Advierten una falta de oferta en la hacienda para el mercado interno: cómo impactaría en los precios

Desde Rosgan señalan que por ahora no hay indicios de un aumento importante por este motivo

Por
Advierten una falta de oferta en la hacienda para el mercado interno: cómo impactaría en los precios
08deFebrerode2022a las08:47

El precio de la carne es el valor que más ojos tiene sobre la lupa. El Gobierno está interesado en que este valor no tenga sobre saltos, pero no todo es tan simple.

El relevamiento de precios minoristas del IPCVA (Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina) destacó que los precios de los distintos cortes de carne vacuna mostraron en enero un aumento promedio del 2,5%. Sin embargo, hubo incrementos del 4,1% y del 2,9% en otros productos como pollo y pechito de cerdo, respectivamente. 

Desde Rosgan remarcaron que el aumento promedio que exhibieron los cortes vacunos en el último mes de un 2,5%, resultan inferiores al 3,8% de inflación esperada por el mercado, según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) publicado por el Banco Central. De esta manera, resaltaron que las correcciones en el precio suelen darse en dos momentos: a partir de marzo y hasta mediados de año, el precio de la carne vacuna acumula las mayores subas mensuales, mientras que, durante el segundo semestre, los ajustes suelen ser menores al promedio.

A este año se le suma un factor que es un descenso de la oferta disponible para el mercado interno. Esto se debe a un menor número de ingresos de animales a los feedlots, mayores costos de alimentación, menores tasas de conversión a causa de las altas temperaturas y salida de invernadas más livianas por efectos de la seca.

Además, los datos de faena correspondientes a enero por categorías se observó una caída del orden del 3% interanual. “Este indicador comienza a marcar las primeras señales de este potencial bache de oferta que venimos anticipando”, señaló el informe.

Impacto en precio

“A pesar de este faltante, los valores pagados por esta hacienda liviana para consumo no parecen reaccionar en consecuencia. Los valores pagados por el novillito o vaquillona liviana en Liniers apenas acompañan el 3,8% de inflación esperada para el mes”, destacaron desde Rosgan. Sin embargo, el informe resaltó que a pesar del precio de la carne la demanda se mantiene y el traslado de precios se vuelve complicado. 

A pesar de perder el poder de compra de 20 kilos de carne, el consumidor argentino solo redujo en promedio la compra de 2,5 kilos per cápita. Estos indicadores demuestran que el consumidor argentino ofrece una gran resistencia a la baja en el consumo de carne vacuna a pesar de la pérdida en el poder de compra.

“No obstante, la magnitud de la escasez de oferta que termine plasmándose en los próximos meses será determinante al momento trasladar estos ajustes a precios y testear la nueva relación de equilibrio que esté dispuesta a convalidar el consumidor”, concluyó el informe.

Temas en esta nota

Cargando...