Por la sequía y el aumento de costos del feedlot, se espera una mayor oferta de animales

Los números demuestran que es inviable terminar el animal a engorde y la falta de agua complica la situación de las pasturas, por este motivo el productor comienza realizar envíos a faena.

Por
Por la sequía y el aumento de costos del feedlot, se espera una mayor oferta de animales
22deSeptiembrede2020a las13:39

La ganadería atraviesa un momento complejo por el incremento de los costos para terminar los animales en feedlots y la sequía. En base a estos datos, se espera que los productores envíen sus animales a faena lo que aumentará la oferta, la pregunta es si la demanda está preparada.

Desde el Mercado Ganadero de Rosario señalaron que la situación comienza a poner en situación de jaque a muchos productores y engordadores de invernada que evalúan reducir su exposición ante el actual escenario. “La invernada ha sido sin dudas la primera categoría en capturar a este boom de demanda en plena zafra de terneros, lo que forzó a una relación de compra venta contra el gordo sumamente ajustada”, explica el informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Ver también: Retenciones a los cueros y modificación de la Ley de IVA, entre los reclamos de los frigoríficos

Producto de diversas circunstancias se postergó el llenado de los feedlots, generando un menor nivel de encierre en relación al 2019. “Al mayor valor de la invernada también se sumó un creciente costo de alimentación, debido fundamentalmente a la suba del precio del maíz, como principal insumo”, argumentó Rosgan. 

Los datos aportados por la Cámara Argentina de Feedlots (CAF) detallaron que una operación típica de engorde que contempla ingresar con un ternero de 180 a 200 kg y agregar unos 150kg a grano. Si se lo traslada a valores actuales genera un quebranto de más de $ 3.500 por animal engordado. “Un negocio totalmente inviable tal como típicamente se ha estructurado”, señalaron desde Rosgan 

Esta realidad generó que los productores vuelquen la hacienda a recrías con distintos grados de suplementación. Desde la Bolsa de Comercio de Rosario destacaron que esta situación se ve reflejada en el paulatino aumento en pesos de faena, alcanzando en agosto un promedio de 230 kg de res a gancho desde los 223 kg de los primeros meses del año. “Claro que esta estrategia de ganancia de kilos a pasto tiene un gran condicionante, la situación de los campos”, aclara el informe. 

Menos agua mayor oferta 

El déficit hídrico y las heladas provocó que muchos campos se queden sin recursos para que los animales transiten el último ciclo. “Paulatinamente vamos viendo el efecto de la seca, con mayor invernada ofrecida y precios menos firmes”, comenta el informe de Rosgan. 

Ante este escenario de falta de agua, los productores comienzan a aliviar los campos, liberando anticipadamente las recrías. De esta manera se busca conservar los vientres asegurando su recuperación previa a los servicios.

Desde Rosgan señalaron que si bien, estacionalmente, no debería sorprender ver en el mercado un mayor nivel de oferta para esta época, lo cierto es que este año se esperaba cierto corrimiento en la curva de salida producto precisamente de la prolongación de las invernadas y del ingreso retrasado a los corrales ¿La demanda podrá dar respuesta?

En este sentido, la BCR sostuvo que hay preocupación por el corto plazo debido a la capacidad de respuesta del consumo a medida que comience a volcarse esta mayor oferta. “El factor más angustiante es la descapitalización que generan esos procesos cuando, por circunstancias muchas veces ajenas al negocio, el sector termina trabajando a quebranto”, concluyó el informe.

Temas en esta nota

Seguí leyendo