Emiten alerta ante nuevos casos de intoxicación con vicia en bovinos, un problema cada vez más frecuente

En nuestro país, el primer caso de intoxicación en bovinos con Vicia villosa fue diagnosticada en toros, por el grupo de Sanidad Animal del INTA Balcarce en 1990.

Por
11deNoviembrede2020a las13:52

El INTA Balcarce alertó sobre nuevos casos de intoxicación y compartió una encuesta que están realizando para ser completada por aquellos que hayan pastoreado vicia, con o sin casos de intoxicación.

En este sentido, a través del Servicio de Diagnóstico Veterinario Especializado (SDVE) del INTA EEA Balcarce, se compartió un mapa de casos de diagnostico de intoxicación con vicia villosa en bovinos, asistidos por el SDVE (rosa) o reportados en la encuesta realizada (rojo).

Según explican, la vicia es una leguminosa anual que, tradicionalmente, se implanta consociada con otras especies para verdeo invierno. En la actualidad, se la utiliza además como cultivo de servicio. Esta especie, bajo ciertas circunstancias, es tóxica para los animales.

Bajo este marco, el SDVE del INTA Balcarce viene realizando estudios para ajustar su manejo y evitar esta problemática, ya que notan una mayor frecuencia de casos de intoxicación y muerte de bovinos luego de consumir vicia, una leguminosa anual, cultivada con verdeos de invierno.

“Desde hace muchos años se conoce que el pastoreo de esta especie puede llegar a provocar cuadros de intoxicación. Era una problemática del oeste de la provincia de Buenos Aires, donde se utiliza a la vicia junto con avena directamente para pastoreo de animales, debido a su rusticidad y resistencia ante el estrés hídrico que hace que sea ideal para la zona. Pero en los últimos años, como a la vicia se la está utilizado más como cultivo de servicio, también empezamos a ver intoxicaciones en lugares donde no ocurrían”, explicó Germán Cantón Responsable del SDVE del INTA Balcarce.

El profesional manifestó que, según la casuística del SDVE de INTA, la categoría más afectada son los animales adultos. Se desconoce si es por una mayor susceptibilidad en animales de mayor edad o por la época en que se consume. Agregó que es una intoxicación crónica, así que el animal tiene que estar consumiendo la planta por varias semanas para desarrollar la enfermedad. Por otro lado señaló que la signología que se le debe prestar atención es: decaimiento general y lesiones en la piel. Inicialmente, que podrían confundirse con sarna. A diferencia de esta última, los animales terminan indefectiblemente muriendo.

“Los animales intoxicados, en la necropsia, presenta lesiones lesiones inflamatorias en diferentes tejidos de hígado, riñón y corazón”, dijo Cantón, y continuó, “lamentablemente, el pronóstico de un animal afectado es pobre; no se recuperan una vez que se presentan los signos. No hay un tratamiento eficaz”.

El investigador comentó que, teniendo en cuenta que se ha popularizado el uso de la vicia como cultivo de servicio y en algunas circunstancias, los productores deciden aprovechar su pastoreo,  se vio un aumento de la casuística de esta intoxicación y dijo “para tratar de identificar, claramente, cuáles son los factores de riesgo, desde el SDVE del INTA Balcarce se decidió hacer una encuesta a productores que hayan pastoreado vicia”, y enfatizó, “cuanto más productores completen la encuesta on line (https://forms.gle/kLqAdPCAv6MvJVNr8), va a ser más fácil poder llegar a concluir en qué momento la vicia es tóxica” y concluyó “creemos que, con la información obtenida, podremos desarrollar herramientas de manejo que hagan la utilización de esta especie más segura”.

Un poco de historia

 

En nuestro país, el primer caso de intoxicación en bovinos con Vicia villosa  fue diagnosticada en toros, por el grupo de Sanidad Animal del INTA Balcarce en 1990. Luego de 15 días de pastoreo, se observaron dos animales con los signos típicos: decaimiento general, andar tambaleante y dermatitis con prurito y exudación con zonas de depilación en cabeza, cuello, región abdominal, pecho y base de la cola.

Temas en esta nota

Cargando...