Presentan un tablero de control agrícola: "Ser productor en Argentina es como ser piloto de avión en una tormenta"

La herramienta es gratuita y permite comparar rinde de equilibrio, precio de dolor y demás variables para capturar oportunidades en un mercado cambiante.

Por
09deNoviembrede2020a las16:13

Az Group presentó AgBI, un tablero de control que está abierto al público en general y que tiene como objetivo mejorar la toma de decisiones en empresas agropecuarias.

La plataforma tiene una base colaborativa y está pensada bajo la idea de evolución constante, tomando como base el aporte de los usuarios: "La vamos desarrollando día a día para ir mejorándola", destaca el consultor Sebastián Salvaro, economista consultor y socio de Az Group.

La idea de base de la plataforma es poder analizar el margen bruto de los establecimientos agrícolas cruzando diversas variables, como el precio de mercado para soja, trigo, maíz y girasol, insumos, rinde esperado, costos de comercialización, alquileres, etc.

Es decir, combina todas las variables que impactan sobre el planteo y las presenta de forma amigable para poder capturar las oportunidades que brinda el contexto.

Santiago Tiscornia, Líder de Proyecto de AgBI y Analista de Gestión de Empresas de AZ Group, destaca que este tablero de control genérico se presenta en un contexto de "total turbulencia" por el contexto político y económico y frente a perspectivas climáticas que no se muestran del todo favorable para algunas zonas.

Ver también: Tendencia climática según Leo de Benedictis

De igual manera, no todas son malas para la agricultura y aparecen oportunidades frente a la mejora en el precio de los cultivos y un mejor poder de compra frente a los insumos.

"Ser productor en Argentina es como ser un piloto de avión en una tormenta", grafica Tiscornia haciendo referencia al cambio constante en las condiciones. En este sentido, agrega: "Toda línea de vuelo profesional cuando sale un avión tiene una ruta trazada, pero también se tienen que tener en cuenta las rutas alternativas".

A modo de ejemplo, añade: "Se debe saber cuánto combustible queda y qué otras rutas hay disponibles". "Todo vuelo que sale tiene un soporte, que le permite entender el contexto en el que está volando. También tiene que saber que la tripulación está haciendo bien su trabajo", haciendo referencia al equipo detrás de la empresa agropecuaria.

Al mismo tiempo, explica que "es muy difícil que el piloto (productor) esté viendo qué pasa en cada instrumento". Y es aquí en donde aparece el tablero de AgBI para tomar decisiones ágiles y analizar el negocio agrícola, tomando las necesidades de cada establecimiento.

La plataforma permite ver los resultados de un determinado plateo (soja, maíz, girasol, trigo-soja) en 12 regiones y comparar escenarios de precio y rinde para medir el impacto que tendría cualquier cambio en las variables. De esta forma, ante un buen escenario de precios la plataforma permite observar cómo podría cambiar el margen frente a una caída de rindes.

Sobre la actual campaña, Tiscornia destaca que "los precios nos brindan cierto optimismo". Serían los mejores de los últimos 5 años, pero hay que evaluar cómo impacta la perspectiva de restricción hídrica sobre el rinde y el resultado final. Ya que el margen bruto se mide como: precio x rendimiento - costos.

La herramienta muestra el "precio de equilibrio", que muestra a cuánto tengo que vender mi mercadería para cubrir los costos, y el "precio de dolor", que contempla una renta del 20 % sobre la inversión. En soja, en gran parte de las regiones modelizadas por AgBI se alcanza el precio de dolor, con un escenario más ajustado sobre el NOA y NEA.

Definir un precio objetivo permite ver las oportunidades que da el mercado para capturar precios y rentabilidades en un contexto cambiante: "Lo importante es saber cuál es el precio objetivo: me permite tomar decisiones profesionales y ágiles", explica Tiscornia. "Si no tengo mi precio objetivo no tengo parámetro para ejecutar la decisión".

También, otro aspecto a tener en cuenta es la relación insumo-producto: "En un contexto en donde el peso quema, seguirlas es importante porque me permite mantener el valor de compra". Actualmente las relaciones insumos/producto son positivas en la gran mayoría de los planteos.

Ver también: La relación del maíz con la urea es la mejor desde 2013 y los márgenes de la soja pasaron del 3 al 30 %

Ahora, ¿qué pasa si no llueve? AgBI muestra también un rinde de equilibrio (qq/ha necesarios para cubrir los costos, conforme el precio de mercado) y el rinde presupuestado (qq/ha planteados para el modelo): "Lo que me indica es cuánto puede caer mi rendimiento y así y todo cubrir mis costos".

A modo de ejemplo, ver si, en campo alquilado, si cae un determinado porcentaje el rinde, cubro igual mis costos. En este sentido, es importante conocer la historia de la empresa para saber cuánto puede caer el rinde contra el promedio histórico y ver qué tan rentable es el planteo.

Acceda a la plataforma.

Temas en esta nota