Lo que resta del verano se mantendría con menor oferta de agua de lo habitual: cuándo terminaría La Niña

El Instituto de Clima y Agua del INTA estima que este evento siga vigente durante el primer trimestre del año. Sin embargo, el oeste de la Patagonia podría tener lluvias por encima de lo normal.

Por
Lo que resta del verano se mantendría con menor oferta de agua de lo habitual: cuándo terminaría La Niña
14deEnerode2021a las10:22

El verano presenta un déficit hídrico importante en Sudamérica producto del efecto de La Niña. Sin embargo, en los últimos días se dieron lluvias importantes en determinados lugares que trajeron alivio.

El Instituto de Clima y Agua del INTA estima que el evento continúe a lo largo del primer trimestre en la región Pampeana, el Litoral y el noreste de la Patagonia. Por su parte, destacaron que el oeste de la Patagonia podría tener lluvias por encima de lo normal.

Este evento que transita la región genera una perspectiva climática de lluvias por debajo de lo normal. Desde el instituto señalaron que actualmente El Niño-Oscilación del Sur (ENSO) se encuentra transitando una fase fría, es decir La Niña. “Se estima con probabilidades mayores al 80%, que esta fase continúe a lo largo del primer trimestre de 2021”, afirmó Roberto De Ruyver, director del Instituto de Clima y Agua del INTA.

Ver también: La zona núcleo recibirá lluvias que tenderán a ganar extensión: qué tan importante será el alivio

Desde el INTA describieron que La Niña es un fenómeno interanual, pero el clima es complejo y altamente no lineal, y pueden ocurrir otros factores de menor escala o propios de la variabilidad del sistema atmosférico que pueden interactuar también y abrir una pequeña ventana permitiendo eventos de precipitación. Por este motivo se observaron precipitaciones en el comienzo del 2021.

El informe del Instituto de Clima y Agua, destacó que en esta semana se registraron precipitaciones significativas sobre las provincias de Buenos Aires (centro y sur), La Pampa (este) y áreas de Cuyo (sur), NOA (este), Santa Fe (centro) y Misiones, con acumulados que superaron los 100 mm de manera puntual con máximos en localidades del Bs. As. (este). 

Ver también: En Argentina, 2020 fue el año más seco desde 1995 

“Eventos intensos puntuales nunca pueden descartarse, aún en años con déficit como el actual”, subrayó De Ruyver. Además, agregó que, en las últimas horas, Santa Rosa (La Pampa) tuvo 86 milímetros y el centro de Santa Fe tuvo lugares puntuales con registros de más de 50 milímetros.

“Estas últimas lluvias representaron un significativo aporte para las necesidades hídricas de los cultivos de maíz y soja implantados, lo cual permitirá completar siembras tardías y de segunda”, consideró el especialista.

El instituto destacó que en el transcurso de los últimos dos meses ocurrieron lluvias en las regiones del oeste del país, NOA, Cuyo y el oeste de la región Pampeana. “Aunque no han sido generalizadas ni han abarcado esas regiones de manera completa, sí han permitido marcar el inicio de la época de lluvias en regiones que, climatológicamente, no tienen lluvias desde abril a septiembre/octubre, como comportamiento habitual”, aseguró De Ruyver.

Región pampeana

En esta zona, los déficits de lluvia de los últimos meses tuvieron sus impactos en algunas áreas, ya sea en la merma de rendimientos de la cosecha fina como en el corrimiento de las fechas de siembra de los cultivos de verano, describieron desde Clima y Agua. “Las zonas de Entre Ríos, Santa Fe (centro y sur), Córdoba (este) y Buenos Aires (norte y noreste) siguen transitando déficit”, aseguraron desde el INTA.

Para De Ruyver, bajo la perspectiva actual lo aconsejable siempre es realizar un manejo conservador. “Más allá de algunas lluvias puntuales importantes, no existen indicios a la fecha que indiquen un pronto y rápido proceso de reversión de los déficits de lluvia que han dominado los últimos meses”, concluyó.

Temas en esta nota

Seguí leyendo