Tras las lluvias, se espera que la soja supere los 40 quintales promedio en zona núcleo

Los milímetros caídos lograron mejorar el estado de los cultivos y más del 50 % de los lotes se encuentran en estado muy bueno a excelente.

Por
Tras las lluvias, se espera que la soja supere los 40 quintales promedio en zona núcleo
05deFebrerode2021a las07:42

Los últimos días de enero dejaron acumulados importantes en la zona núcleo. Estas lluvias permitieron que la soja y el resto de los cultivos mejoraran de forma considerable.

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario adelantaron que el rendimiento de la soja podría superar los 40 quintales. “Tan solo 7 días atrás, la soja temprana de la región núcleo estaba muy comprometida. Si bien hay daños irreversibles, ahora, en buena parte del área apunta a superar este rendimiento”, aclararon desde la Guía Estratégica para el Agro.

Tras esas lluvias, inició un periodo de estabilidad. En este sentido, el doctor en Ciencias Atmosféricas, José Luis Aiello, sostuvo que una masa de aire más seco mantendrá condiciones de estabilidad. El único momento en el que podría volver la inestabilidad es hacia el final del período de pronóstico, aclaró.

Ver también:  Buen desarrollo del maíz y la soja en el centro y norte santafesino

Al mismo tiempo, aseguró: “El déficit pluvial generalizado, al parecer, comienza a quedar en el pasado”. Un factor importante en esta campaña es La Niña, que pareciera que se está retirando. 

“Todavía no puede afirmarse, pero el mejor comportamiento pluvial que ha mostrado el mes de enero puede ser el indicio de que el efecto de “La Niña” comienza a disminuir su influencia negativa”, comenta Alfredo Elorriaga. Por su parte, la NOAA acaba de publicar el índice actualizado que después de cuatro períodos de un enfriamiento progresivo, que llegó a su máximo en diciembre, la anomalía del Pacífico muestra un leve calentamiento.

Aiello anticipó: “La semana en la que entramos será de lluvias por debajo de sus valores normales. Y a partir del 10 de febrero hay una interesante probabilidad de lluvias que nos permitiría seguir con el desarrollo de los cultivos implantados. Lo bueno es que los ‘forzantes’ están activos, y tanto el anticiclón del Atlántico como la distribución térmica del Atlántico sur juegan a favor. El escenario que puede resultar el más probable es el que permitiría finalizar la actual campaña con normalidad”.

Este escenario generó condiciones para que las lluvias reviertan la situación de los cultivos. La condición de la soja de primera pasó de un 30 % regular y mala al 14 %. Y en condiciones muy buenas a excelente hay ahora casi 2,5 M de ha. 

“Las regulares y malas se redujeron a la mitad y las muy buenas a excelentes ocupan el 50% del área sembrada. El porqué de esto está en que la región recibió desde el 27 de enero al 4 de febrero 100 mm de promedio”, especificaron desde GEA.

La BCR sostuvo que el área que ha quedado más vulnerable es el noroeste bonaerense que recibió poco más de 40 mm. Allí, va a haber una reacción positiva, pero estiman una caída irreversible de 8 a 10% en el rinde. 

Por su parte, en el centro y sur de Santa Fe estiman de 40 a 45 qq/ha. Incluso en Baradero, en el castigado oeste bonaerense, también hablan de alcanzar 42 qq/ha de promedio. “Pero las lluvias de febrero deben seguir acompañando. Aunque ahora, con los suelos cargados, la exigencia sobre el segundo mes del 2021 es muy diferente”, mencionaron desde GEA.

¿Los tardíos pueden rendir más que los de primera? 

El maíz sembrado en diciembre y la soja de segunda recibieron las lluvias también en un momento muy oportuno, justo antes de ingresar a su periodo crítico.  Desde GEA no descartan que sean los cultivos más beneficiados por este evento ya que han quedado con condiciones óptimas para el desarrollo. 

“Esto significa que están en un escenario de alta productividad. En muchas zonas se comenta que las sojas de segunda pueden quedar al mismo nivel productivo que las de primera y que los maíces tardíos incluso pueden superar a los tempranos. Pero aún queda bastante por transitar y en 10 a 15 días más necesitan el retorno de las lluvias para mantener el potencial de rinde en el periodo más crítico”, concluyeron desde GEA.

 

Temas en esta nota

Cargando...