La historia escondida del mate, que se salvó por parecerse al cáliz cristiano

De origen guaraní, el mate se popularizó y hoy significa mucho más que una infusión

Por
La historia escondida del mate, que se salvó por parecerse al cáliz cristiano
15deJuniode2021a las10:50

El mate es una costumbre que se heredó de los pueblos originarios. La yerba mate era un bien preciado para los nativos de esta región y con la llegada de los españoles trascendió.

El mate tal como se lo conoce en la actualidad estuvo en peligro de extinción. Con los españoles gobernando la región, se impuso que había que finalizar con las costumbres paganas y de los pueblos originarios, entre ellas el mate.

Ver también: Día del mate: 9 tipos y consejos para elegirlo

Sin embargo, este objeto sorteó esa dificultad y hoy se sigue expandiendo. Además, la innovación también llega, a tal punto que se diseñó un mate eléctrico.  

Historia del mate

El diseñador industrial y misionero Guillermo Pawluk se dedicó a investigar la evolución del mate hasta la actualidad. En un trabajo universitario, pudo plasmar los distintos tipos de mates que existieron.

Pawluk, investigó la evolución del mate desde su origen hasta la actualidad, clasificando los tipos de mates en tres categorías: históricos, regionales y contemporáneos.

En esta decisión de los españoles por hacer desaparecer todo lo referido a los nativos, Pawluk se preguntó por qué sobrevivió el mate. En su investigación, el diseñador industrial especificó que el cáliz cristiano tuvo un rol fundamental.

Pawluk comentó en una entrevista con el Instituto Nacional de la Yerba Mate, que el mate con sevilla fue clave en un momento histórico. “Los guaraníes, con ayuda de los jesuitas, encontraron el elemento crucial para relacionar la cultura del mate, que para los españoles era una acción pagana, con la cultura extranjera y católica: el cáliz litúrgico”, aseguró. Cabe destacar que este es un componente esencial dentro de la religión cristiana y con una gran similitud al mate.

Para Pawluk esto marcó un hito en la historia y elevó el uso del mate a otras clases sociales extranjeras con el paso del tiempo. Además, explicó que el diseño cada vez era más cercano al cáliz original.

En ese entonces, el mate se empezó a construir con variedades de metales preciosos traídos de Potosí, Perú, y se ornamentaban de manera artesanal. “Esto nos da la seguridad de que gracias a ese quiebre tipológico en la historia, hoy el mate es consumido en Argentina y en otros países, sin quedar en el olvido como una pieza arqueológica”, aseguró.

Dime que mate usas y te diré de qué región eres

Para Pawluk, el diseño y el material del mate da una descripción gráfica de la región de origen. En este sentido, el joven misionero comentó que cada clase social y región le hacía su aporte al recipiente. 

Las familias de alto poder adquisitivo utilizaban oro y plata tallado a mano para resaltar el mate. “Al ver un mate podemos saber de qué zona es. Por ejemplo, el “mate ovalado” es de la zona del Alto Perú; el primer mate de cerámica y porcelana fue de Alemania, Inglaterra, Francia y Checoslovaquia para las familias asentadas en Río de la Plata; el mate chileno, que luego pasó a ser usado en la región de Cuyo, y como no, nuestro mate misionero, de calabaza, pero cortada más alto para formar una virola de manera natural”, aseguró el diseñador industrial.

Mate del futuro

Consultado por cómo cree que será el próximo mate, Pawluk sostuvo: “Creo que el mate que viene y los que vendrán, resaltarán la sustentabilidad, el uso de materiales reciclados y biodegradables”. 

En este sentido, explicó que no quiere decir que en la actualidad no exista como los de madera o calabaza, si no que no fueron pensados bajo ese concepto. Además, agregó que imagina un mate con valor agregado relacionado a la tecnología, como lo es el mate que mantiene el agua caliente.

Temas en esta nota