Ola de violencia en campos de San Luis: robos a mano armada, asaltos a galpones y casos de abigeato tienen en alerta al sector

Productores piden una solución ante la creciente ola de delitos rurales

Por
Ola de violencia en campos de San Luis: robos a mano armada, asaltos a galpones y casos de abigeato tienen en alerta al sector
12deMayode2021a las08:06

 

Productores de la zona de San Luis están preocupados por la creciente cantidad de delitos en los establecimientos rurales. En un comunicado, la Comisión Directiva de la Asociación Agrícola Ganadera de Justo Daract sostiene que aumentaron los casos de robo de insumos y abigeato en los campos de la zona; algunos de estos hechos incluyen asalto a mano armada y violencia contra los agricultores.

En el documento, la entidad expresa su preocupación y disconformidad debido a la creciente ola de inseguridad en zonas rurales del departamento Pedernera y particularmente en la localidad de Justo Daract. “Los productores ven vulnerados sus derechos de protección por parte de las autoridades de la provincia por la falta de accionar ante numerosos hechos delictivos como: abigeato, robo de herramientas, insumos agrícolas, y en muchos casos agresión al dueño de la propiedad”, afirmaron.

La denuncia radica a partir de la cantidad de ataques que vienen sufriendo los productores en los últimos tres años, pero principalmente tratan de hacer foco en la integridad física de los estancieros. El año pasado, por citar un caso, Francisco Audrito,un productor de la zona con campos en Río Quinto denunció tres robos en su establecimiento. En el primero, el productor fue maniatado por los ladrones y golpeado con un revólver; el segundo se produjo en su ausencia y el tercero los delincuentes lo esperaron cuando volvía a su casa.

“Pretendemos alertar a los funcionarios pertinentes sobre los hechos mencionados y advertir la peligrosidad que generaría un aumento de sucesos de dichas características, lo cual lleva al productor a tomar medidas extremas”, argumentaron desde la entidad ante estos delitos. 

El 15 de febrero, Audrito volvía del campo junto a su señora cuando fueron interceptados por sujetos que los obligaron a entrar a la propiedad, lo ataron a él, lo golpearon con un arma calibre 38 y le robaron $200.000 en efectivo que tenía para pagar los sueldos de los cinco empleados que tiene su establecimiento ganadero. En agosto pasado, volvió a sufrir otro robo, pero él no estaba dentro de la propiedad: se llevaron parte de su equipo de trabajo del galpón. El 6 de diciembre a eso de las 15, mientras su esposa dormía, ladrones se llevaron dinero, carabinas, escopetas y objetos personales de su casa.

Robo violento en campo de San Luis

“Venía de guardar mi camioneta en el galpón, cuando vengo caminando lo más tranquilo, a los 30 metros aparece un tipo con un revólver, me pegó un golpe no sé con qué y con la otra mano sostenía un revólver 38. Yo le dije: no me pegues, ya sé lo que queres. Vamos, le dije y le di la plata. ‘Ahora vamos adentro’ me dijo. Me ató con un cinto en un perchero”, relató el productor.

Según reveló Audrito, la primera vez, luego de interponer la denuncia en la policía local las autoridades se acercaron para indagar sobre el violento robo, pero hasta ahora no tienen respuestas sobre quién está detrás de todo. “Como a los 15 días vino un agente de la policía a limpiar el parque y a hacer todo el circo. Pero eso pasó, fue un día y después quedó todo en la nada”, aseguró.

En agosto, apenas seis meses después del violento robo, el productor volvió a ser víctima de la delincuencia rural. “La segunda vez me dijeron que una camioneta había llegado al campo y que había salido a alta velocidad. Ese día me llevaron una motosierra de $70.000 y muchas otras herramientas del galpón”, contó, apesadumbrado.

En diciembre último, dos sujetos interceptaron al productor quienes insistían en que tenía que entregar la plata que tenía guardada. “Apenas salí, porque voy a los distintos campos, dos tipos uno alto y otro petiso me empezaron a pedir la plata con una escopeta. La plata la sacaron del mismo lugar donde la habían sacado antes. Fueron directo. Ese día me llevaron la escopeta, la carabina, anillos, un reloj nuevo y el dinero”, narró. De todos los casos, el productor interpuso la denuncia y aunque los oficiales aseguraron que estaban investigando, aún no dieron con los sujetos.

Frente a estos casos de inseguridad rural fue que la entidad se puso a disposición de las autoridades provinciales. “Queremos colaborar en lo que sea necesario para poder cuidarnos entre todos y ayudar a las autoridades policiales para que la delincuencia no prospere. También vemos que el sistema judicial en muchos casos no apoya decisiones policiales y los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra. Debería haber en estos casos un ajuste de interpretación de las leyes y más firmeza en su aplicación”, sintetizaron.

“La producción agropecuaria es un esfuerzo día a día, sólo se pide poder trabajar y desenvolvernos sin miedos que podamos perder lo hecho cuando las soluciones son posibles”, cerraron.

 

Temas en esta nota