Campaña 2022/23: caería un 27 % el consumo de fertilizantes en maíz y trigo

La Bolsa de Comercio de Rosario destacó que los precios, la falta de lluvias y las superficies serían los principales motivos

Por
Campaña 2022/23: caería un 27 % el consumo de fertilizantes en maíz y trigo
03deOctubrede2022a las07:42

El consumo de fertilizantes caería en la campaña 2022/23. El informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) destacó que la demanda tendría una baja del 27 % para trigo y maíz.

Estas proyecciones se basan en mayores precios internacionales, falta de lluvias y menor superficie. En este sentido, se destacó que la caída de consumo de fertilizantes fosfatados y nitrogenados en maíz y trigo pasaría de 4 millones de toneladas en la 2021/22 a cerca de 2,9 millones de toneladas para 2022/23.

“Respecto al consumo de nitrogenados, en trigo se aspira a caer cerca de un 36 %, o 0,44 millones de toneladas, y en el caso del maíz un 29 %, o 0,43 millones de toneladas”, aclaró la BCR. Para la demanda de fosfatados, se espera una caída del 23 % para el trigo y del 15 % para el maíz.

“Un contexto de alta volatilidad en los precios y la comercialización de fertilizantes tiene varios factores por detrás: las tensiones en las cadenas globales de valor, la crisis ruso-ucraniana, las sequías y los temores crecientes de una recesión a nivel global”, argumentó la BCR. Además, se suma un cambio en la situación productiva del trigo y el maíz, que representan cerca de dos tercios del consumo de fertilizantes.

“En lo que hace a los fertilizantes nitrogenados, el uso para el trigo 2022/23 en Argentina caería a los niveles no vistos desde la campaña 2017/18. En línea con las mermas en las importaciones, se espera una caída del consumo de urea por hectárea en torno al 25 %”, destacó el informe. Este escenario se da en una campaña que tendría un millón de hectáreas menos.

Por su parte, el maíz también espera mostrar menos dosis de urea, en tanto persista la escasez de lluvias. “El consumo de nitrogenados en maíz caería en torno a un 29 %, en menor proporción que el trigo. La caída es de menor magnitud en vista de que la retracción de la superficie sembrada con maíz es menor que la sufrida por el trigo”, aclaró la BCR. Los datos reflejan que el maíz proyecta una campaña 2022/23 con un 5,2 % menos de superficie, mientras el trigo tendría un 14 % menos. 

Los fertilizantes fosfatados observan caídas de menor magnitud que los nitrogenados. El consumo de fosfatados como el MAP y DAP puede explicarse por un menor consumo por hectárea, por lo que la caída tiene sustento en la menor superficie sembrada, especialmente en trigo. 

“En este contexto, se proyecta una caída de consumo en fosfatados en torno al 23 % para el trigo y de casi el 15 % en el maíz. Es decir, en términos históricos el panorama de consumo de fosfatados no muestra los mínimos que se observan en nitrogenados”, aclaró la Bolsa de Comercio de Rosario. 

Sin embargo, hay un menor uso de estos fertilizantes. “La caída de consumo de fertilizantes fosfatados y nitrogenados en maíz y trigo pasaría de 4 millones de toneladas en la 2021/22 a cerca de 2,9 millones de toneladas para el año comercial 2022/23, una reducción total de consumo cercana al 28 %”, concluyó el informe.

Temas en esta nota

Cargando...