Muerte súbita en la soja: qué variedades soportan mejor esta enfermedad

Ante la falta de fungicidas que combatan el hongo que origina esta enfermedad, el INTA realizó pruebas para determinar qué hacer en caso de infección

Por
Muerte súbita en la soja: qué variedades soportan mejor esta enfermedad
14deSeptiembrede2022a las14:35

En Argentina se identificaron, hasta el momento, cuatro especies de hongos del genero Fusarium, que causan la enfermedad de muerte súbita en las plantas de soja. Como aún no hay un fungicida capaz de combatir esta plaga, que se reportó en todas las regiones sojeras del país, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) realizó diversas pruebas para establecer qué hacer en caso de infección. 

Muerte súbita en soja

La especie de hongo que predomina en Argentina es F. tucumanie, seguida por F. virguliforme, aunque también se detectaron F. crassistipitatum y F. brasiliense. Al respecto, el INTA explicó: “Estos hongos habitan el suelo donde sobreviven como micelio en restos de raíces o rastrojos, o en forma de clamidosporas por varios años. Infectan únicamente las raíces, pero generan toxinas que al ser traslocadas a las hojas pueden ocasionar clorosis y necrosis internerval, defoliación prematura y muerte de las plantas”. 

Los síntomas foliares suelen observarse en los estadios reproductivos del cultivo y la enfermedad comúnmente se presenta en manchones. Además, algunas condiciones ambientales -como alta humedad edáfica y temperaturas moderadas- favorecen a la muerte súbita de las plantas de soja infectadas con estos hongos.

No obstante, la enfermedad suele ser más severa en siembras tempranas, en años frescos y lluviosos, en lotes con riego, y en suelos compactados o mal drenados. Si bien los lotes afectados con esta plaga suelen mostrar pérdidas de entre el 5 y el 15%, hubo casos en donde se debió desechar más del 80% de la siembra. 

Si bien en el país aún no existen fungicidas que controlen esta enfermedad, el INTA brindó algunas recomendaciones para controlar la plaga:

•En lotes severamente afectados se recomienda mejorar el drenaje, disminuir la compactación, controlar el nematodo del quiste, y atrasar la fecha de siembra para evitar sembrar en suelos frescos y muy húmedos, pero la principal herramienta para el manejo de la muerte súbita es el uso de cultivares de soja parcialmente resistentes, ya que no hay genotipos con resistencia completa. 

•En los cultivares parcialmente resistentes se manifiestan los síntomas, pero con menor incidencia y/o severidad que en los más susceptibles. Es necesario realizar evaluaciones en distintos. 

El INTA trabajó sobre los cultivares que participaron en las últimas seis campañas de la Red Nacional de Evaluación de Cultivares de Soja (RECSO), para conocer mejor cómo reducir las pérdidas ante la presencia de la enfermedad de muerte súbita en las plantaciones de soja. 

Al respecto, consideró: “Se identificaron cultivares con distinto comportamiento frente a la enfermedad de muerte súbita, algunos de los cuales se diferenciaron entre sí en forma consistente a través de las campañas estudiadas. Esta información es de utilidad para la elección de cultivares en lotes con presencia de la enfermedad; sin embargo, se debe tener en cuenta que el comportamiento de los mismos puede variar entre campañas y/o localidades, según las condiciones ambientales o por diferencias patogénicas entre poblaciones de las distintas especies causantes de la enfermedad”. 

A continuación, se adjunta el informe completo:

 

Temas en esta nota

Cargando...