Trigo: cuáles son los 11 molinos que producen el 56% de la harina en Argentina

La BCR elaboró un mapa que detalla la actividad de molienda de trigo en el país; por qué el sector es “preponderante” dentro del entramado productivo y cuáles son las proyecciones a futuro

Por
Trigo: cuáles son los 11 molinos que producen el 56% de la harina en Argentina
03deDiciembrede2021a las18:02

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) brindó detalles de todo tipo acerca de la molienda de trigo en el país. El sector, que atraviesa un desempeño “estable” durante los últimos años, cuenta con un conjunto de empresas que lideran la actividad.

En total son 11 los molinos que acaparan el 56 por ciento de la producción de harina en Argentina.

Las empresas de mayores niveles de procesamiento del cereal se mantienen relativamente estables en las últimas campañas. Al mismo tiempo, se destaca que una sola empresa (Molinos Cañuelas SACIFIA) posea una participación del tonelaje total de molienda superior a los dos dígitos (en términos porcentuales), mientras que el resto de las empresas no alcanzan al 5% de participación”, señala el informe firmado por Alberto Lugones y Emilce Terré.

“De hecho –puntualiza-, entre las 11 empresas de mayor molienda, apenas se logra superar el 50% del volumen procesado en las últimas dos campañas. No obstante, en ambos ciclos comerciales se mantuvo una participación relativamente estable y en todos los casos el nivel de procesamiento disminuyó frente a lo sucedido en el período 2019/20. Por otra parte, bajo los estándares del índice Herfindahl-Hirschman, el mercado de producción de harina de trigo pan podría considerarse como un mercado altamente competitivo, puesto que, para la campaña 2020/21, el resultado arrojado en su cálculo es de 625”.

Mapa de la molienda de trigo en Argentina

Los molinos mencionados anteriormente están ubicados en distintos puntos del país, por lo que cada provincia exhibe un nivel de producción acorde a la actividad de los molinos allí ubicados.

En ese sentido, la BCR explicó: “De una forma congruente con ubicación geográfica de la producción de trigo, la mayor parte de los molinos se ubican en la provincia de Buenos Aires, implicando una participación superior al 53% en el ciclo 2020/21. Luego, lo secunda Córdoba registrando el 21% de la molienda total y en tercer lugar se posiciona Santa Fe con el 14% del procesamiento de trigo pan nacional. En una menor proporción se encuentran otras 9 provincias de diferentes regiones del país”.

De la molienda realizada a lo largo y ancho de Argentina se obtiene una producción de harina de trigo pan que superó los 4 millones de toneladas en 14 de las últimas 15 campañas comerciales (con la única excepción del ciclo 2012/13). Asimismo, se estima que el ciclo 2020/21 finalizará con una producción total de 4,6 Mt de trigo pan, lo cual resultaría en una merma cercana al 5% respecto a la campaña previa (donde se dio la mayor producción de harina de trigo pan de nuestro país).

Números del sector

El sector molinero, sostuvo el informe, presenta un desempeño estable en los últimos años. Además, la molienda de trigo juega un rol de suma importancia dentro de la cadena productiva del cereal.

La harina resultante del procesamiento de los granos es un ingrediente utilizado ampliamente en los alimentos que integran la dieta de los argentinos. En las últimas campañas, el tonelaje destinado a la industrialización para el consumo humano ha fluctuado entre los 6,7 Mt en la campaña 2010/11 y los 5,1 del ciclo 2012/13, para luego estabilizarse en un nivel intermedio entre ambos extremos. Hasta octubre de 2021 (campaña 2020/21), según los datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP), se han destinado a la producción de harina 5,3 Mt, acercándose a un tonelaje total estimado de 5,7 Mt, 5% por detrás de las 6,1 Mt procesadas en el ciclo pasado, aunque un 1% por encima del promedio de las 5 campañas anteriores”, precisó la BCR.

Y agregó: “En adición, el procesamiento llegó a representar el 57% de la producción nacional del trigo durante el ciclo 2013/14, al tiempo que no se ha encontrado por debajo del 30% desde el ciclo comercial 2000/01 (29,1%). Por lo cual, se puede afirmar que la molienda ocupa un lugar preponderante dentro del entramado productivo. En las últimas campañas, el porcentaje de la producción que se muele se ha mantenido próximo al 30%, dado que se ha dado un incremento en la producción del trigo frente a un procesamiento relativamente estable”.

Por otro lado, las estimaciones del International Grains Council (IGC) indican que el consumo interno de trigo pan en Argentina para alimentación humana en la campaña 2020/21 sería de 5,2 Mt. Es decir que  se espera que aproximadamente el 91% de lo que se muele dentro del país sea absorbido localmente, mientras que el resto de la molienda sería destinada a exportaciones. En efecto, unas 4 millones de toneladas de harina de trigo pan se consumirían dentro de Argentina, lo cual representa apenas el 1% de la absorción mundial de harinas, muy por detrás de China e India que se hacen del 17,6% y el 16,6%, respectivamente.

Por otro lado, de acuerdo con el IGC, “la exportación de productos derivados de la molienda de Argentina implicaría una salida de casi 600.000 toneladas de productos harineros en la campaña 2020/21”. Este volumen es el mismo que se exportó durante el año 2020 según los datos relevados por el Comtrade de las Naciones Unidas.

De acuerdo con estos datos, detalló la BCR, Argentina se posicionó en el séptimo lugar dentro de los mayores exportadores de productos derivados de la molienda de trigo durante el año 2020, representando aproximadamente el 3,3% de las exportaciones a nivel mundial. Turquía, Italia y Kazajistán se posicionaron en las ubicaciones de privilegio dentro del ranking de exportadores mundial de estos productos seleccionados para dicho año.

“No obstante –añadió el informe-, dentro de los volúmenes negociados se vislumbra el efecto negativo que tuvo el efecto de la pandemia de COVID-19, haciendo que el comercio internacional de estos bienes se reduzca en un 9% respecto al año previo. A pesar de ello, en el 2021 se ha dado una reactivación dentro de los flujos de bienes, por lo cual es de las toneladas negociadas crezca con relación al 2020”.

¿Qué pasará en el ciclo 2021/22?

En torno a las estimaciones futuras, el informe señaló: “Las proyecciones del IGC presentan un aumento en la demanda del trigo a nivel internacional, donde el dato saliente es el incremento de 8 Mt para el consumo humano (pasándose de 532,8 Mt a 540,8 Mt), presionando a la oferta, puesto que la producción crecerá (según los datos preliminares) sólo en 4 Mt (773,4 Mt 2020/21 vs 777,4 2021/22). Como consecuencia, los stocks finales caerían de poco más de 4,1 Mt”.

“Por su parte, se espera que el comercio internacional del trigo crezca y, junto con él, aumentaría la demanda de bienes alimenticios por parte de los habitantes de países no productores de trigo. En este sentido, es de esperar que surjan expectativas positivas de cara al nuevo ciclo para los países exportadores. Argentina, por su parte, se estima que contará con un saldo productivo que puede ser un récord histórico en tonelaje y supone un incremento en las posibilidades de establecerse como un abastecedor internacional de alimentos basados en la harina de trigo pan”, concluyó.

Temas en esta nota

Cargando...