Fanáticos de Messi: cómo producen los hermanos responsables del mejor césped del mundo para canchas de fútbol

En Dinamarca, los hermanos Levy aman el fútbol y están orgullosos de combinar la agricultura con su deporte favorito; cuánto ganan por hectárea

Por
Fanáticos de Messi: cómo producen los hermanos responsables del mejor césped del mundo para canchas de fútbol
28deJuniode2022a las08:13

Poa pratensis es la especie que ubica a Dinamarca como uno de los países productores del mejor césped del mundo para canchas de fútbol.

Agrofy News Brasil entrevistó allí a dos productores responsables de la multiplicación de las semillas de esta planta tan importante para millones de aficionados al deporte más querido del mundo, pero también para quienes practican o siguen el golf, el rugby o las carreras de caballos.

Los hermanos Johan y Michael Levy son la cuarta generación de una familia de productores y tienen cerca de 800 hectáreas de área en la región de Frederícia, en el centro del país.

“La agricultura ha sido la actividad de nuestra familia desde el siglo XIX. Variamos con diferentes producciones hasta llegar a las actuales. Aquí se cultiva césped especial desde 2018”, cuenta Johan en diálogo con Daniel Azevedo, periodista de Agrofy News que se encuentra cubriendo un congreso de la Federación Internacional de Periodistas Agrícolas (IFAJ) en Dinamarca.

Actualmente, la familia Levy produce cebada, espinaca y pasto Poa Patensis, también llamado Kentucky bluegrass. Los cultivos de pasto en la finca de los hermanos Levy ocupan unas 40 hectáreas, que producen 400 toneladas de estas semillas al año.

Ver también: Canchera: Vanina Martínez, la ingeniera agrónoma que se atrevió a decirle no al agro

Césped de calidad con valor agregado

La variedad es una de las favoritas para las canchas y ha estado presente en todas las Copas Mundiales de la FIFA, al menos desde 2010, es decir, Sudáfrica, Brasil y Rusia, además de otros campeonatos alrededor del mundo.

Además de estos países, la especie se utiliza en estadios de Inglaterra, Bélgica, Corea del Sur, Francia, Holanda y otros en campeonatos nacionales.

Sus características son el rápido llenado de espacios lateralmente, resistencia y recomposición, además de la uniformidad en variadas condiciones de sol o agua.

Por lo tanto, la semilla es muy cotizada, alcanzando un valor de 3,6 euros el kilo (unos $910 por kilo), lo que significa 910 mil pesos por tonelada para el productor o $91 millones por hectárea. “El césped es un producto de alto valor añadido y requiere mucho cuidado para garantizar su calidad y estándar”, explica Johan.

Michael Levy

¿En qué estadios se usa?

La producción de semillas de bluegrass de los hermanos Levy se vende principalmente a la empresa holandesa Barenbrug, que las vende en todo el mundo.

Antes de salir literalmente a la cancha, la variedad se mezcla con otras especies de césped según las necesidades de cada región o incluso el estilo de juego de los equipos.

Según información obtenida de sitios web especializados, la variedad está en el Estadio Etihad (Manchester City, Inglaterra), Gazprom Arena (Zenit, Rusia) y Estadio Mané Garrincha (en Brasilia).

Los dos hermanos Levy aman el fútbol y están orgullosos de combinar la agricultura con su deporte favorito. Johan apoya a un equipo local HC Horsens y Michael apoya a Barcelona, ​​​​España.

Y precisamente por eso es hincha del jugador argentino Lionel Messi, quien fue ídolo del club catalán durante casi 15 años. "El es muy bueno. Un gran jugador”, resume Michael.

Cuando se le preguntó por Neymar, dijo que no le gusta, pero que apuesta a que el gran campeón del Mundial de 2022 sea Brasil o Argentina (probablemente en un pasto cultivado en su finca).

“Diría que será en uno de los dos países, a pesar de no tener una bola de cristal. Hace mucho tiempo que no ganan y tienen a los mejores jugadores, con pocas excepciones. Pero Dinamarca también llegará fuerte”, concluye el agricultor danés.

Temas en esta nota

Cargando...