La Niña: se acrecentaron las chances en la última actualización

Es necesario retroceder hasta 1995 para encontrar un acumulado de lluvias menor en igual intervalo de tiempo.

Por
La Niña: se acrecentaron las chances en la última actualización
22deAgostode2020a las21:33

Los pronósticos de probabilidad de un fenómeno La Niña se acrecentaron para el próximo trimestre en una nueva actualización del sistema CPC/IRI ENSO.

La Bolsa de Comercio de Rosario compartió el nuevo pronóstico: "Se estipulan probabilidades de Niña en un 59% para el trimestre septiembre-noviembre, y de 60% para el trimestre octubre-diciembre".

Un fenómeno La Niña se relaciona con precipitaciones por debajo de las normales para esta zona del mundo, por lo que aleja las posibilidades alivio para estas zonas tan necesitadas de agua.

Ver también: Sequía: ¿cómo y cuándo podría acabarse?

En la región núcleo, durante los últimos meses la ausencia de precipitaciones se ha ido consolidando semana tras semana y esta última no ha sido la excepción: "Nuestra región de análisis ya muestra un panorama tan homogéneo en su escasez de reservas que requiere remontarse mucho en el tiempo para encontrar una situación similar", destaca el relevamiento semanal de la Guia Estratégica para el Agro.

La profundización de la sequía ya no es patrimonio de una zona o región. Por el contrario, son las condiciones de humedad relativamente normales las que se ven confinadas a un pequeño sector del mapa, sobre el noreste de la provincia de Buenos Aires. Esta provincia es la única que puede considerarse ajena a las preocupaciones pluviales, contando incluso con algunos excesos hídricos sobre el sudeste bonaerense.

Al desalentador panorama de Córdoba y Santa Fe, donde la falta de agua sigue sumando día tras día hectáreas de cultivo que se deterioran, pasando de buenas a regulares y de regulares a malas, se suman las zonas productivas de Chaco y Santiago de Estero. Allí, la falta de lluvias se ha profundizado severamente.

En esas dos provincias las estadísticas son contundentes: durante los últimos noventa días el este del Chaco recibió el 50% de las lluvias consideradas medias históricas.

El panorama empeora a medida que avanzamos hacia el oeste: Las Breñas recibió solo 10 de los 50 milímetros considerados valor normal para el trimestre. Peor aún es el escenario de Santiago del Estero donde los escasos 2 milímetros, registrados desde junio, han quedado muy lejos de los 16 milímetros estimados como valor medio para el mismo periodo de los últimos treinta años.

"Tan profundo es el déficit que es necesario retroceder hasta 1995 para encontrar un acumulado menor en igual intervalo de tiempo", destacó el Dr Jose Luis Aiello a la BCR. "Como vemos, el invierno en el NEA ni siquiera ha dejado como saldo las escasas precipitaciones que define la estadística, provocando en las zonas productivas de Chaco, Santiago del Estero y el noroeste de Santa Fe una fuerte retracción de la humedad edáfica", destacó.

El escenario actual aumenta considerablemente el riesgo para el desarrollo de los cultivos, y la demanda de lluvias de cara al mes de septiembre ya se eleva a valores que son poco probables de ser recibidos. La eficiencia de la temporada de lluvias de primavera será muy relevante y en parte depende de cómo se transite el cambio de estación.

En ese sentido, "el trimestre que estamos cerrando se ha constituido en una pesada carga para alcanzar la recomposición pluvial", señaló la BCR. Los pronósticos para lo que resta de agosto no son favorables y es poco probable un cambio significativo hasta la segunda quincena de septiembre.

"Es posible que antes de esa fecha se desarrollen lluvias todavía recostadas sobre la franja este, aunque tampoco demasiado generosas. Por el momento no hay indicadores, de escala regional o global, que permitan predecir el regreso de las lluvias a las zonas más necesitadas del oeste, mas aun con la presencia de un ambiente frío e invernal que parece no querer despedirse", concluyó Aiello.

Ver también: Situación del trigo en la zona núcleo

Temas en esta nota

Cargando...