Presentaron un mapa con ambientes degradados y proponen estrategias para su recuperación

El INTA desarrolló un mapa con área dañadas por la presencia del hombre y elaboró medidas para revertir la situación.

Por
Presentaron un mapa con ambientes degradados y proponen estrategias para su recuperación
08deJuniode2020a las07:00

Técnicos del INTA diseñaron un mapa con las regiones y zonas donde el uso agropecuario, extractivo o agroindustrial provocaron un cambio en los ambientes. Ante esta situación, presentaron estrategias para la remediación y restauración ecológica para volverlos productivos.

Desde el INTA explicaron que la intensificación de los sistemas productivos afectó a la calidad de los suelos, la biodiversidad y la provisión de servicios ecosistémicos. En este sentido, Carolina Sasal, especialista en recursos naturales del INTA Paraná, Entre Ríos señaló que resulta “clave” producir en armonía con el ambiente.

Ver también: En el día mundial del ambiente, ¿qué indica la huella hídrica de la producción en la zona núcleo?

“Con una mirada proactiva y positiva, buscamos implementar diversas estrategias de remediación que nos permitan recuperar la productividad de aquellos ambientes muy degradados de nuestro país por el uso agropecuario, extractivo o social”, aseguró la especialista.

Ver también: La visión sobre el agro de tres funcionarios del gobierno nacional

Sasal explicó que presentaron un mapa para identificar los problemas ambientales y proponer una restauración. “Se trata de un mapa que ubica diversas problemáticas tales como la degradación de bosques nativos”, señalaron desde el INTA.

Estas degradaciones, explicaron los especialistas, se dan por la deforestación, incendios, corrimiento de la frontera agrícola o erosión, así como el daño en suelos y cursos de agua por contaminación con nutrientes, plaguicidas, metales pesados o fármacos veterinarios.

“En todas estas zonas de altísima degradación se requiere una salida a fin de remediar, restaurar y recuperar los ambientes para la sociedad en general y también para volverlas productivas”, explicó Sasal. En este sentido, resaltó la restauración ecológica para los bosques mediante la incorporación de las especies perdidas.

En el caso de las zonas dañadas por las actividades extractivas, se estudia el aporte de especies capaces de remediar el ambiente y sumar, a partir de su incorporación, a la ganadería. “Diagnosticar y entender cuáles fueron los errores que llevaron a la degradación de los ambientes, permite reducir los riesgos, evitar que se repitan y volver a producir con un menor impacto ambiental”, aseguró la especialista.

El mapa muestra todos los sitios de experimentación en la Argentina en los que el INTA trabaja en remediación de suelos y agua, como así también en de sistemas degradados por uso agropecuario, extractivo o social. 

Temas en esta nota