La pandemia le abrió al campo un nuevo nicho: cuál es y qué oportunidades ofrece

Se trata de una actividad poco desarrollada en el país, pero que emerge de la crisis sanitaria con gran potencial.

Por |
Foto: INTA

Foto: INTA

11deDiciembrede2020a las12:26

La producción agropecuaria no supo de pandemias ni cuarentenas. A pesar de las restricciones, el sector trabajó a un ritmo prácticamente normal y nuevamente será eje fundamental de la reactivación económica. Más allá de esto, el 2020 le dejará al campo argentino otro aliciente (menor, pero aliciente al fin). Nos referimos al turismo rural, un nicho poco explotado y que tiene, frente a los nuevos patrones de consumo, una gran oportunidad para su desarrollo.

Un estudio realizado por la consultora Singerman & Makón determinó que, en el marco de la "nueva normalidad", el principal incentivo para el consumo es garantizar la seguridad sanitaria. Particularmente respecto al turismo, el informe indicó que "el miedo a viajar por temor a contagio se consolida como la principal amenaza que atenta contra la recuperación del sector". Ante este escenario, la posibilidad de disfrutar unos días en una estancia rural, desarrollada en espacios naturales amplios, surge como una propuesta inmejorable.

Según el último censo agropecuario, existen en el país 1.449 "explotaciones agropecuarias con turismo rural". La agencia oficial Telam reportó en abril pasado que por allí circulaban (antes de la pandemia) unas 15.000 personas en forma anual, generando ingresos por 3 millones de dólares. "Por ahora es muy incipiente la actividad. Pero está claro que la pandemia la revalorizó y estamos ante una gran oportunidad", explicó a Agrofy News Pablo Walter, integrante del Centro de Investigación en Economía y Porspectiva (CIEP) del INTA.

Walter, quien viene militando desde hace tiempo la causa, también es docente de la única carrera terciaria especializada en turismo rural (dictada en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires). Esa falta de diversidad en la oferta educativa es justamente uno de los desafíos que constantemente señala para propiciar el crecimiento de la actividad, aunque también hay otros: actualmente no existe un registro único a nivel nacional y tampoco hay una asociación que nuclee a los emprendedores del sector.

"Más allá de las debilidades, lo cierto es que el coronavirus y sus consecuencias han despertado un nuevo interés. Incluso desde el punto de vista gubernamental, donde no hay una oficina específica pero la temática ganó espacios dentro del Ministerio de Turismo", agregó.

Precisamente, en las últimas semanas, el director nacional de Planificación y Desarrollo Sergio Castro viene destacando que "el turismo en el espacio rural se consolida como una interesante actividad, una manera de generar arraigo, dentro de un desarrollo turístico local sostenible federal y equilibrado".

El funcionario no adelantó medidas, pero dejó entrever que las estancias campestres podrían captar parte de las 9 millones de personas que durante 2018 y 2019 viajaron fuera del país y que, en lo inmediato, van a saciar su necesidad de viajes dentro de las fronteras del país. "consideramos que es fundamental una tarea interrelacionada para generar mas oportunidades y promover más destinos", acotó, según quedó registrado en diversas charlas organizadas por el Ministerio de Turismo.

Ver también: Turismo rural: cuatro opciones que se destacan por sus propuestas

Qué ofrece Argentina

El informe de la agencia oficial Télam detalló que en los últimos 10 años, las propuestas de turismo rural crecieron un 30%. Entre los planes que se ofrecen se destacan las actividades típicas del campo: arriar, esquilar, ordeñar, cabalgar, andar en carruajes, participar de fogones, guitarrear, ver domas y jineteadas, y hacer safaris fotográficos, entre otras.

"Lo que más se ofrece son cuestiones vinculadas a lo gastronómico y a lo cultural. Pero también se destaca el alojamiento en el campo, el agro turismo y el turismo educativo", agregó Walter, quien destacó que el perfil principal del consumidor se relaciona con "familias".

Según los datos del censo agropecuario, de los 1.449 establecimientos que ofrecen turismo rural en Argentina, en 548 existen propuestas gastronómicas y en 505 se permite la posibilidad de pernoctar (en total, hay 7.267 plazas disponibles). En tanto, en 168 se permite perscar y en 95 se habilita la caza.

Siempre en base a esos mismos datos, la mayor oferta se encuentra en la provincia de Mendoza, donde existen 227 establecimientos, un 16% del total nacional. Segunda aparece Buenos Aires (13%), mientras que Salta y Jujuy comparten el tercer lugar (6% cada una).

Temas en esta nota