La historia del cura gaucho que viajó hasta San Nicolás el 9 de julio

"Recorrimos más de 800 kilómetros", señaló Fredy De La Fuente, productor y presidente de la sociedad Rural de Pampa de Pocho

Por |
La historia del cura gaucho que viajó hasta San Nicolás el 9 de julio
10deJuliode2021a las10:16

Una historia detrás del fuerte reclamo del 9 de julio en San Nicolás es la del cura gaucho que recorrió más de 800 kilómetros para acompañar la movilización de sus compatriotas.

La imagen del cura brochero viajó toda la noche desde Pampa de Pocho, en Córdoba, y llegó justo para el fogón de los gauchos de Güemes en la noche previa al acto.

No todos son tractores y banderas en la movilización del 9 de julio. La imagen del cura brochero se hizo presente en la jornada soleada y fue un gran atractivo del masivo reclamo del campo.

"Recorrimos más de 800 kilómetros", señaló Fredy De La Fuente, productor y presidente de la sociedad Rural de Pampa de Pocho. Arriba de una F100, Fredy cargó la imagen del cura para que acompañe a los gauchos en este reclamo. "Es el reclamo de todo un país", sostuvo.

La historia del cura Brochero, primer santo del país, tiene una historia muy arraigada a lo rural, ya que realizó gran parte de sus misiones como gaucho en su caballo.

La imagen original proviene del campo "El Chamico" de esta zona cordobesa. La idea surgió, según comentó Fredy, para homenajear a los gauchos de Güemes, que viajaron para estar presentes y no tuvieron su festejo por los 200 años de Güemes en Salta.

Cura Brochero

"Vino y estuvo con los gauchos", remarca Fredy, que señaló que así tiene que ser siempre ya que justamente es un cura gaucho. A cambio de este gesto, los gauchos de Güemes entregaron un poncho en agradecimiento de la acción.

Sobre el cura gaucho

Conocido popularmente como cura gaucho, San José Gabriel del Rosario Brochero fue un presbítero católico argentino, nació en Villa Santa Rosa un 16 de marzo de 1840 y murió en Villa del Tránsito un 26 de enero de 1914).

En 1867 Brochero se destacó por su entrega en la asistencia de los enfermos y moribundos de la epidemia de cólera que azotó a la ciudad de Córdoba. En su vejez el padre Brochero enfermó de lepra como resultado de convivir con enfermos que padecían esa enfermedad, compartiendo inclusive el mate con ellos. Por esa razón quedó sordo y ciego antes de morir, en 1914.

El proceso de canonización se inició en la década de 1960. Brochero fue declarado venerable por el papa Juan Pablo II en 2004, y beatificado en una ceremonia presidida por el cardenal Angelo Amato en la pequeña localidad cordobesa de Villa Cura Brochero el 14 de septiembre de 2013, durante el pontificado del papa Francisco. Fue canonizado el 16 de octubre de 2016, en una celebración presidida por el propio Francisco.

Temas en esta nota

Cargando...