¿En pesos o en dólares? El nuevo capítulo que se avecina en el caso Vicentin

El concurso de la agroexportadora entra en una nueva etapa, que no estará exenta de polémicas. Qué piden los productores agropecuarios y qué responden desde la Justicia.

Por |
¿En pesos o en dólares? El nuevo capítulo que se avecina en el caso Vicentin
29deOctubrede2020a las10:45

El próximo capítulo de la novela Vicentin incluirá una fuerte disputa entre productores agropecuarios y funcionarios judiciales. Es que, tras recibir los informes de la sindicatura, el juez Fabián Lorenzini deberá convalidar la composición global del pasivo de la agroexportadora, un terreno en disputa ya que no pocos acreedores reclaman cobrar sus créditos (originados por la venta de granos) en dólares. La discusión recién empieza, pero los productores no la tendrán fácil: del otro lado estan no solo la concursada sino también el resto de los acreedores.

De los 2.638 acreedores que la empresa presentó al momento de solicitar su convocatoria, 1.894 se relacionaban con el comercio granario. Al momento de presentar avales, 640 desistieron de continuar el litigio y hoy solo 1.254 batallan por recuperar sus créditos. De estos últimos, 375 exigieron que el pago se haga en moneda dura: en total reclaman 158 millones de dólares.

Como era de esperarse, durante la etapa de impugnaciones y observaciones -que finalizó hace algunas semanas-, tanto la propia concursada como los principales acreedores exigieron a la Justicia que dicha deuda sea pesificada. Más allá de los argumentos, que varían en detalles, la razón detrás de tal movida es de sentido común: Vicentin busca bajar al máximo sus compromisos, en tanto que el resto de los acreedores no quiere otorgarle privilegios a su competencia (cuanto menos haya para repartir, más posibilidades de un cobro seguro).

Según los documentos presentados por el abogado de la concursada, los reclamos en moneda dura son “manifiestamente improcedentes”, ya que “resulta claro del negocio celebrado, y de los comprobantes que lo sustentan, que los precios pactados siempre fueron en pesos”.

Cómo sigue

Como en cualquier proceso, el que termina definiendo es el juez, en este caso el titular del Juzgado Civil y Comercial de la 2º Nominación de Reconquista Fabián Lorenzini. Para resolver, tomará como base los informes de la sindicatura, órgano desde el cual ya anticiparon cuál será la postura a tomar: “Las leyes son muy claras. La deuda que se originó en dólares, por ejemplo con los bancos extranjeros, debe ser abonada en dólares. Lo que es operaciones de granos, como cualquier deuda por productos o bienes, se convierte a pesos, a la cotización al momento de la apertura del concurso”, indicó a Agrofy News Roberto Baravalle, titular del estudio Baravalle & Granados, que asesora a los tres síndicos de la causa Vicentin.

Las fuentes consultadas no dejan mayor lugar a dudas sobre la pesificación masiva de las deudas, más allá de los antecedentes que tuvo en algunos casos la Cámara Arbitral de Cereales, que emitió diversos fallos que dolarizaron las acreencias. En ese caso, se trató simplemente de un guiño al agro, pero sin efecto concreto sobre el expediente judicial del concurso.

En el comunicado emitido a principios de semana, la Bolsa de Comercio de Rosario se hizo eco de este debate, al plantear su preocupación por el desarrollo del trámite, que generaba un “durísimo impacto” por la situación “cambiaria e inflacionaria”. Una referencia nada casual.

La próxima fecha clave es el viernes 13 de noviembre. Ese días la sindicatura deberá presentar los informes individuales, donde emitirán su opinión sobre la composición global de la deuda de Vicentin. Lorenzini tendrá 10 días hábiles para ratificar los términos de ese informe, aunque por la magnitud de la causa es posible pensar que los tiempos puedan estirarse un poco.

Temas en esta nota

Seguí leyendo