El dólar blue terminó con una baja el arranque de la semana: qué dicen los analistas

La brecha cambiaria se ubica apenas por debajo del 100%. Mirá la opinión de analistas y economistas sobre la coyuntura argentina.

Por
El dólar blue terminó con una baja el arranque de la semana: qué dicen los analistas
24deNoviembrede2020a las12:12

El dólar comienza la semana con subas en varios de los segmentos informales. El dólar blue terminó cayendo $1 a $160, pero el Contado con Liquidación avanzó 0,9 % a $150,99, mientras que el MEP sube 0,5% a $147,88. En tanto, el dólar en el Banco Nación se vende a 85,75 (+0,3%) y el mayorista alcanza los $80,70 (+35 centavos).

Con estas cotizaciones, la brecha cambiaria se ubica apenas por debajo del 100%.

Ver también: La actualidad de las empresas agropecuarias: "Están destinando mucho tiempo a revisar estrategia comercial y financiera"

Por otro lado, Reuters agrega que la bolsa de Argentina cotizaba en alza el martes en medio de un reacomodamiento de precios visto en la víspera en Wall Street, cuando la plaza doméstica permaneció cerrada por un feriado nacional.

Operadores agregaron que los avances en las negociaciones con el FMI y el mejor contexto internacional con los avances de una vacuna contra el COVID-19 también ayudaban a marcar la senda de negocios.

El índice S&P Merval de Buenos Aires ganaba un 1,51%, cuando el lunes los ‘ADRs’ argentinos en Nueva York mostraron alzas generalizadas.

“La clave de esta semana pasará por los movimientos de los mercados internacionales, que están empujando con fuerza a los mercados emergentes, incluido Argentina”, dijo la consultora Portfolio Personal Inversiones.

El FMI dijo el viernes que ha comenzado a delinear junto a Argentina “los contornos de un programa” que podría respaldar al Gobierno para enfrentar los profundos desafíos económicos y sociales del país.

En el contexto de las disposiciones cambiarias del Banco Central, la entidad monetaria dijo recientemente que hasta ahora reestructuraron deuda sin problemas cinco empresas por un total de 602,5 millones de dólares.

Estas empresas fueron el Banco Hipotecario por 279 millones, la firma de bienes raíces IRSA por 180 millones, la agropecuaria Cresud por 70 millones, la generadora y distribuidora de energía eléctrica AES por 22 millones y la generadora de energías renovables Genneia por 51,5 millones.

Mientras tanto, el Banco BBVA Argentina dijo que su asamblea aprobó distribuir como dividendo complementario en efectivo un total de 12.000 millones de pesos (unos 149,3 millones de dólares).

Qué dicen los analistas

Analistas y economistas aportan a Reuters sus opiniones sobre la coyuntura argentina, que reproducimos a continuación:

“La alta desconfianza que inversores y agentes económicos tienen sobre el Gobierno argentino continúa generando altas expectativas de una devaluación del tipo de cambio oficial, de una alta inflación y de un futuro default de la deuda, a pesar de la reciente reestructuración. Todo esto a pesar de un clima totalmente favorable para los mercados emergentes y de altísima liquidez global”, expresó Mariano Sardáns, presidente ejecutivo de la gerenciadora de patrimonios FDI.

Agregó que “un acuerdo con el FMI permitirá disminuir en alguna medida las tensiones, pero está del lado del Gobierno realizar los ajustes necesarios para lograr una transición menos traumática. Los mercados de bonos y acciones seguirán volátiles en concordancia con este panorama y expectantes a los resultados de la elección de medio término en 2021”.

“Es fundamental una macroeconomía ordenada para lograr avanzar, lo que realmente va a ser un gran desafío para encaminar un crecimiento económico. Además, es necesario ordenar los desequilibrios sociales y económicos, lo que no va a ser una tarea sencilla”, señaló Javier Rava, analista de Rava Bursátil.

En los últimos días el ministro de Economía, Martín Guzmán, tomó “decisiones importantes realizando varios ajustes en la economía. Y tal situación sirvió para crear un escenario positivo para iniciar las conversaciones con los funcionarios del FMI (...) siendo su objetivo el de acordar un nuevo programa que estabilice el mercado financiero, restablezca la confianza y refuerce las debilitadas reservas del banco central”, dijo José Nogueira, analista de ABC Mercados de Cambio.

Roberto Geretto, economista jefe del Banco CMF, sostuvo que “nuevamente las reservas del banco central y su intervención en el mercado de cambios será una variable excluyente a seguir (...) donde las reservas netas líquidas ya se encuentran en cero, o inclusive terreno negativo, dependiendo de los supuestos usados para la contabilización”.

Acotó que “tras el mal dato de inflación de octubre, el banco central aceleró la devaluación a pesar de las constantes intervenciones de organismos oficiales (ANSES, etc) en el mercado. De no mediar un plan fiscal y monetario más conservador, cada vez les será más difícil contener la brecha (cambiaria), donde el 2020 apunta a cerrar con una emisión monetaria de 2 billones de pesos, monto muy significativo, haciendo esperable las tensiones en el mercado de cambios”.

“Desde hace varios meses que la economía argentina atraviesa una corrida cambiaria: la demanda de dólares supera a su oferta y el banco central interviene sistemáticamente para evitar una devaluación. En este marco, desde que se anunció la reestructuración de la deuda externa a comienzos de agosto, la autoridad monetaria vendió más de 4.000 millones de dólares para contrarrestar las presiones”, reportó la consultora Ecolatina.

“El FMI se fue de la Argentina después de conseguir imponer una serie de deberes para el Ministerio de Economía, básicamente mediante un ajuste en políticas fiscales, por lo que se vienen días difíciles para los sectores más vulnerables. Las partes llegaron a un acuerdo para establecer un plazo extendido en las negociaciones”, dijo Gabriel Monzón, economista y secretario técnico de la Confederación Parlamentaria de las Américas (COPA).

La consultora Delphos Investment dijo que “en los niveles actuales, las tasas de interés mayoristas se muestran en valores negativos cercanos al 1% mensual (...) La persistencia de niveles de inflación cercanos al 4%, junto con el incremento estacional de la liquidez en diciembre, plantean la necesidad de un sendero creciente de tasas”.

“La inflación supera al menos un 4% para noviembre y diciembre, lo que alienta medidas devaluatorias (...) Es difícil ajustar el gasto público con una inflación tan alta, cuando hay precios congelados en muchos rubros”, sostuvo Ricardo Delgado, director de la consultora Analytica. “Se necesita un programa económico integral”, agregó.

El analista de calificaciones soberanas de Moody’s, Gabriel Torres, dijo que cree que Argentina va a endurecer el cepo cambiaria “porque las reservas (del banco central) continúan bajando, y dependiendo de cuál es la medida que uno utiliza de reservas netas, se están acercando a cero o no están muy lejos de eso”.

“Al haber problemas financieros en muchos países emergentes, Argentina podría eventualmente beneficiarse de la voluntad general de encontrar mecanismos para postergar vencimientos y facilitar el refinanciamiento (con el FMI)”, dijo Roberto Drimer, analista de la consultora de VatNet Research.

Ver también: Por qué el mundo se está poniendo algo menos hostil para la Argentina

“El acuerdo con el FMI probablemente vendría con condiciones que incluyen reformas estructurales y tasas de interés más altas para enfrentar la inflación, una eliminación gradual de los controles de capital y el fin de la monetización del déficit”, estimó Capital Economics.

Temas en esta nota

Seguí leyendo