Cristina Kirchner elogió una "reveladora investigación" contra el campo

La vicepresidenta de la Nación compartió un artículo de Página12 que habla de los márgenes del sector agrícola y asegura que las retenciones son bajas.

Por
Cristina Kirchner elogió una "reveladora investigación" contra el campo
18deJuliode2021a las17:02

Cristina Fernández de Kirchner apuntó contra el sector agropecuario al calificar de "excelente y reveladora investigación" a un artículo de Página12 que habla de la rentabilidad del campo en medio de los elevados precios de los commodities agrícolas a nivel internacional.

Ver también: ¿Es legal que aumenten las retenciones al campo? Qué opciones reales tiene el Gobierno para aumentar las alícuotas y limitar la exportación

Al mismo tiempo, remarcó "una conclusión imperdible" de Alfredo Zaiat, autor del artículo: "A esos actores económicos les resulta insoportable para sus almas bellas que los mejores años del negocio en el campo coincidan con gobiernos que ellos detestan".

Zaiat destaca en el informe que el margen bruto es el más elevado de los últimos veinte años: "Se explica por precios internacionales en alza, devaluación de la moneda, costos internos en dólares atrasados y retenciones bajas. Resistencia a un gobierno que facilitó ese resultado positivo".

Ver también: Impuestos: cada $100 que genera una hectárea de soja, solo $32,3 quedan para el productor

"Pero el componente esencial para fortalecer este escenario global favorable para el productor es que los derechos de exportación (denominados retenciones) son más bajos que en el anterior ciclo de bonanza del agro", destaca Zaiat, quien agrega que "no aumentar las retenciones tiene dos efectos negativos. Por un lado, una recaudación potencial menor para el Tesoro y, por lo tanto, la pérdida de recursos para fortalecer el crecimiento económico vía el gasto público. Por otro, provoca la absorción plena en la tasa de inflación del aumento del precio internacional de materias primas, lo que termina perjudicando el poder adquisitivo de los ingresos de los sectores populares por el alza de los precios de alimentos, como sucede desde mediados del año pasado".

Ver también: Guzmán: "Los derechos de exportación se usan con un fin de desarrollo productivo"

A mediados de junio, el Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral dio a conocer la edición de Mayo de 2021 del Ag Barometer Austral. El nuevo informe indica que se produjo una caída en el ánimo y confianza de los productores del 12,2%. Mientras que en marzo 2021 su valor era de 90 puntos, en mayo disminuyó a 79. Esto marca el fin en la senda de recuperación que había comenzado en junio 2020, cuando se tocó el valor mínimo desde el comienzo de las mediciones.

¿Qué explica este cambio en el humor de los productores? "Sin dudas, el anuncio del cierre en las exportaciones de carne para reducir los precios internos. Esta medida vuelve a poner sobre la mesa discusiones del pasado y acerca nuevamente el temor de políticas que no han dado resultado", indican los especialistas que elaboran la encuesta gracias a las respuestas de 406 productores cuyo valor bruto de producción es igual o mayor a US$ 200.000.

En un contexto de buenos precios internacionales, en el que los productores manifiestan en su mayoría buenos resultados económicos para la campaña en curso (20/21), la explicación a este freno en la serie debe buscarse en el contexto político. Y, en relación al sentimiento de los productores sobre la medida, las palabras más mencionadas fueron “error”, “ignorancia”, “locura“, “desastre“ y “desconocimiento”.

Márgenes del maíz

La Bolsa de Cereales de Córdoba analizó recientemente la rentabilida del maíz para Córdoba, Santiago del Estero, La Pampa, San Luis y Tucumán: "La tasa de rentabilidad promedio de Córdoba en la campaña 2020/21 se estima en 37% para el maíz temprano y 29% para la siembra tardía, 37 y 21 puntos básicos por encima de la campaña previa".

Si bien se espera un menor rendimiento del cereal para ambos planteos (-5 qq/ha y -9 qq/ha) los precios a cosecha serían superiores al año previo. Esto podría concluir en un resultado económico de US$ 281/ha y US$  219/ha, respectivamente: "De haberse mantenido los precios del cereal que se vieron la campaña previa, la rentabilidad de ambos planteos sería negativa en el orden de -26% y -24% respectivamente", destaca el informe.

Temas en esta nota