de alta incertidumbre y afectada a nivel global por el COVID-19".

Mercado en Uruguay

En Uruguay, el mercado local sigue la tendencia internacional: "En el primer trimestre del año 2020, la cotización local promedio del trigo se ubica en US$ 28 por tonelada por debajo del promedio del mismo trimestre del año anterior (170US$/t vs 198US$/t), desincentivando la siembra del cultivo por parte de los productores".

En el caso de la cebada, los contratos con Malteria Oriental S.A. establecen una relación 100% con el precio del trigo en Chicago (CBOT), como precio mínimo para contratos de ¨diciembre/2020¨, puesto en planta de recibo.

Por su parte, la Compañía de Bebidas de las Américas (Ambev) ofrece dos propuestas, por un lado, propone la posibilidad de marcar un precio fijo de US$ 200 por tonelada (por el cual se pueden fijar hasta 2000 kg) y por otro, una fórmula mixta: para el 70% de la cosecha la referencia es 100% del precio del trigo CBOT en el contrato “diciembre/20” y para el 30% restante se establece un valor “fijo” de US$ 215 por tonelada.

"En ambos casos, las condiciones comerciales incluyen descuentos y bonificaciones de acuerdo a determinados parámetros (proteína, grano quebrado, grano dañado, humedad)", destacan.

Por otro lado, para la colza, el plan comercial 2020 de Alcoholes del Uruguay (ALUR) con destino a biodiesel destaca que el precio copiará 100% el precio de la soja en Chicago para el contrato mayo 2021: "Se realiza un contrato por área donde se compromete todo el volumen producido en esas hectáreas".

El precio incluye la bonificación de materia grasa y permite la fijación desde la firma del contrato hasta abril 2021. El recibo es Montevideo a partir de octubre 2020 y el pago se concreta 45 días corridos.

Algunas empresas privadas, con el objetivo de exportación a Europa, proponen planes que toman como referencia el mercado de Matif (Francia). Otras empresas, con el objetivo de exportar a Israel para consumo humano, presentan un plan comercial que tiene como referencia 100% el precio de la soja en Chicago al que se le sumará un plus a definir entre 5 a 10%.

En el caso de la carinata, el plan que ofrece UPM-Kymmene Corporation utiliza como referencia de precio el valor de la colza en el mercado Matif (contrato febrero) y ofrece bonificaciones por determinados parámetros (volumen de producción por hectárea contratada, uso de estiércol como fertilizante) junto a la posibilidad de realizar fijaciones anticipadas.

Temas en esta nota

Seguí leyendo