Silobolsas: el Congreso se abroquela y la ley de vandalismo rural duerme la siesta

Un año atrás se presentó un proyecto para que la rotura de silobolsas sea un delito, pero los tiempos de la política no son los mismos que los de la producción

Silobolsas: el Congreso se abroquela y la ley de vandalismo rural duerme la siesta
16deJuniode2021a las17:18

Pasó más de un año desde que, con bombos y platillos, Sergio Massa presentó el proyecto de ley de vandalismo rural. El país atravesaba uno de los peores momentos de la pandemia y los productores sufrían una ola de delitos con rotura de silobolsas y denuncias de incendios intencionales, entre otros daños.

Los tiempos de la producción continuaron, se cosecharon los cultivos y se volvió a sembrar. Sin embargo, los de la política se estancaron: elecciones y pandemia parecen ser los ¿únicos? grandes temas que atraviesan al Congreso.

Ver también: Vandalismo en silobolsas: “Muchos productores agropecuarios no se aseguran por desconocimiento”

En 2020 se registraron 130 roturas de silobolsas. El equivalente a 5700 toneladas de granos, según la Confederaciones Rurales Argentinas. La iniciativa que presentó el oficialismo tipifica el delito de vandalismo rural y propone una pena de dos a diez años de prisión. En caso de estrago, propone un mínimo de cinco años. El proyecto no avanzó, mientras que este año se registraron nuevos daños en la producción.

Los tiempos de la política no son los de la producción agropecuaria, señalan desde el sector agrario. Para el kirchnerismo, la palabra campo siempre hace ruido y votar un proyecto sobre este sector en un año electoral no haría más levantar polvo hacia adentro y hacia afuera. “Estamos esperando que los aires electorales se vayan”, confiesan por lo bajo desde el oficialismo cuando se les consulta por esta iniciativa. 

Con este escenario y un contexto favorable en lo sanitario, aseguran que el proyecto tendrá un tratamiento más acabado y saldría sin complicaciones. 

Desde la oposición aseguran hace tiempo que a esta iniciativa la hacen dormir. El diputado de Juntos por el Cambio y autor del contraproyecto, Ricardo Buryaile, dijo a Agrofy News que el proyecto del oficialismo fue oportunismo y que todas las iniciativas referidas a lo productivo duermen en el Congreso.

“Se puede impulsar y lo pedimos en comisión, pero no hay reuniones”, se quejó el legislador, consultado por el accionar de su bloque. “La Cámara de Diputados está parada”, denunció.

Por su parte, el equipo que trabajó en el proyecto del oficialismo destacó que en cada citación a sesión ordinaria están atentos a que el tema se pueda introducir. Sin embargo, las sesiones pasan y no hay acuerdos políticos para que se trate el proyecto. 

Desde el oficialismo, en tanto, ven con buenos ojos que la iniciativa que propone tipificar el vandalismo tenga el apoyo de las entidades gremiales del campo. Confederaciones Rurales Argentina apoyó públicamente la presentación, aunque reclamó una pena mínima mayor. Buscan un castigo ejemplar.

El sector productivo, mientras tanto, advierte el desinterés y la falta de decisión política. Los partidos hacen su juego electoral, el proyecto continúa su siesta y los silobolsas se rompen cada vez más.

Temas en esta nota

Cargando...