Tendencias en el uso de bioinsumos: un experto anticipa que Argentina puede "lograr cosas magníficas"

Juan Pablo Brichta, presidente de AgroAdvance Technology comenta por qué es imprescindible la incorporación de bioinsumos a la hora de pensar en competitividad y sustentabilidad. Por qué Argentina todavía está a tiempo.

Por |
Tendencias en el uso de bioinsumos: un experto anticipa que Argentina puede "lograr cosas magníficas"
06deFebrerode2021a las08:17

Agro Advance Technology (AgroAT) es una empresa dedicada a la Investigación y desarrollo de tecnología aplicada. En esta charla con Agrofy News, entrevistamos a Juan Pablo Brichta, presidente y director en I+D, quien advierte que Argentina todavía está a tiempo de subirse a la ola de los bioinsumos en la producción agrícola

¿De qué hablamos cuando nos referimos a bioinsumos?

Cuando hablamos de bioinsumos nos estamos refiriendo a un conjunto de posibilidades en lo que respecta a insumos para la producción. Tenemos los bioestimulantes, los fertilizantes biológicos, los biocontroladores y los macro organismos.

Agro Advance Technology se dedica a los fertilizantes biológicos y a los controladores biológicos que básicamente son en algunos casos sustancias o microorganismos que promueven el desarrollo de los cultivos y mejora la producción vegetal.

En el caso de lo que son biocontroladores pueden de alguna manera controlar, no eliminar, plagas y/o enfermedades. En el caso de los macro ogranismos, son insectos que tienen la capacidad de comer o disponer en otros insectos para ir diezmando o controlando esa plaga.

¿Cuáles son los bioinsumos más frecuentes?

En Argentina el bioinsumo más conocido es el inoculante de soja. Existen más de 600 productos registrados en el país pero la tendencia es ir a hacia otro tipo de tecnologías en lo que respecta a fertilización biológica; ya sea no sólo para la fijación biológica de nitrógeno sino a la solubilización de fósforo, potasio, producción de licitores. Por otro lado, en lo que respecta a biocontrol existen distintos microorganismos que tienen la capacidad de colonizar patógenos que de alguna manera permiten la producción de una forma más sustentable. ¿De qué manera? La baja en residuos, la eficacia que pueden llegar a tener estas tecnologías y que no le generan ningún inconveniente al medio ambiente.

¿Cómo está posicionado nuestro país en relación a la utilización y promoción de bioinsumos?

Te podría decir que Argentina como país en lo que respecta al desarrollo de nuevas tecnologías basadas en bioinsumos es en algunos aspectos pionero en la región. Por supuesto que cuando el sector genera innovación es necesario nuevas legislaciones y un marco legal que permita que esto sea más dinámico. No obstante, se han logrado cosas sumamente interesantes y creo que esto recién empieza. Yo utilizo una frase de una canadiense, Jill Clapperton, ecologista, que dice que cuando nos paramos sobre el suelo estamos parados sobre el techo de otro mundo. Esto se debe a que sólo conocemos el 1% de la microbiología del suelo y que tenemos que ir por el 99% restante. Esto quiere decir que las posibilidades son enormes, Argentina tiene un sector científico-técnico muy desarrollado con algunas herramientas se pueden lograr cosas magníficas.

Desde la BIO, la Cámara de Bioinsumos se está haciendo un esfuerzo enorme en la promoción de estas tecnologías para ir mostrándole al productor que es factible producir de una manera más amigable al medio ambiente.

La tendencia hacia nuevas alternativas biológicas, en su opinión, ¿tiene relación con las características de la demanda de alimentos, por la relación costo/beneficio o porque el productor está eligiendo el camino de la sustentabilidad?

En cuanto a la tendencia, creo que viene a pasos acelerados podríamos decir porque hay un consumidor que cada vez exige mayor inocuidad en lo que consume, menor daño al ambiente y cada vez son más los que requieren ese tipo de cuestiones y considero que es muy importante. Vivimos en un mismo mundo que es finito y tenemos que cuidar los recursos y utilizar tecnologías de estas características hacen que podamos producir con calidad y en algunos casos con mejores respuestas productivas eficientizando el uso de recursos, tanto agua como nutrientes. Desde ese punto creo que es un paradigma que vino para quedarse.

Al punto de que uno puede observar las adquisiciones que hay de empresas de renombre en el área de agroquímicos, sumamente interesante en la adquisición de empresas biológicas. Hace unos días se firmó en Europa un acuerdo de las 10 empresas de agroquímicos más importantes que tienen sedes allí en el cual a través de los nuevos tratados firmando en ese continente denominados “De la granja a la mesa” se comprometieron en su conjunto a hacer inversiones de alrededor de los 14 mil billones de dólares en el desarrollo de nuevas tecnologías sustentables. Esto se debe a que el tratado “De la granja a la mesa” plantea que en el 2030 en el suelo europeo se va a poder producir con un 50% menos de fertilizante y con 50% menos de agroquímicos con lo cual eso de alguna manera cambia la matriz tecnológica o la estrategia tecnológica que van a tener que utilizar las empresas para seguir comercializando y poder ofrecer productos a ese mercado agrícola agropecuario. 

Por otro lado también nos va a afectar a nosotros como proveedores de materias primas vamos a estar jugando con esa misma vara con lo cual creo que es fundamental que empecemos a entender los bioinsumos no como un elemento que se puede agregar o no, sino como parte del paquete tecnológico que el productor va a tener que empezar a adquirir y empezar a entender que funcionan de otra manera con respecto a un producto de síntesis. La observación previa la utilización de preventivos en lo que respecta a biocontrol y la promoción del crecimiento para mejorar eficiencia en la captación de nitrógeno y fósforo son fundamentales para mitigar o minimizar el impacto de la huella de carbono o de la huella de agua que van a ser seguramente certificaciones que otros mercados van a solicitar y que Argentina debería estar a la altura de las circunstancias

Agro Advance Technology es una empresa comprometida con la innovación, cada 2 años lanzamos productos nuevos al mercado teniendo como premisa que es necesario cambiar la matriz productiva en cuanto a bioinsumos complementándola con herramientas del orden biológico que puedan contribuir a una mejor sustentabilidad del sistema.

Temas en esta nota

Seguí leyendo