Apuntan a las economías regionales para vender más a China: “Las frutas tienen un horizonte productivo fenomenal"

Desde Cancillería también destacan que "el gran desafío es la producción de proteína animal”.

Por
Apuntan a las economías regionales para vender más a China: “Las frutas tienen un horizonte productivo fenomenal"
20deNoviembrede2020a las07:23

“Tenemos que incrementar nuestra presencia en China y, sobre todo, llevar la variedad de nuestra producción. Tratar de que nuestros productos con mayor valor agregado y los de economías regionales lleguen de manera más fluida al mercado chino”, aseguró hoy el Secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, al participar del webinario “China en Iberoamérica”.

Neme se refirió a la complementariedad que tienen las economías de la Argentina y China y a la necesidad de incrementar las inversiones y el flujo comercial entre ambos países. “Tenemos un buen flujo comercial que precisamos mejorar sustancialmente y, a la vez, esperamos de la relación con China mayores inversiones. Estamos muy conformes con el financiamiento que tenemos para obras de infraestructura vial, ferroviaria y de energía, con los que China está contribuyendo de manera significativa”, aseguró el funcionario de Cancillería.

“Es un actor importante en la financiación de la obra pública en la Argentina, pero nos interesa también la inversión en la industria, en la economía real, en servicios basados en el conocimiento y en la alta tecnología”, afirmó.     

En relación con el intercambio comercial, Neme destacó el papel que pueden tener las economías regionales en el agregado de valor para exportar: “Argentina tiene una enorme capacidad productiva en el sector agroalimentario, somos muy buenos productores de frutas en calidad y de alto valor pero tenemos que invertir más en nuestra producción frutícola, sobre todo en productos que son intensivos en mano de obra”. 

“Las frutas tienen un horizonte productivo fenomenal, por ejemplo las cerezas y las frutas secas. Exportamos limón fresco a China, y vamos por los cítricos dulces. Los vinos están lentamente entrando al mercado chino, y hay oportunidades para aceitunas y aceite de oliva”, enumeró, aunque aclaró que “el gran desafío es la producción de proteína animal”.

“Tenemos que agregarle aún más valor a nuestros productos. Tratar de avanzar hacia los alimentos terminados, a las proteínas de calidad, a todas las cadenas productivas de las diferentes carnes, y que esas carnes vayan directamente listas para consumir, lo que significa mayor valor, más empleo y, por supuesto, más exportaciones”, destacó.    

Neme mencionó el trabajo de relevamiento realizado desde el Centro de Economía Internacional (CEI), de la Cancillería Argentina, en el que “se identificaron 468 productos que tienen ventajas competitivas reveladas, y solamente algo menos de la mitad llegaron en algún momento al mercado chino, y eso demuestra una fuerte debilidad de nuestra parte en cuanto a las políticas de promoción comercial y de incremento de la presencia en un mercado tan importante como el chino; y eso es una de las cuestiones que el gobierno del Presidente quiere revertir”.

Al inaugurar el Seminario “China en Iberoamérica”, el canciller Felipe Solá destacó las coincidencias entre ambos países en relación al apoyo al multilateralismo, a la cooperación en el marco de la pandemia global y el compromiso con la cuestión ambiental. Asimismo, resaltó la necesidad de incrementar el flujo comercial bilateral y la inversión en infraestructura y en energía en Argentina.

“Coincidimos en el G20 en cuanto a solucionar algunas tensiones por las vías del fortalecimiento de la OMC y de otras organizaciones multilaterales que están debilitadas y que tenemos la obligación de volver a fortalecer. Coincidimos con China en cuanto al cambio climático, y tenemos coincidencias de fondo, que hacen a la visión del mundo en general”, dijo Solá, quien también se refirió al nivel de “cooperación” durante la crisis de la pandemia global.

“No olvidamos la colaboración práctica y material en materia de Covid. China tuvo una actitud muy solidaria, hicimos una gran cantidad de vuelos de Aerolíneas Argentinas para traer todo tipo de insumos. Tuvo una actitud de acercamiento cooperativo y solidario, que a su vez fortalece el acercamiento político”, señaló el ministro acompañado por el secretario de Relaciones Exteriores Pablo Tettamanti y por el jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Chaves.

De cara a la Cumbre de Líderes del G20 de los próximos días, en la que participará por primera vez el Presidente Alberto Fernández, el canciller subrayó “nuestro firme apoyo al multilateralismo, a la OMC y a la OMS”, visión que coincide con la de China. “Sobre la OMC, China tiene tres principios, con los que coincidimos, no perjudicar a los países en desarrollo, respetar las reglas del comercio, y seguir las decisiones del consenso”, aseguró.

Señaló además la coincidencia en “considerar a la investigación y producción de la vacuna como bien público internacional”, de manera de permitir el acceso amplio y desvincularla de la idea de negocio farmacéutico.

“Frente a países que se empiezan a cerrar, es fundamental que China se siga abriendo”, consideró Solá, y afirmó la necesidad que tiene la Argentina de incrementar el flujo comercial y las inversiones con la nación asiática.

“Queremos abrir el número de productos que les vendemos, ya que estamos muy concentrados en cinco productos. Tenemos cierto déficit comercial con China pero estamos muy confiados en el futuro. Nos interesa mucho el crecimiento de la capacidad de demanda que se ve en China por ascenso de clase desde hace varios años, y ahora cada vez más”, aseguró.

Recordó también que “Sinograin acaba de incrementar el nivel de importaciones desde la Argentina en compras de granos y aceites de manera interesante. Vamos a pasar de 300 a 400 mil toneladas de aceite de soja y de 3 a 4 millones de toneladas de granos, sólo en el caso de Sinograin. Pero también vamos a vender más a otras firmas y otros productos”.

“Tenemos gran necesidad de inversión en infraestructura vial y ferroviaria, y de intervención en energía. El stock de inversión china es bajo, y puede aumentar muchísimo más, y estamos dispuestos a hacerlo. Además, nos interesa estar en la Iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda”, afirmó.

El canciller hizo mención el nivel de ‘asociación estratégica integral’ que tienen ambas naciones desde 2014, y afirmó que el Presidente Fernández tiene “pendiente” una visita a China, que se realizaría entre marzo y mayo de 2021. “Eso fue acordado en una conversación de septiembre pasado entre los presidentes Xi Jinping y Fernández”, dijo Solá.

Temas en esta nota

Seguí leyendo