La indignación de un productor frente a la ola de vandalismo rural

"Nos presentan como el problema de la sociedad", advierte un dirigente rural de la zona en donde se registran varios ataques; se teme también por la usurpación de tierras

Por
La indignación de un productor frente a la ola de vandalismo rural
28deJuniode2021a las11:21

Productores de Córdoba denunciaron una creciente cantidad de casos de roturas de silobolsas en esa región. Cristian Kap, encargado de un establecimiento en la zona de Arroyito, en esa provincia, fue advertido por los vecinos de la vandalización de tres de los cuatro bolsones con soja que tenía a resguardo. A la altura del km 234, muy cerca de donde se registró este hecho, los habitantes vienen advirtiendo sobre la toma del Bosquecito de Vialidad; ante esta situación, dirigentes del agro afirman que se está trabajando de la mano con las autoridades provinciales para reforzar los controles de seguridad. 

“El martes a la mañana nos avisaron que había tres silobolsas rotas, tenían 600 toneladas de soja. Había cuatro y uno a la mitad, pero solo rompieron las que estaban alejadas de la casa. Ahora lo estamos levantando, volviendo a ensilar y preparando una parte para entregar”, explicó Cristian Kap, el ingeniero agrónomo encargado de la producción de ese campo. La empresa Semillería Beltramo alquila ese establecimiento de 600 hectáreas desde hace seis años. 

Tuvimos tres días de mucho trabajo para poder organizar todo: contratar gente, el servicio de maquinaria. Tenemos que entregar algo de la soja y otro tanto se va a guardar en silos más cerca de la casa donde estaban las silobolsas que no fueron rotas. Esto no nos había pasado antes. Lo que tuvimos hace poco fue un robo de semilla de maíz, que íbamos a sembrar en ese campo y también de agroquímicos, eran alrededor de 120 o 130 bolsas”, reveló de un robo sufrido en octubre del año pasado.

Ver también: "Esto me quita las fuerzas": desvalijaron el campo de un productor de 72 años

Para Kap, este fue un claro hecho de vandalismo, ya que por el típico corte que tenían los silos no da margen para pensar que se trataría de un accidente o un robo. “Esto es más para hacer daño. Lo hicieron con la única finalidad de causar malestar; ahora todo eso hay que embolsarlo, gastar dinero en gente para ensilarlo, pero también implica una pérdida de tiempo. Hacían un corte a la mitad, metían el cuchillo y lo sacaban, esto no lo hicieron jugando”, agregó, indignado. 

Antes de llamar a la policía, el encargado descubrió que el delincuente se había acercado en bicicleta hasta el campo por las pisadas en el barro. “Pero nunca se va a saber quién fue, porque nadie ve nada. Hay un pueblo a 8km, pero sabemos que pudo haber sido cualquiera”, agregó y aclaró que no tienen indicios de que venga de algún lado, ni sospechas. Kap explicó que de la soja perderán alrededor de 100 kilos, que es la que queda sucia en el suelo y que no se puede comercializar. 

“Esto me genera malestar, uno no está haciendo nada malo para merecer esto; te preguntas por qué la gente es tan dañina: matan animales para venderlos, ni siquiera para comerlos, hacen cosas sin ningún tipo de intención más que causar daño. Por suerte no nos echaron líquido ni nada, se que en algunos lugares les tiran gasoil, y ahí sí que no sirve para nada el grano”, dijo, aliviado. 

Después de encontrarse con la triste escena, el encargado y sus compañeros pusieron la denuncia en la policía local. Hasta ahí se acercaron los efectivos para sacar fotografías y ver si había algún indicio o pista para seguir al delincuente. En la zona, dijo, “se roba mucho”, por lo que resta ver si los efectivos podrán dar con el paradero de los delincuentes. Aunque explicó que en esa parte de la provincia se ha registrado una ola de robos de insumos agropecuarios y vandalismo rural. 

Además, los vecinos de El Bosquecito de Vialidad, un espacio verde de cinco hectáreas a 3 kilómetros de la localidad de Tránsito, sobre la RN 19, fue usurpado en los últimos días. Según advierten los lugareños, la patrulla rural “no da abasto para cubrir el área a controlar”, ya que solo hay un móvil disponible.  

La gestión del campo

Gabriel de Raedemaeker, vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), sostuvo que dentro de la provincia se están reforzando los controles y eficientizando la división de patrullas rurales. “Hay dos divisiones departamentales: norte y sur, como una división independiente y particular, con uniforme, equipamiento y movilidad propia con camionetas de doble tracción. Se está reforzando esa parte”, aseguró. 

El dirigente que mantiene contacto fluido con el ministro de Agricultura y Ganadería de Córdoba, Sergio Busso, dijo que el gobernador Juan Schiaretti anunció la entrega de 15 camionetas, y a su vez, se está probando un sistema de alarma que le avisa al productor cuando hay un movimiento en el silobolsa. El año pasado fue anunciado el desarrollo de un hardware y software que llevaron adelante tres empresas cordobesas: Arbot, Landtech Dexel SA y Soft Selection para que los productores interesados en tenerlo pudiesen hacerlo. “En la medida de lo posible, se intentará dar con los que han hecho el daño, o la rotura para actuar rápido. Muchas veces, cuando lo hacen te enterás después de una lluvia o un evento climático. Este sistema, te manda una señal de que algo pasa en el silo”, indicó. 

Según el dirigente, entre los temas que falta seguir en el sector agropecuario es la concientización, el campo como institución, ya que eso no está ocurriendo a nivel nacional. “Se pueden ver desde los atentados contra la propiedad privada. Este es un tema en el que hay que enfatizar y hacer un llamado, al presidente (Alberto Fernández), que hizo un discurso avalando este tipo de acciones. Hay una sensación de que se está incrementando el enfrentamiento contra el campo, y al menos, un sector de la sociedad sigue ciegamente los mensajes del Gobierno. Hay una necesidad por atacar la actividad agropecuaria, y haciéndolo buscan una licencia social para tomar medidas como el cierre de exportaciones. Nos presentan como el problema de la sociedad y con esto afectan no solo a la producción, sino a la propiedad privada”, cerró de Raedemaeker.

Temas en esta nota

Cargando...