Transformaron un reclamo en acción y crearon una red de 500 jóvenes que buscan formarse “a campo”

Jornaderos Agro busca reducir la brecha entre el mundo educativo y el productivo a través de una red que une a jóvenes con empresas.

Por |
18deNoviembrede2020a las14:00

Lucas Amadeo es ingeniero agrónomo de la UBA y hace cinco años, cuando aún era estudiante, se le ocurrió junto a otros compañeros poner fin a un problema recurrente en el mundo universitario: la falta de vinculación con el mundo productivo.

“Estábamos cursando la materia Producción de Granos. Antes de empezar yo había estado un tiempo en el campo de un amigo y eso me sirvió mucho, todo lo que me contaban yo ya lo había visto. Pero en cambio, escuchábamos en el pasillo que muchos egresaban sin saber de muchos temas y el reclamo general era que a la formación universitaria le faltaba un gran componente de práctica a campo”, comenzó explicando Lucas, fundador y director ejecutivo de Jornaderos Agro en entrevista con Agrofy News.

Sin embargo, no se quedaron de brazos cruzados, lo que hicieron fue pasar de ese reclamo a la acción y transformar ese problema en una oportunidad: “Así nació este proyecto con 12 jóvenes que se nos ocurrió empezar a visitar a empresarios del sector, productores con alguna metodología de trabajo que nos permitiera conocer y profundizar los aspectos técnicos que vemos en el aula”, continuó contando.

“Desde el 2015 hasta hoy generamos una estructura de jóvenes para realizar actividades a campo, capacitaciones y crear una organización que hoy tiene renombre, que la gente lo valora y lo identifica como un lugar de jóvenes proactivos que le ganan tiempo al tiempo y les permite ser mejores profesionales”, resaltó Lucas. 

Tranquera abierta

La organización creció muy rápido y ampliaron el horizonte de la UBA hacia otras universidades: la UCA, la USAL y la UADE. Luego Buenos Aires les quedó chico porque empezaron a llamarlos de distintas provincias del país para sumarse. “Como todavía teníamos una estructura muy básica nos quedamos ahí. Ese fue el gran cambio del 2020. Logramos desarrollar una plataforma digital que nos permite llegar no solo a toda la Argentina sino que también apuntamos a Latinoamérica. Recibimos pedidos de Uruguay, de Venezuela, de Chile. En 2021 nuestro objetivo es escalar en la región”, contó el fundador.

Los primeros años llegaron a ser una red de 130/150 jóvenes activos, hoy en día hay cerca de 500 jóvenes de todo el país y la región esperando tener su usuario para sumarse. “Con el tiempo dejamos de trabajar solamente con estudiantes de universidades e incluimos estudiantes de escuelas agrotécnicas y jóvenes profesionales. Todas las personas que se estén formando para trabajar en el sector tienen un lugar”. 

Bajo el concepto de “tranquera abierta”, Jornaderos entiende que el agro está constituido por mucho más que ingenieros agrónomos. “Los licenciados en Cs Ambientales empiezan a tener un rol importante, los contadores, los ingenieros hidráulicos”, detalló.

Con respecto a cómo se organiza la red, Lucas contó que hay un equipo de soporte, rentado, que está a disposición de todos los jóvenes: “Nos financiamos fundamentalmente con búsqueda laborales. Este año nos transformamos en una empresa B con triple impacto social, economico y ambiental”, destacó.

Leé también: Centennials, con la camiseta del agro bien puesta

 

Ganar tiempo al tiempo

La principal actividad que realiza la organización es la Jornada a Campo: “Es más que una actividad, es casi un concepto en el cual el joven sale de su entorno formativo y se encuentra con el sector productivo. Esto permite en primer lugar, mejorar conocimientos técnicos y prácticos, ampliar la visión de los sistemas, conocer nuevas formas de producir y personas”, contó el ingeniero agrónomo.

En segundo lugar, tal como contó Lucas, “cuando el joven experimenta un sistema de producción, ya sea ganadero, agrícola, acuícola, apícola, descubre qué es lo que más le gusta y así poder elegir mejor adónde quiere trabajar a futuro”. 

Otro punto que destaca es la formación de herramientas blandas como liderazgo, comunicación, gestión de equipo: “Desarrollar una actividad, llevarla a cabo, poder preguntar, presentar a Jornaderos Agro, hacer una devolución a la empresa al cierre de la actividad, son todas acciones que al joven lo ponen en una instancia pre profesional”.

La red del agro del siglo XXI

Jornaderos apuesta de lleno a la inserción laboral, ya que para las empresas es una excelente oportunidad de conocer jóvenes proactivos, interesados en lo que hacen y con mucha actitud: “Durante 5 años trabajamos con más de 50 empresas, pasarla a la virtualidad nos permite tener ya 20 empresas en nuestro portal y en ese sentido ir creciendo, no solo las empresas sino también con las cámaras y entidades”.

Uno de los aspectos que resalta es que tienen poco recambio de empresas ya que eligen quedarse. “No descubrimos la pólvora, entendimos que la solución está en trabajar en conjunto con el sector productivo en la formación, orientación, inserción y arraigo de los nuevos profesionales. Las empresas cuando entienden eso se suman al proceso. No se van y recomiendan a otras”, agregó. 

“Estamos creando la red del agro del siglo XXI. Lo que hacemos es sumar a las empresas a la mesa de la educación para que sean parte de la solución. Si los jóvenes no tienen las competencias y herramientas que se necesitan, las empresas tienen que ser participantes activos de esa formación”, explicó.

Seguí leyendo: Cómo las nuevas generaciones se encuentran transformando el agro

Doble entrada

La plataforma tiene dos principales actores que fomentan las actividades: en algunos casos es la empresa la que ofrece actividades para competir por un recurso que es limitado, del otro lado es el joven el que propone jornadas según lo que necesita aprender. 

“La agenda se arma según el ciclo productivo, en este momento estamos viendo la siembra de la soja que está terminando, la siembra de maíz, la cosecha de trigo. También vemos mucho lo que es comercialización, trabajamos con empresas como Glimax SRL, Establecimientos La Negra SA y ManAgro SA”, contó el ingeniero.

El portal les permitió además desarrollar un módulo de capacitaciones on demand donde ponen en valor un montón de conocimientos que genera el sector productivo que no se enseña en las universidades y tienen un módulo donde comparten las búsquedas laborales.

Agtech: crear puentes

El martes pasado Lucas participó de la Cumbre Agtech organizada por la Red de Potenciación Nesters-CREA donde resaltó la importancia de los jóvenes en la promoción de la tecnología.

“A veces el productor ve la tecnología como algo lejano y se pregunta cómo aplicar eso en su campo. Jornaderos entiende que entre el agro y la tecnología falta algo, que son los jóvenes, para generar ese puente. Así como en su momento generamos un puente entre la educación y la producción, hoy podemos crear uno entre la tecnología y el agro”.

“Los jóvenes capacitados y vinculados son los principales promotores para la adopción de tecnología en el sector. Tenemos jóvenes en todas partes de Argentina conociendo sistemas productivos, lo que se traduce en mucha gente detectando problemas. Si podemos transformar esos problemas en oportunidades, cada vez van a ser más los jóvenes emprendiendo y contribuyendo al ecosistema”, agregó. 

Lucas resaltó que en Jornaderos los eventos de tecnología son los más solicitados: "Al 90 % de los jóvenes le interesa la tecnología y hay que capitalizarlo”. 

Consultado respecto a cómo ve el agtech hoy en día, el ingeniero contó: “El desafío que tenemos como sector es el tema de la trazabilidad, de adoptar plataformas simples que nos permitan cargar información respecto a las formas de producción, las certificaciones de sustentabilidad, esto es un tema central”, agregó. 

Por último, el director de Jornaderos Agro adelantó que están trabajo con un proyecto exclusivo que promovieron desde el Senado de la provincia de BA sobre comunicación entre campo y ciudad. 

“La oportunidad que tienen las nuevas generaciones es de comunicar distinto, transmitir otros conceptos, valores. Si no se generan canales de diálogo que tengan como objetivo el consenso, no vamos a lograr que la gente de ciudad que no conoce empiece a tener mayor conciencia de lo importante que es el agro y las veces que hace bien las cosas”, concluyó. 

Ver también: “El agro tiene que tener voz en agendas más amplias, de causas comunes”

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo