Fracasó la negociación salarial aceitera y el gremio continúa en Estado de Alerta

"Están solicitando un aumento salarial que sea más que la tasa de inflación”, destacan las empresas agroexportadoras.

Por
Fracasó la negociación salarial aceitera y el gremio continúa en Estado de Alerta
25deNoviembrede2020a las07:11

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina emitió un comunicado luego de una nueva audiencia presencial convocada en la sede del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social anunciando que una vez más fracasó la negociación.

En este sentido, el gremio declaró de forma inmediata la quita de colaboración y definirá las próximas medidas de acción directa.

"Ante las repetidas expresiones de buena voluntad y predisposición negociadora de las trabajadoras y los trabajadores aceiteros, las cámaras patronales CIARA, CIAVEC y CARBIO han decidido en cambio reincidir en una nueva provocación. Así como en octubre, tras dos meses de dilatar la negociación de la revisión pautada en octubre, se negaron a proceder a la misma, en el día de hoy (ayer) y tras haberse cumplido toda la conciliación dictada por la cartera laboral e incluso dos audiencias adicionales solicitadas por las autoridades del Ministerio buscando una solución, la parte empresaria vuelve a llevar la mesa de negociación al fracaso", destacan desde la Federación.

"Llamamos a todas las compañeras y compañeros aceiteros a continuar el Estado de Alerta en el marco del plan de lucha con quite de colaboración, y a la espera del anuncio de la modalidad de nuevas medidas de fuerza", agregan.

El titular de CIARA (Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina) y CEC (Centro Exportador de Cereales), Gustavo Idigoras, dijo a Reuters “no pudimos llegar a un acuerdo. Están solicitando un aumento salarial que sea más que la tasa de inflación”.

“Estamos comprometidos a pagar de acuerdo con la tasa de inflación. Esa es la gran diferencia que tenemos con la federación. Aún estamos abiertos a negociar un acuerdo pero necesitamos ver algo de flexibilidad por parte del sindicato”, añadió.

Recientemente, una medida de fuerza del sector oleaginoso afectó la molienda de las empresas internacionales Cargill, Bunge y Louis Dreyfus, como también la de importantes compañías locales.

 

Las medidas de fuerza del sindicato no impactaban en la región al norte de Rosario, donde se concentra el grueso de la actividad de molienda de Argentina, debido a que los trabajadores ahí están afiliados a otro gremio.

Temas en esta nota

Seguí leyendo