La actualidad de las empresas agropecuarias: "Están destinando mucho tiempo a revisar estrategia comercial y financiera"

Citan algún atraso en la devolución del IVA y varios dueños de empresas y contadores analizando el impacto del impuesto a la riqueza.

Por
La actualidad de las empresas agropecuarias: "Están destinando mucho tiempo a revisar estrategia comercial y financiera"
24deNoviembrede2020a las07:47

La consultora Zorraquin + Meneses (Z+M) repasó en qué andan las empresas agropecuarias: "Más allá del contexto país, las empresas siguen su actividad en un momento crucial del año para todas las actividades extensivas", destacan.

En agricultura, sembrando la gruesa y comenzando la cosecha de fina (cebada, colza, trigo, forrajeras). Bajo este marco, el clima y los precios de los granos generaron algún cambio entre cultivos de gruesa de último momento: "La gran preocupación de los agricultores hoy es la evolución del clima para poder sembrar en buenas condiciones, en un marco donde hay entusiasmo por la potencial atractiva rentabilidad del negocio", describen.

En tanto, desde Z+M notaron algunos faltantes de agroquímicos para el girasol, aunque no generalizados, pero que sirvieron de estímulo para asegurar lo poco que falta comprar.

"Parte del excedente de pesos de algunas empresas se busca canalizar en inversiones pero a veces se vieron retrasos o falta de entregas de mercadería (chapa, hierro, postes, alambre, acoplados, maquinaria, etc.)", agregan.

Además, las empresas agropecuarias están destinando mucho tiempo a revisar estrategia comercial y financiera, observándose algún atraso en la devolución del IVA. También hay varios dueños de empresas y sus contadores analizando el impacto que puede tener el nuevo “impuesto solidario”.

"Muchas reuniones de socios o gerentes para ajustar decisiones para la 2020/2021 en ganadería de engorde y lechería con números que hoy no cierran, potenciado por la menor cantidad de pasto generado en las pasturas, con una primavera de lluvias escasas", agregan. "Muchas decisiones a tomar, la biología y las finanzas apuran los tiempos".

Sobre el impuesto a la riqueza, desde Z+M describen que ante la falta caja, el Gobiero opta siempre por poner impuestos: "Más allá del perfil ideológico de los políticos, la mayor creatividad de los gobiernos cuando enfrentan problemas de caja es…subir impuestos".

"La actual administración no ha sido la excepción, aumentando o creando 14 nuevos impuestos desde que asumió", añaden. Por supuesto, siempre hay un justificativo para hacerlo: “impuesto a los ricos”, “impuesto solidario”, “por la crisis”, “por única vez”, “para dar a los que menos tienen” y varios etcéteras más.

En este sentido, citan al economista y periodista Martín Tetaz, sobre que hay dos tipos de impuestos:

  • Los que tienen fines recaudatorios
  • Los que se fijan para desalentar comportamientos

"Acá esto no parece funcionar en forma virtuosa porque lo que vemos es que la voracidad fiscal y el constante cambio en las reglas de juego, en el largo plazo tiende a disminuir la recaudación real y desalienta la inversión y la generación de empleo (comportamientos no deseados)", destacan desde Z+M.

La consecuencia esperada…que a mediano plazo volverán a subir impuestos: "Y eso genera que tanto inversores argentinos como extranjeros duden a la hora de volver a invertir en acciones de largo plazo. Durante años esta ha sido la política fiscal,  y los resultados económicos y sociales están a la vista", añaden y se preguntan: "¿Y si probamos otra cosa?".

Por otro lado, se refieren a la intimación a vender de la Secretaría de Comercio Interior para las empresas que producen, distribuyen y comercializan productos e insumos para la construcción “a garantizar el abastecimiento e incrementar su producción hasta el máximo de su capacidad instalada”. "Queda la duda sobre qué pasará si no lo hace, ¿le clausuran el negocio? Antecedente muy peligroso. Es pretender que una resolución firmada en un escritorio reemplace a la realidad. Quizás podrían pensar por qué alguien que necesita vender no vende (¿tan locos estamos?) y tratar de arreglar los problemas de fondo en vez de enojarse con el que produce.  Pregunta: ¿si llega a faltar harina o carne, harán algo parecido?".

En cuanto a la situción macro, la brecha entre el tipo de cambio oficial y los otros tipos de dólar se ubica en el 100% aproximadamente: "Es insostenible, pero es visto como algo positivo porque se redujo respecto a lo que estaba y respecto a las expectativas de lo que podía estar",

Este “control de brecha” se está haciendo a un costo elevado y sin generar soluciones estructurales en la economía: "O sea que el ministro Guzmán y el presidente deberían usar esta calma artificial para generar señales de cuál será el sendero por el que se piensa encarrilar la situación. La inflación del 3,8% de octubre es elevada a pesar de tener tarifas públicas congeladas y sistema de precios máximos. El déficit fiscal del 2020 terminaría algo por encima del 8% del PBI y el presupuesto 2021 lo estima en el 4,5% a cubrir en gran parte con emisión. Mientras, se hace ajuste a jubilados, se elimina el IFE y el ATP para bajar el gasto y tal como se dijo se subirán impuestos. Veremos si la negociación con el FMI genera algo más de claridad sobre las urgencias financieras del Estado".

En cuanto al mercado de granos y el precio de la soja, el trigo y el maíz, destaca que sigue la suba “estructural” del mercado donde la posible falta de precipitaciones en sudamérica será la que determine futuras subas, la amplitud y volatilidad de las cotizaciones: "Pareciera que el mercado posee más recorrido de precio para la soja que para el maíz, siendo el precio del trigo afectado ya por la cosecha local, separándose temporalmente del mercado internacional".

Por otro lado, el riesgo bajista lo pone un posible nuevo “parate” mundial por el Covid-19, contrarrestado por la carrera de las vacunas.

 

"Las estrategias de coberturas siguen siendo las indicadas en informes anteriores, no contradecir la tendencia y coberturas con opciones. Es importante marcar que en un año como este, de importantes subas de precios combinados con una posible falta de mercadería (sequía), es la peor combinación para aquellos que acostumbran a trabajar con forward. Es por ello que insistimos en  recomendar trabajar con opciones y coberturas flexibles", concluyen.

Temas en esta nota

Seguí leyendo