Es ahora: el rol del agro para dar respuesta a los desafíos globales

La producción agropecuaria sostenible será clave para lograr satisfacer la demanda de alimentos y energía de las generaciones futuras

Por |
10deMayode2021a las08:46

El ingeniero agrónomo Ariel Angeli, coordinador del Área de Ambiente de CREA, participó de la jornada “Producción y ambiente” dirigido a docentes de escuelas medias del país, donde la consigna principal fue “Ampliar la mirada”.

En el inicio de la charla, el ingeniero brindó un panorama acerca de la curva de crecimiento de la población y la demanda de alimentos: “Hace solo 12 mil años la humanidad comenzó a domesticar las plantas. Había 10 millones de habitantes sobre la tierra. Si hoy las proyecciones se cumplen, en algun momento entre el 2050 y 2100 seremos sobre la tierra 10 mil millones de habitantes. Esto por un lado es un desafío y por el otro ilustra la extraordinaria capacidad que tuvo nuestra especie para adaptarse y utilizar los recursos naturales para satisfacer sus necesidades”, comenzó explicando Angeli en entrevista con Agrofy News.

Al respecto, el ingeniero resaltó que la producción agropecuaria tuvo y tiene un rol central: “Durante ese tiempo, los sistemas de producción agroalimentarios y todos los sistemas que satisfacen demandas y necesidades de la humanidad empezaron a generar algunas presiones sobre los recursos naturales. Actualmente, la ciencia nos viene indicando que hay algunos límites que están cerca de sobrepasarse y como humanidad tenemos que corregir ciertos senderos y trayectorias”.

Consultado acerca de cuáles son los grandes desafíos globales que debe enfrentar la humanidad a futuro, el coordinador de Ambiente de CREA explicó que tienen que ver con el cambio climático, con el aumento de gases de efecto invernadero, con la pérdida de biodiversidad  y también el uso de ciertos químicos que pueden contaminar cursos de ríos o el océano. 

La agricultura argentina no está exenta de esas particularidades. Ni de los éxitos, ya que hemos multiplicado por tres la producción de granos en los últimos 40 años, ni de los riesgos o límites en relación al uso de los recursos”, aclaró. 

¿Qué hablamos cuando hablamos de “producción agropecuaria sostenible”? 

“Entendemos como concepto de producción agropecuaria sostenible la producción que busca satisfacer ciertas demandas o necesidades de las generaciones actuales, ya sea de alimentos, de energía, a través de producción agropecuaria, teniendo en cuenta una cuestión temporal, que las próximas generaciones tengan la posibilidad de atender las suyas”, empezó explicando. 

Y detalló: “La sostenibilidad tiene tres ejes: la producción debe ser económicamente rentable, socialmente aceptable y genere beneficios para la sociedad y que tenga en cuenta temas ambientales, que conserve y preserve los recursos naturales manteniendo un equilibrio entre producción, sociedad y ambiente”.  

Respecto a qué tipo de técnicas se aplican hoy en día en el agro que contribuyen a la conservación de suelos y ambientes, Angeli explicó: “Desde siempre la humanidad buscó las mejores formas de cultivar la tierra para extraer los recursos que necesita para alimentarse, vestirse, para tener energía. Empezó con la domesticación de las plantas, pasando por innumerables técnicas que fueron generando soluciones para problemas como las malezas y erosión de suelos”.

Dio un ejemplo: “El sistema de labranza mínima reducida y siembra directa específicamente que permitieron luchar contra problemas muy graves para el ambiente”. 

Tal como contó Angeli, actualmente existen un conjunto de buenas prácticas agrícolas de producción que tiene que ver con la aplicación de insumos con los procesos correctos. “Se trata de entender el ambiente donde producimos y aplicar la mejor tecnología o la más adaptada a cada tipo de entorno. Aplicaciones dirigidas de fitosanitarios específicamente al objetivo y no de forma genérica, análisis de suelos, entre otras cosas”.

De debates y antinomias

“En medio de la crisis que estamos viviendo cada día escuchamos a nivel internacional debates más enérgicos con posiciones muy contrastantes que plantean antinomias casi de manera categórica:  cuidamos la salud o la economía, la salud o la educación y nuestra mirada es que ese tipo de debates también ocurren en el agro cuando decimos cuidamos la producción o el ambiente”, comenzó explicando el ingeniero. 

En ese sentido, Angeli explicó que “no podemos mirar uno solo de los temas porque son dos necesidades esenciales para la humanidad. En el caso del agro mantener niveles altos de producción para satisfacer la demanda de alimentos y cuidar los recursos naturales para las generaciones futuras son dos compromisos que hay que llevar a cabo”. 

“Desde CREA favorecemos espacios de diálogo donde priman la evidencia científica que nos permita a los tomadores de decisiones de distintos niveles, empresarios o políticos, definir políticas teniendo en cuenta esta complejidad”, contó.

Proyectos que contribuyen

Angeli contó que desde CREA cuentan con programas o proyectos como el de Gestión Ambiental, que permite que los productores a escala de su empresa y campo midan y se comparen en sus resultados ambientales.

También realizan proyectos de vinculación con otras instituciones como el de REDes, junto con FAUBA, Aapresid e INTA, cuyo objetivo es detectar sistemas de producción en todo el país que sean más sostenibles, mejores prácticas aplicadas, analizarlos y difundir su utilización y sus ventajas. 

Además, como muchas de estas respuestas hay que encontrarlas con el método científico están en vinculación con CONICET. “Co financiamos becas posdoctorales para estudiar algunas de estas cuestiones relativas a conservación de recursos naturales. Por ejemplo, estudiamos cómo la intensificación de sistemas productivos con criterios ecológicos pueden maximizar la producción y a la vez mejorar la conservación del ambiente o cómo distintas prácticas pueden aumentar la posibilidad de conservar la biodiversidad en sistemas de producción en el Chaco seco”, contó el ingeniero. 

Por último CREA cuenta con muchas vinculaciones institucionales donde participan con más de 90 instituciones en la Red BPA cuyo objetivo es generar material y difundirlo respecto a las mejores prácticas para los sistemas de producción. “También estamos en vinculación con proyectos educativos como es Así son los Suelos de mi País en conjunto con INTA, FAO y la Asociación Argentina de la Ciencia del Suelo, donde promovemos que estudiantes del sector de la escuela primaria y secundaria lleven a cabo proyectos de investigación adaptados a su nivel de estudio en relación al cuidado de los recursos naturales”. 

Temas en esta nota