México prohíbe el maíz transgénico y elimina progresivamente el uso de glifosato

A través de un decreto presidencial, Andrés Manuel López Obrador tomó la determinación. La industria agroalimentaria puso reparos ante la decisión.

Por
México prohíbe el maíz transgénico y elimina progresivamente el uso de glifosato
04deEnerode2021a las15:14

El último día del año fue un día movido para el maíz. Mientras en Argentina se suspendían las exportaciones, en México se prohibía el maíz transgénico. A través de un decreto, el Gobierno mexicano tomó esta determinación y, además, estableció un esquema de eliminación progresiva del uso de glifosato.

Estas dos medidas no cayeron bien en la industria agroalimentaria que manifestó su descontento. En este sentido, “La falta de acceso de opciones para la producción nos pone en desventaja ante nuestros competidores, como lo son los productores de maíz de Estados Unidos”, afirmó a Reuters Laura Tamayo, vocera del Consejo Nacional Agropecuario de México. “Por otro lado, la importación de grano genéticamente modificado de Estados Unidos es clave para muchos productos de la cadena agroalimentaria”, agregó Tamayo, quien también es directora regional de comunicación de Bayer, propietaria de la empresa agroquímica Monsanto.

El 31 de diciembre, México publicó en su Boletín Oficial el decreto que establece: “Las Secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales, de Salud, y de Agricultura y Desarrollo Rural, así como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, a más tardar en el primer semestre del año 2023, promoverán las reformas de los ordenamientos jurídicos aplicables para evitar el uso de glifosato como sustancia activa de agroquímicos y de maíz genéticamente modificado en México”.

La medida fue argumentada al explicar que se busca contribuir a la seguridad y a la soberanía alimentarias y como medida especial de protección al maíz nativo, la milpa, la riqueza biocultural, las comunidades campesinas, el patrimonio gastronómico y la salud de las mexicanas y los mexicanos. “Las autoridades en materia de bioseguridad, en el ámbito de su competencia, de conformidad con la normativa aplicable, revocarán y se abstendrán de otorgar permisos de liberación al ambiente de semillas de maíz genéticamente modificado”, especifica el decreto.

Además, el decreto señala que se revocarán y se abstendrán de otorgar autorizaciones para el uso de grano de maíz genéticamente modificado en la alimentación de las mexicanas y los mexicanos, hasta sustituirlo totalmente en una fecha que no podrá ser posterior al 31 de enero de 2024, en congruencia con las políticas de autosuficiencia alimentaria del país.

Por su parte, Greenpeace celebraron la medida. En un comunicado expresaron: “Greenpeace México junto con diversas organizaciones campesinas, de consumidores, académicos, investigadores, artistas e intelectuales hemos denunciado que los transgénicos y su paquete tecnológico ocasionan daños a la salud humana y medioambiental. Tal como las y los científicos lo han comprobado en diversas investigaciones”.

La organización, también, especificó que es tiempo de saldar la deuda histórica con la diversidad genética en México. “Llegó y celebramos la prohibición del maíz transgénico y la prohibición progresiva del glifosato para 2024, pues son pasos importantes para avanzar hacia una producción ecológica que preserve la biodiversidad y la agrobiodiversidad”, concluyeron.

Temas en esta nota

Cargando...