Intersiembra de soja en trigo: un sistema de cultivo que gana terreno en la agricultura

El INTA participó del 30° Congreso Aapresid para hablar de este mecanismo, que amplía los tiempos de cosecha, mejora la cobertura verde del suelo y aumenta las ganancias

Por
Intersiembra de soja en trigo: un sistema de cultivo que gana terreno en la agricultura
11deAgostode2022a las12:02

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) participó del 30° Congreso Aapresid, que se realiza en Rosario, donde presentó un sistema de intersiembra de soja en trigo. Según el organismo, este mecanismo podría convertirse en un éxito dentro del sector agropecuario, ya que mejoró el rendimiento de los cultivos y podría generar mayores ganancias.

La disertación estuvo a cargo del representante del INTA Pablo Abbate, quien detalló que este sistema que combina cultivos de gruesa en fina, antes de su madurez, es una práctica en expansión. Se trata de combinar una elevada cobertura verde del suelo y un alto margen bruto, lo que amplía la fecha de siembra del cultivo de verano.

“El primer paso para sembrar la soja es eliminar surcos del cultivo de invierno, una decisión que requiere considerar algunas particularidades del manejo. Para estudiar el efecto del manejo de los surcos, el equipo de investigación se basó en un modelo de estimación usando como unidad de medida el ingreso bruto (IB) para tres precios relativos de trigo y soja. Los resultados arrojaron que los arreglos espaciales entre 75% (es decir, 3 surcos implantados por 1 libre) y 50% de hileras con trigo (1 surco sembrado por 1 libre o 2 x 2) dieron el máximo IB con las tres relaciones de precios estudiadas”, detalló Abbate.

Una vez establecido el esparcimiento de los surcos, se medieron los rendimientos. Así, se comprobó que los cultivos que fueron sembrados con esta técnica lograron mejores rendimientos que los puros, dado que pudieron interceptar mayor radiación fotosintéticamente activa (RFA). 

“La ventaja de la intersiembra trigo/soja es contundente ya que aporta más rastrojo que la soja de primera e igual o mayor cantidad que el trigo puro y trigo/soja de segunda. Si lo comparamos con maíz/soja también incorpora más nitrógeno al suelo”, consideró Abbate. 

Al preguntarse cuál es la combinación óptima de cultivos, el representante del INTA analizó: “Lo ideal es que ningún cultivo sea el dominante. La mejor combinación puede ser medible y será aquella que iguale a la tasa de sustitución relativa (TSr) que se puede calcular como la relación de precios relativa y el rendimiento relativo. Estos factores de la ecuación dependerán de las características de los cultivares como la altura y la capacidad de macollar, pero también de factores de manejo como la latitud de siembra”. 

Cabe destacar que esta práctica resulta seductora para aquellas zonas –como el norte del país– en donde los rendimientos normales de los cultivos son bajos. Asimismo, desde el INTA indicaron que este sistema puede mostrar beneficios en áreas con limitaciones hídricas, donde la soja podría ser reemplazada por sorgo o maíz. 

En términos económicos, la intersiembra gruesa en fina puede dar mayores ganancias que los cultivos puros. De este análisis, se desprende que la combinación de cultivos de verano en los de invierno pueden ampliar el rango de fechas de siembra de soja o maíz; mejorar la cobertura verde del suelo respecto al cultivo puro; y mejorar el margen bruto respecto al cultivo puro o de servicio más un cultivo de grano.

Temas en esta nota

Cargando...